Guía de la ciudad de Barcelona

Barcelona es una de las ciudades más cosmopolitas de Europa. Moderna, pero sin renunciar a su herencia histórica, siempre está en constante evolución. A cualquier hora del día encontraremos un lugar que visitar, un restaurante o bar que descubrir, una actividad que realizar o centenares de propuestas para elegir. Conoce todo lo que necesitas saber sobre Barcelona a través de esta completa guía.


La ciudad de Barcelona, en Catalunya
Fuente de la imagen: Blog Camper

Para describir la ciudad de Barcelona, en Catalunya, se quedan cortos los adjetivos: cosmopolita, moderna, encantadora, cuidada, innvovadora... La lista sería interminable. La Ciudad Condal acoge todo lo que uno puede imaginar y mucho más: un excepcional patrimonio monumental y artístico, unos cuidados y originales barrios y calles, una impresionante y vanguardista oferta de hoteles y restauración, un excepcional ambiente nocturno, inacabables propuestas de ocio...


Para que te organices y no tengas ningún problema, la capital catalana está dividida en diez distritos, que se extienden desde la ladera del Tibidabo hasta el mar Mediterráneo, y cada uno tiene su propia personalidad y mucho que ofrecer: Les Corts y Pedralbes, Horta-Guinardó, Nou Barris, Gràcia i Park Güell, Sant Andreu, Ciutat Vella, Eixample, Sants-Montjuïc, Sarrià – St. Gervasi y Sant Martí.


¡Y aquí sí hay playa! En 1992, con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos que tuvieron lugar en esta villa catalana, se realizaron obras para regenerar toda la costa. Gracias a ello, hoy en día Barcelona dispone de nueve playas y una zona de baños, todas muy céntricas, excelentemente comunicadas con el centro y ubicadas a pocos minutos de cualquier punto de la ciudad.

La Sagrada Familia de Barcelona
Fuente de la imagen: Ahora Información


Qué ver en Barcelona

  • La obra de Gaudí en Barcelona. El arquitecto Antonio Gaudí repartió su impresionante obra modernista por toda la ciudad. Son auténticas joyas salidas de una mente prodigiosa e irrepetible:

- La Sagrada Familia: es la obra de mayor tamaño, y la más importante de Gaudí, además de un auténtico símbolo de la Ciudad Condal. Fue iniciada en 1882, pero no estará finalizada hasta el año 2026. Aún así, ya está considerada patrimonio de la Humanidad. La entada general con audioguía cuesta 22 euros.

- El Parque Güell: construido entre los años 1900 a 1914, también ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad. Es un auténtico prodigio por su magnífica artesanía y por el inhabitual uso de materiales y plantas. El parque acoge la Casa Museo Gaudí. La entrada general cuesta 7,50 euros.

- La Casa Batlló: fue un encargo que recibió Gaudí 1904 para reformar un edificio ya existente. El resultado es de lo más colorista y original. Se encuentra en el número 43 del Paseo de Gracia, y la textura de su fachada recuerda el oleaje del Mar Mediterráneo y a las irregulares formas de la montaña de Montserrat. Sus patios interiores demuestran el excelente del dominio que Gaudí tenía de la luz.

- La Torre Bellesguard: el propio Gaudí la consideró una de sus obras más personales y emblemáticas. Se halla a los pies de la montaña del Tibidabo, y tras permanecer casi 100 años cerrada reabrió sus puertas el 18 de septiembre de 2013. Se la conoce también como la Casa Figueras, y fue edificada sobre las ruinas de la residencia del Palacio Real de Martín I “el Humano”, del siglo XV.

- La Casa Milà o La Pedrera: es uno de los encargos que Gaudí recibió por parte de la familia Milà, y en ella el arquitecto quiso reflejar la idea que tenía de cómo debía ser una vivienda de principios del siglo XX. A la señora Milà no le gustó el resultado, y dio al edificio el despectivo nombre de La Pedrera. La entrada cuesta 20,50 euros.

La Casa Batlló, en Barcelona
Fuente de la imagen: Flickr

- Otras obras de Gaudí en la ciudad son la Casa Vicens, que es de 1888 y de la que sólo podemos ver el exterior; la Casa Calvet, de 1899, también de propiedad privada y que no admite visitas; las Farolas de la Plaza Real, del año 1878; la Iglesia de la Colonia Güell, de 1917; el Colegio de las Teresianas, de 1889, en el que sólo se puede visitar el exterior; los pabellones para las cuadras de la Finca Güell, de 1887, o la puerta Miralles, de 1902.

  • Museo Picasso: Inaugurado en 1963, acoge una colección permanente de la obra que el pintor Pablo Picasso realizó durante sus años de formación. En total, 4.251 obras que se pueden contemplar y disfrutar por 12 euros.
  • Fundació Joan Miró: más de 14.000 piezas del pintor catalán Joan Miró, entre las que se encuentran pinturas, esculturas, textiles, cerámicas y dibujos, conviven en este espacio junto con las obras de otros destacados artistas vanguardistas, como  Pierre Matisse, Manuel de Muga, Marguerite y Aimé Maeght, Josep Lluís Sert, Francesc Farreras, Josep Royo, Gérald Cramer o David Fernández Miró. La entrada general cuesta 12 euros.
  • Otras visitas imprescindibles en Barcelona son las de la Catedral de Santa Eulalia, el Hospital de la Santa Cruz y San Pablo, la Basílica de Santa María del Mar, el Pueblo Español, el Mercado de San José o “La Boquería”, el Camp Nou, el puerto deportivo Port Forum, la Torre Agbar o la Montaña del Tibidabo: es la cima más alta de la Sierra de Collserola, y acoge el Parque de Atracciones del Tibidabo, el Parque Zoológico de Barcelona o el Aquarium.
Las Ramblas de Barcelona
Fuente de la imagen: Bonogelato

Calles y barrios emblemáticos de Barcelona

  • Las Ramblas: es una de las calles más emblemáticas de Barcelona. Totalmente arbolada, en verano presenta una alta ocupación de turistas. A lo largo de esta calle hay puestos de venta, estatuas humanas, músicos o pintores de caricaturas. Aquí se encuentra el Liceu, el Palau de la Virreina y el famoso Mercado de La Boquería.
  • Carrer del Rec: original calle curvada llena de encanto, gracias a sus soportales y alegres balcones. Por esta histórica vía circulaban las aguas del último tramo del antiguo acueducto medieval de la ciudad.
  • Carrer d’Aiguafreda: en castellano significa calle de Agua Fría, y no es muy conocida, más bien uno de los tesoros ocultos de la ciudad. Se halla en la zona de Horta, lejos del bullicio, y no parece una calle de una gran ciudad, ya que apenas tiene tránsito y los niños juegan a sus anchas en mitad de esta bonita vía.
  • Carrer del Bisbe: en tiempo de los romanos era la principal vía de Barcino, y hoy en día la encontraremos en el Barrio Gótico. Además de histórica y bella, aquí se halla uno de los monumentos más buscados y fotografiados de la ciudad, el Pont del Bisbe.
  • Passeig de Gràcia: situado en el barrio de l’Eixample, es una de las calles más elegantes de la Ciudad Condal. En ella se encuentran algunos de los principales símbolos del modernismo y el novecentismo catalán, como la Pedrera, la Casa Batlló, la Casa Ametller o la Casa Lleó Morera.
  • Carrer dels Tallers: próxima a Las Ramblas, esta calle recorre 500 metros hasta la Plaça Universitat. Es una vía estrecha y peatonal que cuenta con más de 700 años, y en la que podrás encontrar las tiendas con propuestas más alternativas y los bares y pubs más originales de la ciudad. Conserva su encanto medieval, época en la que albergaba los talleres de madera y de hierro.
  • Barrio Gótico: ubicado en el distrito de Ciutat Vella, en el centro la ciudad, es la zona más antigua de la Ciudad Condal, y una de las más bonitas. En este barrio se encuentran la Catedral de Santa Eulalia, la Plaza Sant Jaume, la Plaza Real, la Plaza del Rey, la calle Portal de L'Angel, la Plaza Nova, el Museo Frederic Marès o el Barrio Judío.
Bar de tapas Quimet i Quimet, en Barcelona
Fuente de la imagen: Culinary Backstreets

De tapas por Barcelona

En Barcelona se pueden encontrar restaurantes todo tipo: cocina tradicional, propuestas culinarias de todo el mundo, cocina de autor... Aunque las posibilidades son infinitas, hemos preferido hacer una ruta por los mejores bares tapas y raciones de la Ciudad Condal, una deliciosa y económica forma de comer.

  • Pollería Fontana: que no te engañe el nombre. No se trata de una pollería, sino de un bar de tapas que apuesta por la cocina tradicional catalana. También podrás encontrar otras tapas más populares, como la paella. En la calle Vila de Gràcia.
  • L'Òstia: en este bar de la Barceloneta con ambiente marinero podrás degustar excelentes tapas de las de toda la vida: ensaladilla rusa, croquetas, pescadito frito, calamares, rabo de toro...  En la Ciutat Vella.
  • Quimet i Quimet: uno de esos bares tapas que aparece como recomendado en todas las guías gastronómicas. Sus tapas son fantásticas, pero lo mejor es su vermut de grifo, su cerveza propia y su completísima carta de vinos. En el Poble-Sec.
  • La Esquinica: ubicada en el Nou Barris, se trata de una tasca aragonesa de lo más solicitada. Como no aceptan reservas, cuentan con una “salica de espera”. Lo mejor de todo, sus encantadores camareros.
  • El 58: uno de los bares estrellas del Poblenou, con un ambiente muy agradable y unas tapas de lo más creativas, como la brocheta de langostino con chile dulce. En plan más clásico, no te pierdas las gambas a la plancha o las patatas bravas.
  • La Cova Fumada: en este bar de la Barcelona se inventó hace más de 60 años la Bomba, una patata rebozada rellena de carne picada con salsa picante. Otras exquisitas tapas son los garbanzos estofados, la capipota o el bacalao.
  • O'Retorno: el nombre no deja dudas. Es uno de los mejores gallegos de Barcelona. Que no te asuste su aspecto o las fotos de comida a la entrada. Y aquí la tapa se ofrece gratis con la caña. Las raciones son enormes, como pulpo a la gallega, tripa a la gallega, oreja... En L'Antiga Esquerra de l'Eixample.
Barcelona Shopping Line
Fuente de la imagen: Catalunya Experience


De compras por Barcelona

No sabes lo que es salir de compras si no has hecho shopping en Barcelona. La ciudad posee varias zonas comerciales, todas con una completa oferta de gran calidad. La más popular es la llamada “Barcelona Shopping Line”, que tiene una extensión de 5 kilómetros. Este “paseo comercial” pasa por el Port Vell, el Raval, la Rambla, el Barrio Gótico, la Plaça de Catalunya, el Passeig de Gràcia, la rambla de Catalunya, l'Eixample y la avenida Diagonal. Lo que más abunda son tiendas de ropa, de accesorios y de calzado.


La zona más elegante es la conocida como el Bulevard Rosa, que abarca el Passeig de Gracia, la Rambla Catalunya y las calles Aragó y València. Aquí te esperan más de un centenar de las  más vanguardistas y elitistas de la ciudad. También es de lo más sofisticado el Born, junto al Barrio Gótico, y no sólo para adquirir ropa o accesorios, también regalos o productos gourmet.


Mucho más popular es la zona del Port Vell – La Rambla – El Raval – La Ribera. Aquí se alternan las tiendas tradicionales con las más modernas, y acoge el famoso centro comercial Maremagnum o el popular Mercado de la Boquería.


Otras zonas tradicionales de compras son la del Barrio Gótico – Pl. de Catalunya, con más de un millar de tiendas, incluidas las franquicias más conocidas de moda; Sant Antoni Comerç, un barrio con más de 1000 establecimientos; la zona comercial que va desde el Palau de la Música a la Pla del Palau, donde se pueden adquirir objetos de diseño, de artesanía y típicos de Barcelona, o el gran eje comercial del Eixample.

La noche en Barcelona
Fuente de la imagen: ViviendoBarcelona

De copas por Barcelona

La noche barcelonesa es una de las mejores de Europa. Bares de copas, discotecas, salas de música en directo, clubes, karaokes, restaurantes que abren hasta altas horas... Aquí cuentan con planes tan originales como la Ruta de la Absenta, una bebida alcohólica con propiedades psicotrópicas. Es un plan sólo para valientes, que incluye bares como el Absenta, en La Barceloneta, o el Bar Pastís, el Absenta del Raval o el Bar Marsella, en la Ciutat Vella.


Si quieres bailar hasta altas horas de la mañana, apunta estos clubes: el Sidecar Factory Club, en el número 7 de la Plaça Reial; el Ramazztazz, en el número 122 de Carrer dels Almogàvers; el BeCool, en el número 5 de la Plaça de Joan Llongueras; la Sala Apolo, en el número 113 de Carrer Nou de la Rambla; el City Hall, en el número 2 de la Rambla de Catalunya, o el Macarena, en el número 5 de Nou de Sant Francesc.


Entre las zonas con más ambiente de la Ciudad Condal se encuentran la zona de Gracia, con bares de tapas, coctelerías, cervecerías o locales de jazz, R&B y música latina; el Barrio Gótico y el Born cuentan con las mejores coctelerías, los bares de diseño más de moda y diversas salas y discotecas; el Eixample está repleto de bares y discotecas donde se puede escuchar desde la música más comercial hasta el techno más underground; el Poble Nou, donde las discotecas y los bares cierran más tarde; la zona del Puerto Olímpico, con multitud de bares, discotecas o terrazas siempre de lo más concurridos, o el Port Vell, donde se halla el centro comercial Maremagnum, donde encontrarás el mejor ambiente tanto de día como de noche.

Vista panorámica de Barcelona
Fuente de la imagen: Pixabay

Hay quien dice que Barcelona es la mejor ciudad del mundo. ¡Juzga por ti mismo!