Guía de la ciudad de Tarragona

No es Roma, pero casi. Porque conserva todo el esplendor de los tiempos romanos que además combina con unas propuestas muy atractivas para pasar unos días inolvidables. Nos vamos a descubrir la historia, el presente y el futuro de Tarragona.

Guía de Tarragona
El País


Con un pasado como capital de una gran provincia romana, con todo el legado de Tarraco aún presente en sus calles, Tarragona es un destino que te ofrece todo lo que necesitas para una escapada de fin de semana o para unas vacaciones de ensueño. Un destino con infinidad de propuestas, cada una más atractiva, para vivir una experiencia mágica e inolvidable.

Una ciudad abierta al pasado, al presente y al futuro, una ciudad que mira al mar con las mejores playas de la Costa Daurada, una gastronomía exquisita, un inmenso patrimonio cultural y natural y una gran cantidad de Patrimonio Mundial entre sus calles, son reclamos más que suficientes para viajar a Tarragona. Y para que no te pierdas nada, sigue nuestra guía completa de Hoteles.net.

Anfiteatro romano en Tarragona
Traveler

La Tarraco romana

Como capital de una de las provincias romanas más importantes, la Tarraconense, la ciudad está sembrada de restos romanos, muchos de ellos declarados Patrimonio Mundial.

Para apreciar por completo todos los restos romanos, la mejor idea es pasar en primer lugar por la Antigua Audiencia para visitar la maqueta de Tarraco y hacerte una idea global de cómo era la ciudad en el siglo II. Con el trazado romano en la cabeza, puedes empezar la fascinante visita por la Tarraco Romana.

El anfiteatro: es el monumento más visitado en Tarragona. Resulta impresionante no solo por su buen estado de conservación, sino por sus vistas al mar. Fue construido en el siglo II y tenía capacidad para 14.000 espectadores con unas gradas excavadas en la propia roca. 

Acueducto Pont del Diable: fue construido en el siglo I con enormes sillares formando doble arcada. Llevaba a la ciudad las aguas desde el río Francolí y medía 15 kilómetros de los que actualmente se conservan 217 metros.

Conjunto Paleocristiano del Francolí: el conjunto consta de una domus suburbana del siglo IV en la que se aprecian muy bien unos baños y algunos mosaicos y una basílica paleocristiana del siglo V en la que se encontraron 160 tumbas.

Foro local: también llamado Foro de la Colonia, fue construido en el año 30 a. C. Resulta fascinante pasear entre las ruinas de lo que fue el centro religioso y social de la ciudad romana.

Foro provincial: Tarragona tiene otro foro, esta vez como centro político y administrativo y edificado en el siglo I. 

Muralla: es una impresionante muralla del siglo II a. C que en su momento medía 3.500 metros de los que hoy quedan 1.100. La rodea un Paseo Arqueológico que la separa de la otra muralla, esta vez medieval del siglo XVI.

Circo romano: ubicado entre la Vía Augusta y el Foro provincial está este circo del siglo I con capacidad para 30.000 espectadores. Es uno de los mejor conservados de Europa.

El Pretorio: te sorprenderá esta visita a la torre romana comunicada con el Foro provincial por unos pasillos subterráneos. La historia le ha dado diversas funciones, como cárcel o como palacio de los reyes de la corona de Aragón.

Teatro romano: fue construido en época de Augusto en un lugar privilegiado como es la zona portuaria. Aunque ha sufrido muchas avatares a lo largo de su historia, aún se conserva lo bastante bien como para que puedas imaginarte estar asistiendo a un espectáculo digno de emperadores.

Museo Arqueológico Nacional de Tarragona: este museo te dará las claves para entender y poner en contexto todo el legado romano que pervive en la ciudad.

Qué ver en Tarragona
Wersemei

Qué ver en Tarragona

No solo de historia romana vive la ciudad de Tarragona, que cuenta con una interesante red de museos y con monumentos de todas las épocas históricas.

Balcón del Mediterráneo: no es un monumento como tal, es uno de los lugares más emblemáticos de Tarragona. Se encuentra al final de la Rambla Nova y además de ser un mirador espectacular, dicen que su barandilla te da buena suerte si la tocas.

Catedral de Santa Tecla: comenzó a construirse en el siglo XII y tiene una preciosa mezcla de estilos románico y gótico. El rosetón de su fachada es todo un símbolo de la ciudad y dentro se encuentra el Museo Diocesano.

Casa Canals: es una especie de casa museo fiel reflejo de una casa señorial que cuenta con la particularidad de haber sido construida aprovechando la muralla romana.

Casa de la Festa: es un espacio expositivo alrededor de la fiesta local a Santa Tecla en el que se tiene muy en cuenta la tradición de las torres humanas, tan típicas de Cataluña.

Museo de Arte Moderno: se ubica en tres casas del siglo XVIII habilitadas para albergar una interesante colección de pintura, escultura y fotografía.

Museo del Puerto: es un espacio para la divulgación y preservación del patrimonio marítimo en Tarragona que cuenta con propuestas de rutas muy interesantes para conocer la vida portuaria y marítima de la ciudad.

Hospital Medieval: es un edificio mezcla de románico y gótico situado en las inmediaciones de la catedral que llama la atención por su porche, con cinco arcos de medio punto apoyados sobre pilares con columnas adosadas a la fachada.

Museo Bíblico Tarraconense: es un espacio muy interesante ubicado en la Casa de los Concilios con una amplia colección de arqueología, libros y arte dedicados a la cultura judeocristiana. 

Capilla de Sant Pau: en la parte más elevada de la Acrópolis, en el Seminario, te encuentras en uno de sus claustros esta legendaria capilla del siglo XIII que se construyó en el punto exacto donde dicen que en su día predicó San Pablo.

Bóvedas de la calle Mercería: merece la pena pasearse bajo esta arcada gótica que conserva todo su sabor medieval y en donde los domingos se celebra un mercadillo.

Playas de Tarragona
Diari Mes

Playas de Tarragona

Tanta historia y cultura no hacen que Tarragona desmerezca como destino de playa con sus 15 kilómetros de costa en plena Costa Daurada.

Playa del Miracle: es una playa urbana que comienza junto al puerto. Se llega a ella siguiendo la Rambla Nova hasta llegar al mirador el Balcón del Mediterráneo.

Playa de la Arrabasada: está más alejada del centro, en una zona residencial, pero merece la pena acercarse hasta esta playa porque es de las más tranquilas de la ciudad.

Playa la Savinosa: es una pequeña playa semiurbana de 350 metros de largo por 42 de ancho. Su arena fina y su grado de ocupación media la hacen ideal para pasar el día entero.

Playa dels Capellans: más pequeña aún esta playa de arena fina y dorada que se encuentra bastante aislada, lo que te garantiza una baja ocupación.

Playa Larga: debe su nombre precisamente a su extensión de casi 3 kilómetros. Aguas tranquilas y cristalinas y arena fina en una zona residencial poco frecuentada.

Playa de L'Arboçar: es un pequeño paraíso de 200 metros en el que podrás disfrutar de las aguas tranquilas y la esencia mediterránea.

Playa de Becs: es un pequeña cala de unos 200 metros con una ocupación baja y frecuentada por nudistas.

Playa la Mora: es una playa semiurbana que se encuentra en la urbanización del mismo nombre. Tiene unos 500 metros de arena fina y aguas cristalinas.

Cala Jovera: son 90 metros de playa virgen en un entorno tan fascinante como los alrededores del Castillo de Tamarit.

Playa de Tamarit: aunque pertenece al término municipal de Tarragona, esta playa está ya en el antiguo pueblo de Tamarit. Supone toda una sorpresa por las vistas, su extensión de casi dos kilómetros y el entorno natural privilegiado que la rodea.

Gastronomía en Tarragona
La Vanguardia

Qué comer en Tarragona

Comer en Tarragona es uno de esos placeres que debes regalarte al menos una vez en la vida. Se trata de una auténtica cocina mediterránea en el que el mar y la agricultura se combinan en mil variedades de placer. Platos típicos como la cazuela de romesco, el arroz negro o los fideus rossejats no pueden faltar en tu degustaciones.

Si quieres ir de tapas, acércate hasta la Plaça de la Font y allí encontrarás un verdadero paraíso gastronómico. A tener en cuenta son las recomendaciones del Quattros con su cuidada presentación de la cocina más tradicional reinterpretada o el Txantxangorri, con productos naturales de primera calidad en los que podrás redescubrir los sabores auténticos.

O tal vez prefieras sentarte tranquilamente a una buena mesa y para eso puedes dirigirte al Serrallo, el barrio de pescadores. Platos obligados de arroz y de marisco, pero con infinita variedad de pescados sabrosos y frescos. No fallas si entras en el Xaloc, que es el lugar donde ponen el mejor romesco.

Shopping en Tarragona
Diari de Tarragona

De compras en Tarragona

No tienes que reservar un día en concreto para hacer shopping porque podrás ir de compras al mismo tiempo que haces la visita cultural. Tarragona es una ciudad con un comercio muy variado en el que podrás adquirir moda nacional e internacional, joyería de autor y, sobre todo, disfrutarás en las tiendas de anticuarios.

La Rambla Nova y las calles adyacentes te ofrecen los comercios habituales de cualquier ciudad con el añadido de las tradicionales tiendas locales de productos artesanos. Si te interesa el arte, las joyas y las antigüedades, en el caso antiguo encontrarás todo lo que puedas soñar.

No podía faltar en una capital de provincia como Tarragona grandes superficies comerciales en las que además de ir de compras encontrarás muchas alternativas de ocio. Les Gavarres y Parc Central son ideales para pasar un día lluvioso en familia. Y si prefieres los rastros o mercadillos, no te pierdas el de Rambla Nova los martes o los viernes y el del casco antiguo el domingo.

De copas por Tarragona
Diari de Tarragona

La noche en Tarragona

Estamos de acuerdo en que la ciudad de Tarragona no es Salou, pero tampoco te van a faltar ofertas de ocio nocturno. La noche suele empezar la Plaza de la Font, en la Part Alta donde hay locales tanto para tomar unas copas en plan tranquilo como para quedarse allí hasta las tantas en la Sala el Cau, por ejemplo, o la Discoteca Totem.

En la Part Baixa encuentras locales emblemáticos como el Premium Club o la Sala Zero. Si quieres algo más alternativo, prueba en La Cantonada o en los 12 Topos. Y en la Tarraco Arena Plaça se organizan habitualmente conciertos y fiestas temáticas. Encontrarás marcha para todos los gustos.

Castells en Tarragona
Pinterest

Fiestas en Tarragona

Como la ciudad dinámica que es, en Tarragona tienen un calendario de fiestas y eventos durante todo el año, así que puedes viajar cuando quieras porque siempre encontrarás algo que celebrar. Incluso en las festividades tradicionales como Navidad, Semana Santa o el Carnaval, comprobarás que en esta ciudad se vive muy intensamente. 

Pero la fiesta más grande y querida por los tarraconenses es Santa Tecla, entre el 15 y el 24 de septiembre y declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional que lleva celebrándose desde el año 1.321. Por su parte, el patrón es Sant Magí, que también tiene su propia fiesta entre el 16 y el 19 de agosto.

Un evento tradicional y muy interesante es el Concurso de Castells o torres humanas que se celebra cada dos años en el Tarraco Arena Plaça. Sin embargo, todos los años y por toda la ciudad puedes encontrar muestras de esta actividad tan particular de Cataluña.

No podía faltar en una ciudad en la que la huella romana está tan presente una recreación histórica como el Amfiteatrum, donde puedes viajar en el tiempo de la mano de los mejores gladiadores del Imperio Romano. En la misma línea de recreación y divulgación histórica, se celebra Tarraco Viva en mayo, donde también puedes vivir la tradición culinaria romana en Tarraco a Taula.

En el mes de julio se celebra el Festival Internacional de Teatro con propuestas muy atractivas de autores nuevos nacionales e internacionales y representaciones en los espacios más emblemáticos de la ciudad.

La lista de eventos es interminable. Tienes jornadas gastronómicas, musicales y culturales de todo tipo, pero especial atención merece el Festival Internacional Dixieland, con jazz recién traído de Nueva Orleans. 

Disfruta de tu viaje a Tarragona
Tarragona Online

No te pierdas un viaje a Tarragona, una ciudad que, sin perder de vista su pasado, vive intensamente el presente para regalarte una experiencia inolvidable.