Guía de la ciudad de Toledo

La ciudad de Toledo siempre es una buena opción para recrearte en tus vacaciones o en una breve escapada.

Guía de Toledo
Toledocard

A una hora escasa de Madrid, que se reduce a la mitad si viajas en AVE, nos sorprende Toledo, declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por la infinidad de razones que podrás comprobar en tu visita. Por eso en Hoteles.net te dejamos una guía completa para que no te pierdas nada de los tesoros que te ofrece la ciudad imperial, monumentos, arte, cultura, gastronomía, copas y compras...toda una historia condensada en el casco antiguo de la ciudad.

El río Tajo envuelve en su caudal esta ciudad amurallada que un día fue Ciudad Imperial y que mantiene su carácter grandioso. Las huellas de la Historia están más visibles en Toledo y así podrás viajar en el tiempo hasta esa época en la que se convirtió en la Ciudad de las Tres Culturas, donde convivían en presunto respeto musulmanes, judíos y cristianos. 

Si eliges como punto de partida la Plaza de Zocodover, las diferentes épocas históricas te acompañarán a través de su laberíntico trazado urbanístico, las leyendas toledanas te atraparán en susurros en sus estrechas calles y la grandeza de sus monumentos hará que sientas todo el peso de la Historia. 

La Catedral de Toledo
catedralprimada.es

Qué ver en Toledo

Si nada más llegar te acercas a la Oficina de Turismo y consigues un plano de la ciudad, comprobarás la inabarcable cantidad de puntos señalados, todo imprescindibles, todos fascinantes. Pero no te inquietes, que Toledo es para descubrirlo con calma, saboreando cada rincón y tomándote tu tiempo para asimilarlo después. Y además, ¿quién dice que en esta visita a la Ciudad Imperial no te vas a quedar con ganas de más? Porque queda mucho por ver, pero toma nota de lo más importante.

  • La Catedral: la joya de Toledo es la Catedral de Santa María o la Catedral Primada, de estilo gótico. En el interior encuentras "El Tesoro", de forma literal y también metafóricamente con sus diferentes salas y museos. La sacristía es al mismo tiempo una pinacoteca con cuadros del omnipresente Greco y de otros artistas de la talla de Goya, Velázquez, Tiziano, Caravaggio o Van Dyck.
  • El Alcázar: de origen romano, el Alcázar es toda una fortaleza ubicada en el punto más alto de la ciudad. Su esplendor lo vivió en tiempos del emperador Carlos V, pero en todas las épocas históricas ha sido uno de los monumentos más emblemáticos de Toledo. Hoy alberga el Museo del Ejército y al mismo tiempo acoge la Biblioteca de Castilla la Mancha.
  • El Museo del Greco: hablar de Toledo, su historia, su cultura y su arte es también hablar de Domenikos Theocopoulos, El Greco. Este museo, dedicado por entero a la vida y obra del pintor cretense es de los más modernos de la ciudad y es una visita obligada.
  • La Sinagoga Santa María la Blanca: se trata una visita breve al interior de este templo que un día fue sinagoga y que hoy pertenece a la Iglesia Católica. Puede ser el momento de paz y descanso que necesitas para asimilar todo lo que estás viendo en Toledo.
  • El Museo Sefardí: también llamado Sinagoga del Tránsito, no te dejes vencer por la impresión seria y adusta de su fachada, porque en su interior se muestra con toda su grandeza la época más cultural y resplandeciente de Toledo.
  • La Mezquita del Cristo de la Luz: es la mejor muestra de arquitectura califal en Toledo. Llama la atención su fachada de ladrillo rojo y una placa que informa de su fundación en el año 999. Es una mezquita cargada de leyenda en la que también encuentras restos romanos, visigodos y cristianos. 
  • El Museo de Santa Cruz: lo que en el siglo XVI fue planeado como hospital para enfermos, hoy es un museo con una colección permanente de restos arqueológicos que nos muestran los primeros pasos de la ciudad de Toledo acompañados de obras de arte entre las que destaca "La Ascensión" del Greco. Este museo es de los más activos en la ciudad y seguramente te encuentren en tu visita con alguna exposición temporal que merece la pena. 
  • San Juan de los Reyes: este majestuoso monasterio de estilo hispanoflamenco refleja de el poderío y la época de esplendor de los Reyes Católicos. El arquitecto Juan Guas fue el encargado del proyecto y el resultado es uno de los monumentos más grandiosos de la Ciudad de las Tres Culturas.
  • Museo de los Concilios y la Cultura Visigoda: a veces nos olvidamos de esa parte de la Historia de la Península Ibérica en la que fuimos Visigodos. Este museo está situado en la Iglesia de San Román para recordar el floreciente pero breve reinado de ese pueblo germánico que en Toledo dejó su huella para toda la eternidad. 
  • Iglesia de Santo Tomé: a estas alturas te habrás dado cuenta de la cantidad de iglesias, conventos, monasterios y demás edificios religiosos que hay en Toledo. Puede que al final te parezcan todos iguales, pero la Iglesia de Santo Tomé es parada obligatoria y además por un solo motivo: aquí está la obra maestra del Greco, "El Entierro del Señor de Orgaz".
  • Museo de Victorio Macho: este museo rompe con la temática histórica de la visita a Toledo. Es un lugar dedicado al escultor palentino Victorio Macho, pensado a modo de casa-museo, que te sorprenderá por el entorno donde está ubicado, justo en la Roca Tarpeya
Termas romanas en Toledo
Consorcio Toledo



Rutas por Toledo

Además de todo el patrimonio monumental que se aprecia a simple vista, lo que más éxito tiene en el turismo en Toledo son las rutas. Numerosas empresas ofrecen experiencias diferentes de visitas guiadas a ese Toledo nocturno, siniestro, mágico y sobrenatural. 

También es recomendable hacer una ruta alrededor de la muralla. El puente de Alcántara y el Puente de San Martín tienen vistas espectaculares y las diferentes puertas que en su día daban acceso a la ciudad están llenas de curiosidades que te sorprenderán, como la puerta del Cambrón, la puerta de Visagra o la Puerta del Sol.

Otra ruta interesante que ofrece el Consorcio de Toledo es la de Patrimonio Desconocido, donde te descubren baños árabes, termas romanas, pozos islámicos y la mítica Cueva de Hércules. ¿Tienes ganas de descubrir más? Pues aún hay más.

Toledo también tiene sus zonas verdes, como los Jardines del Tránsito, un lugar perfecto para tomarse un descanso bajo la atenta mirada de la Sinagoga del Tránsito y del Museo del Greco. O la senda ecológica, un recorrido asequible por la orilla del Tajo que te lleva del puente San Martín al puente de Alcántara. 

Castillo de San Servando
Leyendas de Toledo



Lugares de interés de Toledo

Advertimos que nunca terminas de descubrir por completo esta ciudad; Toledo guarda muchos secretos en forma de leyendas y edificios simbólicos que representan mucho más de lo que se aprecia a simple vista. Por eso a veces conviene salirse del recorrido turístico habitual y sonsacarle algún secreto.

  • El castillo de San Servando: está fuera de la muralla, tendrás que atreverte a salir de esa zona de confort que es el casco antiguo y cruzar el puente de Alcántara. En lo alto de una roca verás un auténtico castillo medieval de cuento que ahora funciona como albergue y que en su día, dicen, alojó al mismísimo Cid Campeador.
  • La Escuela de Traductores: no se encuentra dentro del recorrido turístico habitual, pero una visita a la famosa Escuela de Traductores, que fue el mayor centro de traducción de la hispanidad, te dará las claves de por qué te encuentras fascinado en esta Ciudad de las Tres Culturas.
  • El Hospital Tavera: construido en el siglo XVI por Alonso de Covarrubias, es un edificio de estilo renacentista situado fuera del recinto amurallado. Tiene una apabullante biblioteca y es también la sede del Archivo de la Nobleza y, por supuesto, como casi todos los lugares que se precien en Toledo, te encuentras algún cuadro de El Greco.
  • Posada de la Hermandad: hoy es un centro cultural municipal que ofrece exposiciones temporales, cursos, charlas y talleres, pero en el pasado su uso estuvo marcado por la Inquisición. Acusaciones, juicios, encierros en las mazmorras y condenas se producían en este lugar en el que aún se siente una extraña energía.
  • Mirador del Valle: no hay visita a Toledo sin una vista panorámica y la mejor de todas, sin lugar a dudas, es la misma que tuvo El Greco y que plasmó en muchas de sus obras. Para llegar, tienes que tomar la carretera de circunvalación y seguir las indicaciones hacia el Parador Nacional.
Tapas en Toledo
Fleetinglife



De tapas por Toledo

En el casco antiguo no hay una zona concreta de tapas, pero estamos en Castilla la Mancha y aquí cualquier calle cuenta con al menos un par de bares en el que puedes degustar la gastronomía típica, en forma de tapas, raciones o menús. Tú eliges. Pero no te quedes sin probar las míticas "bombas" de El Trébol porque es de obligado cumplimiento. 

Y ¿qué se come en Toledo? La variada oferta gastronómica te dejará con ganas de darte otro paseo más por la ciudad, especialmente después de comer en cantidad la clásica perdiz a la toledana, las carcamusas o las migas. ¿Y de postre? Mazapán, aunque esto también entra como una de las compras imprescindibles.

De copas por Toledo
ilovetoledo



La noche toledana

Como el casco de Toledo se recorre andando, tampoco te vas a encontrar con una zona de copas determinada, pero tienes locales, antiguos y modernos, incluso en alguna iglesia rehabilitada como sala de conciertos donde puedes tomar una copa; o dos. Las terrazas a la luz de la luna y el ambiente mágico de la noche toledana, harán el resto. 

Por cierto, seguramente has oído hablar de "una noche toledana" en referencia a una mala noche en la que no has dormido nada. El origen de esta expresión no la encuentras en que la noche toledana sea una fiesta interminable, sino en una leyenda que sitúa el hecho en el año 797, en época del emir A-Hakam I que invitó a una gran parte de la sociedad toledana a una cena en su residencia palacial. La invitación era una encerrona, la cena acabó en un banquete de sangre que ni la "boda roja" de Juego de Tronos y todos los invitados toledanos fueron asesinados. Aquella fue la famosa noche toledana.

Compras toledanas
La Tribuna Toledo



De compras por Toledo

Para quitarnos el mal sabor de boca que nos deja la leyenda de "La noche toledana", nada mejor que hacer unas compras. La calle más comercial es la calle Ancha o calle Comercio, que sale de la misma Plaza de Zocodover, aunque hay otras zonas en las que puedes adquirir las compras imprescindibles en Toledo, como la calle Santo Tomé

Puedes huir de las aglomeraciones de turistas y adentrarte en las callejuelas más estrechas para adquirir algunos de los suvenires que en el caso de Toledo adquieren calidad de auténticas joyas. Espadas, artesanía y, especialmente, damasquinado, no pueden faltar en tu maleta de vuelta. Y el imprescindible mazapán, que puedes adquirir en alguno de los muchos conventos que te encontrarás en el camino. Tampoco te irás de la capital de Castilla la Mancha sin comprar un delicioso queso o un buen vino de la zona.

Corpus Christi en Toledo
ABC



Fiestas señaladas en Toledo

La patrona de la ciudad es la Virgen del Sagrario, que se celebra el 15 de agosto en una semana llena de actividades por toda la ciudad. Pero la fiesta grande es el Corpus Christi, cuando las calles se engalanan de toldos y flores para que la Custodia haga su recorrido tradicional. 

Una visita a Toledo en las festividades tradicionales resulta de interés porque la ciudad vive muy intensamente la Semana Santa, con procesiones diarias y nocturnas, los Carnavales y una Navidad en la que la pista de hielo, el tiovivo y el mercadillo navideño hacen las delicias de locales y visitantes.

El turismo en Toledo tiene un marcado carácter patrimonial, por lo que las actividades culturales de interés se suceden a lo largo de todo el año. Atención especial merecen la programación del Teatro de Rojas y el espectáculo de luz y sonido Toledo Lux Greco, en el que un fantástico montaje audiovisual llena de magia las fachadas de los monumentos más emblemáticos.