Descubre el Museo de la Seda de Valencia

Maria Reig 15 Marzo, 2019

En el barrio de Velluters, en pleno centro de Valencia, se encuentra el Museo de la Seda. Tanto por su edificio, como por lo que él alberga, su visita es totalmente recomendada.

Fachada principal del Museo de la Seda de Valencia

La seda, protagonista en la historia de Valencia

La historia de Valencia va innegablemente ligada a la de la seda. Los damascos, brocados y espolines, entre otros, son tejidos que han estado y actualmente siguen estando vigentes en la indumentaria valenciana. Su origen y tradición quedan al descubierto en el Museo de la Seda de Valencia.

Cuando la seda llegó a la ciudad, ante la necesidad de unificar los criterios para la producción de la misma, nació el ‘Gremi de Velluters’ o tejedores de terciopelo. El 16 de febrero de 1479 se aprobaron las primeras ordenanzas del gremio y el 13 de octubre de ese mismo año fueron corroboradas por el rey Fernando el Católico. Años más tarde, en 1686, el gremio fue elevado a Colegio del Arte Mayor de la Seda por medio del título que les otorgó el rey Carlos II.

La sede del gremio se instaló en el barrio al que dio nombre. A mediados del siglo XVIII este oficio daba trabajo a casi la mitad de la población de Valencia. Aunque hoy en día cada vez se trabaja menos de forma manual, sigue habiendo telares dedicados a ello, y, lo que es seguro, es que la seda sigue viva y no desaparecerá nunca.

Entrada al patio del Museo de la Seda de Valencia

El edificio

En 1494 el Gremio de Velluters compró una casa-huerto para sus reuniones y es precisamente ese solar en el que se ubica hoy en día el edificio del Museo. Tras un año y medio de rehabilitación, abrió sus puertas el 18 de junio de 2016. Esta edificación contiene una importantísima riqueza en su interior a través de sus frescos, murales y mosaicos. Así pues, descubrir la construcción ya es un placer en sí mismo.

El Museo se divide en varias salas, pero si hay una que destaca por encima de las demás es la conocida como ‘El Salón de la Fama’. En esta estancia se reunían los máximos dirigentes de la institución. Constituye un microcosmos compuesto por la parte celestial, con un fresco en el techo de San Jerónimo, patrón del gremio, y por la parte terrenal del suelo, con una auténtica joya de la cerámica valenciana compuesta por un pavimento que representa los cuatro continentes conocidos en esa época.

Telar Jacquard, en el Museo de la Seda de Valencia

Disfruta de la seda

Uno de los mayores atractivos con los que cuenta el Museo es la estancia que alberga los telares. Además de contener un valor histórico, se llevan a cabo demostraciones diarias de cómo se teje un espolín, poniendo en marcha un gran telar Jacquard.

También se muestra la técnica de sacar el hilo de seda desde el capullo, al igual que su origen, su posterior uso y algunas curiosidades más. Como punto fuerte, cabe destacar que el visitante podrá familiarizarse con el hilo, palparlo y ser partícipe en dicho proceso.

Terraza del Museo de la Seda de Valencia

Completa tu experiencia

Para que la visita sea plena y los cinco sentidos queden saciados, el museo dispone de un restaurante y una tienda propios. El restaurante dispone de un salón, un reservado y una terraza en los que poder degustar la gastronomía típica mediterránea. Esta última es un auténtico paraíso en el que poder disfrutar todos los días del año de un entorno de calma en pleno centro de Valencia.

En la tienda el visitante podrá comprar artículos exclusivos, la mayoría de ellos realizados de forma artesanal y con seda natural valenciana. La oferta es muy amplia y variada: pañuelos, monederos, bolsos, corbatas, pajaritas y un largo etcétera.

Demostración de cómo se extrae el hilo de seda, en el Museo de la Seda de Valencia

¿Dónde alojarme?

Tanto para visitar el Museo de la Seda como para descubrir la ciudad de Valencia, hoteles.net ha hecho una pequeña selección de los mejores alojamientos. En pleno centro de la ciudad y a pocos minutos caminando de las zonas más importantes, se encuentra el Hotel Vincci Lys. Ofrece al cliente una gran cantidad de cosas a su alcance, dispone de habitaciones totalmente equipadas, elegantes e insonorizadas.

Ubicado en la Plaza del Ayuntamiento, está el Hotel Meliá Plaza. Su situación es inmejorable, así como las vías de comunicación a su alcance. Dispone de una suite y de 100 habitaciones repartidas en 11 pisos. ¡Una maravilla en pleno centro!

En el corazón de la ciudad está el AC Hotel Colón Valencia. Su restaurante es de alto nivel y los huéspedes podrán disfrutar de exquisitos platos mediterráneos junto con los mejores vinos. Sus habitaciones gozan de una gran iluminación natural, la famosa luz de Valencia. ¿Dispuesto a conocerla?