La exposición ‘Sorolla. Cazando impresiones’, en Valencia

Maria Reig 05 Agosto, 2020

La exposición de Sorolla en la Fundación Bancaja, en Valencia, se vio obligada a cerrar sus puertas a causa de la pandemia, pero ahora ha vuelto a abrir y se prorroga hasta octubre.

Sorolla. Cazando impresiones.
Fundación Bancaja

‘Sorolla. Cazando impresiones’ es una exposición del conocido pintor valenciano que ha sido posible gracias a la colaboración del Museo Sorolla, la Fundación Museo Sorolla de Madrid y Bankia. La muestra se presentó en Valencia el pasado marzo tras haber sido exhibida en el año 2019 en el Museo Sorolla y, más adelante, en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. Las obras provienen del Museo Sorolla, la Casa Museo Benlliure, la Colección Hortensia Herrero, la Diputació de València y otras tantas colecciones privadas, en su mayoría valencianas. Respecto a las anteriores exposiciones, esta incluye obras que no habían sido mostradas con anterioridad.

Está compuesta por más de 250 obras de pequeñas dimensiones que otorgan a este formato la gran importancia que tuvo en la trayectoria artística de Sorolla y en su proceso creativo. Entre ellas, destacan algunos lienzos en mediano y gran formato y otros más pequeños con referencias a Valencia.

Sorolla. Cazando impresiones.
Fundación Bancaja

Más tiempo para disfrutar de los ‘apuntes’ de Sorolla

La exposición se ha visto prorrogada hasta el 12 de octubre de 2020 para que los visitantes puedan seguir contemplando las obras el mismo tiempo que se vio clausurada debido a la alerta sanitaria. Está comisariada por Blanca Pons-Sorolla, nieta del pintor; María López Fernández y Consuelo Luca de Tena. El lugar en el que se encuentra es la Fundación Bancaja, en la plaza Tetuán, de Valencia, en pleno centro de la ciudad.

Esta muestra pone en valor las pinceladas de color en esas escenas fugaces que Sorolla pintó a lo largo de toda su vida, tan características suyas. Especialmente en tablas pequeñas, trozos de lienzos o incluso cartones o papeles. El protagonismo de esas pinturas recae en las escenas costumbristas con su familia, algunos paisajes… momentos con los que se sentía cómodo y decidía plasmar sobre cualquier superficie que en ese momento tuviera a mano, como el paisaje de la barracas y alquerías de la huerta, el Puente del Real o el Pouet de Sant Vicent.

El hecho de que convivan en la misma exposición pequeño y gran formato permite al visitante reconocer dos maneras diferentes de realizar distintas escalas. Uno permite un acabado más fino y suavizado de la escena mientras que el otro es mucho más fresco y cercano. Entre los ‘apuntes’, como les llamaba el pintor, menos pulidos destaca el paisaje de la ciudad y otros temas relacionados con la misma, que no llegaron a ser desarrollados en lienzos más grandes.

Sorolla. Cazando impresiones.
Fundación Bancaja

Un recorrido por la exposición y su vida

Sorolla. Cazando impresiones’ está dividida en tres fases que recorren su trayectoria vital. La primera de ellas se corresponde con la etapa de formación del pintor, la segunda con sus años de madurez y, por último, su plenitud. Sorolla pintó muchas pequeñas piezas que fueron consideradas como obras íntimas o inacabadas en las que probaba colores y formas. Sin embargo, con el paso del tiempo, estas pinturas fueron expuestas y cotizaron igual o más en grandes exposiciones internacionales. La exposición va a contar también con un catálogo de las obras expuestas así como comentarios y textos de las comisarias de la misma.

Joaquín Sorolla siempre será recordado con el pintor de la luz del Mediterráneo. El artista tenía que sentir antes de pintar y para eso podía estar horas en la playa, más allá de las altas temperaturas del verano y no tanto de la temperie del inverno. Probablemente sus obras más conocidas tengan como fondo el mar, como el cuadro ‘Paseo a orillas del mar o Paseo por la playa’, un óleo sobre lienzo de 1909 en el que retrató a su mujer y a su hija mientras paseaban por la playa en Valencia.

Nació en Valencia en 1863 y murió en su casa de Cercedilla a los 60 años, tres después de haber sufrido una hemiplejia que le impidió seguir haciendo lo que más le gustaba en el mundo: pintar. Se formó, recorrió mundo, aprendió y alcanzó fama en vida, un logro que no muchos pintores pueden ostentar.

REPORTAJES RELACIONADOS

Descubre Valencia: la cerámica de Manises

Descubre Valencia: la cerámica de Manises

El interior de la provincia de Valencia nos sorprende con sus fértiles huertas y con sus pueblos dedicados a la artesanía. Nos vamos a descubrir la cerámica de Manises...

Guía de Manises

Guía de Manises

Manises es una bonita ciudad situada en el interior de Valencia, muy conocida por su famosa cerámica, pero también por sus fiestas, por su gastronomía o por lo bien que acogen a sus visitantes...

Solmarket, en Valencia, el mejor plan del verano

Solmarket, en Valencia, el mejor plan del verano

Las tardes de verano están para disfrutarlas, para dejarse llevar durante el atardecer, y si es al lado de la playa mejor. Encuentra un plan ideal en la playa de El Puig, a solo 10 minutos de Valencia...