El castillo más antiguo de España: Castillo de Burgalimar

Xabier Tovar 11 Julio, 2019

Ningún edificio evoca más el bélico pasado medieval que el castillo. Sus poderosas siluetas dominando las tierras nos hablan de caballeros y batallas, de los soberbios nobles y sus ambiciones.

La península ibérica estuvo durante siglos enfrascada en numerosas contiendas. Dividida en tantos reinos y feudos independientes deseosos de ampliar fronteras, como fragmentados estos entre vasallos que como sus monarcas eran rápidos en mostrar la espada; hubo luchas de todo tipo. Sin poder obviar la constante guerra religiosa.En España se conservan muy bien muchos castillos, que siguen como en su día siendo la figura protagónica del lugar en que se construyeron.

Pero ¿cual de los que aún alzan sus sólidas murallas es el más viejo de todos?

Castillo de Burgalimar
hanway.es

Nuestro Destino

Para encontrar esta antigua fortaleza nos dirigiremos hacia el sur peninsular, hasta la pequeña población de Baños de la Encina, en la provincia de Jaén. Situado en un cerro que domina el paisaje, Baños de la Encina es un tranquilo destino alejado del mundo.

A unos 40 minutos en coche desde la capital jienense, tomando rumbo norte y prácticamente atravesando la conocida como Campiña Olivarera; una región llena de campos de olivos.

El Origen

Este pueblo de poco más de 2.500 habitantes, esconde un pasado verdaderamente antiguo. En el mismo municipio podemos sorprendernos con el yacimiento arqueológico de Peñalosa, perteneciente a la cultura del Argar y en el que se han escavado diversas fortificaciones y edificios en piedra. Hablamos de una de las principales culturas de la Edad del Bronce europeo, del III y II milenio aC.

Muy próxima también podemos encontrar la villa romana de Cástulo y bajo la fortaleza han descubierto restos que ponen de manifiesto que fue un enclave defensivo de la cultura argárica y también en tiempos íberos.

Por su posición, asentado el pueblo en una cota que controla las regiones vecinas y es puerta al Valle del Guadalquivir, durante el dominio del Califato Omeya fue escogido para la construcción de su fortaleza.

Se alzaban las murallas del Castillo de Burgalimar.

Esto como es lógico fue un gran impulso para la población. Aunque con los años también les situará en diversos conflictos.

Castillo de Burgalimar
hanway.es

La Vieja Fortaleza

Data su construcción del 968 dC, por orden del Califa Alhakén II, junto a otros castillos construidos en el camino desde Sierra Morena hacia Córdoba. Estas fortalezas eran utilizadas para guarecer a las tropas que marchaban hacia el norte cristiano a saquear, así como su regreso con el botín.

Tras la caída del Califato Omeya, Al-Andalus se dividió en las taifas, comenzando así una serie de guerras que enfrentaron a cada poder en la península. Durante siglos las luchas por hacerse con el Castillo de Burgalimar cambiaron a su dueño. Y así pasó de manos cristianas a musulmanas y viceversa varias veces; tanto es así que se le conocía como la Fortaleza de los Siete Reyes, por tantos tronos que pasó.

Siendo en el siglo XIII, en concreto en el año 1225, cuando Fernando III El Santo rey de León y Castilla logre su definitiva conquista. Cuenta el mito que en verdad este rey había nacido en Burgalimar.

Pasarán varios siglos y llegará la invasión napoleónica, tomando el castillo los franceses y convirtiéndolo en su cuartel. Hasta la derrota de estos y la recuperación de la fortaleza por España.

Castillo de Burgalimar
hanway.es

Qué Encontrarás

En la actualidad pertenece al Ayuntamiento de Baños de la Encina y se le ha dedicado trabajos de restauración. El buen estado que mantiene lo convierte en el castillo más antiguo de España, el segundo de Europa y uno de los restos omeyas mejor conservados de nuestro país.

Su aspecto presenta sobriedad y auténtico carácter defensivo. Catorce torres que se elevan en su alta muralla, formando un recinto oval. El conjunto sigue la forma de la estética que tuvieron las fortalezas omeyas.

Pero destaca una de sus torres, la orientada hacia el pueblo. Esta torre mayor es de factura cristiana, que se elevó empleando una de las de la muralla para construir con ella la torre del homenaje; la residencia de su señor.

También en el interior hubo cambios por parte de los conquistadores, pero los restos en el interior del recinto amurallado no se conservan al completo.

Asentado en la cota que gobierna la zona, con esas sólidas murallas almenadas con sus torres, el Castillo de Burgalimar mantiene intacta su nobleza.

Dónde hospedarse: Hospederia Rural Palacio Guzmanes (Baños de la Encina), Hotel Restaurante Baños (Baños de la Encina)

REPORTAJES RELACIONADOS