Guía de Lloret de Mar

Belén Valdehita 31 Julio, 2019

Lloret de Mar, en Girona, está considerado como uno de los mejores destinos turísticos de España por su clima, sus playas, sus estupendas propuestas de ocio diurno y nocturno o su impresionante oferta de hoteles.

Lloret de Mar, en Girona
GroupBTC

Situado en la comarca de la Selva, en la provincia catalana de Girona, Lloret de Mar es un encantador municipio costero de pasado pesquero y poseedor de un gran herencia indiana y modernista. Además, puede presumir de contar con algunas de las mejores playas de la Costa Brava, y de ser la población con mayor número de hoteles por metro cuadrado de toda la Península.

No hay mejor forma de empezar nuestro recorrido por esta villa gerundense que paseando por su magnífico paseo marítimo, su principal artería. Tiene forma de media luna, y desde él se disfruta de unas impresionante vistas del mar Mediterráneo.

En cuanto a sus playas, decir que se encuentran protegidas de las inclemencias del tiempo, sobre todo de los fuertes vientos de la Tramuntana, por dos accidentes geográficos, las montañas de Sant Feliu de Guíxols y el Cabo de Tossa. Son arenales muy limpios, y sus aguas poseen la peculiaridad de tener los fondos en tonos rosados, debido al granito que se deposita junto a la orilla. En total son ocho playas que suelen contar con el distintivo de Bandera Azul, y en esta Guía de Lloret de Mar os damos a conocer las cinco más populares.

Lloret de Mar, en Girona
Coastal Villas

Playas de Lloret de Mar

  • Playa Gran de Lloret: con su kilómetro y medio de longitud, es la playa más grande del municipio. Está situada en pleno centro urbano, y está compuesta de arena blanca y gruesa. Cuenta con todos los servicios necesarios para disfrutar de un gran día de playa, como acceso para personas con movilidad reducida, aparcamiento a pie de playa, aseos, duchas, alquiler de sombrillas y hamacas y actividades como esquí acuático, ski-bob, patines, kayak o motos acuáticas. También dispone de puestos de venta de helados y bebidas, y con muchos restaurantes y bares a su alrededor.
  • Cala Canyelles: encontraremos esta playa a casi tres kilómetros de Lloret, en la carretera que va a Tossa de Mar, y más exactamente en una urbanización que lleva el mismo nombre. Junto a esta cala ser halla el único puerto deportivo de Lloret, el cual admite embarcaciones de pequeño calado, sobre todo deportivas. El acceso en coche a esta playa está restringido a vehículos autorizados, por lo que se debe aparcar el vehículo en una pequeña zona de parking de pago o en las proximidades. En la cala no faltan servicios como duchas, alquiler de sombrillas y hamacas, quioscos de helados y bebidas y restaurantes próximos. También es un buen lugar para practicar el esquí acuático, el ski-bus, los patines de mar o el kayak.
  • Playa de Fenals: este arenal, que cuenta con el distintivo de la Bandera Azul, se halla rodeado de hoteles y apartamentos, siendo la segunda playa en importancia de Lloret de Mar. Goza de un emplazamiento privilegiado, en una bahía protegida de los vientos por un macizo que la separa del núcleo urbano y de la cercana Playa de Lloret. Tiene 700 metros de largo y es de arena gruesa, y su lista de servicios incluye el alquiler de sombrillas y hamacas, quioscos de venta de helados y bebidas y diversas opciones de ocio, como vuelo náutico, esquí acuático, patines o kayak.
  • Cala Sa Boadella: si buscas una playa tranquila en Lloret, sin duda es ésta. Sólo tiene 250 metros de longitud, pero posee un bello entorno natural formado por un gran bosque de pinos. Su complicado acceso es lo que hace que tenga un nivel bajo de ocupación, pero es realmente bonita. Compuesta de arena gruesa, sus aguas son cristalinas. Dispone de duchas con lavapies y un aparcamiento a 200 metros, y en los alrededores hay varios restaurantes y algunos establecimientos de venta de productos envasados. En esta playa se permite el nudismo.
  • Playa de Santa Cristina: es otra de las playas locales que se encuentra protegida del viento y de las olas gracias a estar ubicada entre dos montes. Tiene casi medio kilómetro de longitud, y sus aguas son muy tranquilas, siendo ideal para familias con niños pequeños, que disfrutarán de servicios como duchas, alquiler de sombrillas y quiosco de venta de helados y bebidas. Se llega a ella desde la ermita que lleva el mismo nombre, y muy cerca hay un aparcamiento. El recorrido hasta la playa es precioso, ya que está rodeado de árboles.
Castillo de Sant Joan, en Lloret de Mar
Pinterest

Qué ver en Lloret de Mar

  • El Moll o Museo Abierto de Lloret: se trata de un gran espacio abierto, sin muros, que incluye diferentes emplazamientos repartidos por todo el municipio, y que permite conocer el gran patrimonio de la villa. Incluye el Museo del Mar–Can Garriga, Es Tint, el Centro Histórico, el Yacimiento de Puig de Castellet, el Castillo de Sant Joan, la Iglesia Parroquial de Sant Romà, el Cementerio Modernista, los Jardines de Santa Clotilde, Can Saragossa, la Capella dels Sants Metges, la Ermita de Santa Cristina, la Ermita de les Alegries, Sant Pere del Bosc o la Ermita de Sant Quirze.
  • Castillo de Sant Joan: edificado en el siglo XI, lo encontraremos en lo alto de la cima de una colina que separa las playas de Lloret de Mar y Fenals. Se puede visitar de octubre a mayo, los sábados, domingos y festivos, en horario de 10:00 a 14:00 horas. De junio a septiembre el horario es de lunes a domingo de 10:00 a 13:00 horas y de 17:00 a 19:00 horas. Cierra los días 25 y 26 de diciembre y 1 y 6 de enero. La entrada general cuesta 3 euros, y la reducida 1,5 euros.
  • Monasterio de Sant Pere del Bosc: este imponente edificio del siglo X se encuentra emplazado en un maravilloso entorno natural, aunque actualmente no se puede visitar por dentro por pertenecer a particulares.
  • Jardines de Santa Clotilde: el principal atractivo de estos jardines es su magnífica ubicación sobre un acantilado con impresionantes vistas sobre el mar. Fueron realizados a principios del siglo XX por el arquitecto, diseñador de jardines, urbanista y escritor Nicolau Rubió i Tudurí al estilo de los jardines del renacimiento italiano.
  • Iglesia de Sant Romà: se trata de un templo construido entre los años 1509 y 1522 según el estilo gótico catalán. Posee dos capillas laterales, llamadas del Baptisterio y del Santísimo Sacramento, que son de estilo modernista, y que fueron incorporadas en el año 1916.
Water World en Lloret de Mar, Girona
Con mis hijos
  • Museo del Mar - Can Garriga: es un espacio que muestra la estrecha vinculación que existe entre la población de Lloret y el mar Mediterráneo, y está emplazado en la que fuera la vivienda de un indiano que regresó tras haber hecho fortuna de las Américas, Enrique Garriga i Mataró. La entrada general cuesta 4 euros, y la reducida 2 euros.
  • Cementerio Modernista: su gran reforma, realizada en el siglo XIX, se debió al dinero aportado por indianos, familias que tras pasar un tiempo en América regresaban con una gran fortuna. Se puede visitar de noviembre a marzo, de 08:00 a 18:00 horas, y de abril a octubre de 08:00 a 20:00 horas.
  • Es Tint: este peculiar lugar, situado en la sede de la Cofradía de Pescadores de Lloret de Mar, es donde antaño se teñían las redes. Actualmente es un pequeño museo que muestra cómo se realizaba este proceso.
  • Caminos de Ronda: se trata de bellas rutas para realizar a pie y que recorren el litoral o se adentran en los bosques de la zona, los cuales son una excelente muestra de la flora y fauna mediterránea.
  • Centro Histórico: desde la Oficina de Turismo de Lloret invitan a recorrer algunas de la calles más emblemáticas del casco antiguo de esta localidad catalana, como la calle Conill i Sala, la calle Josep Gelats i Durall o la calle Vidues i Donzelles.
  • Water World: considerado como uno de los mejores parques acuáticos de Europa, ofrece atracciones tanto para niños como para adultos, incluyendo piscinas de olas, grandes toboganes, ríos rápidos, pistas blandas y un sinfín de refrescantes actividades. Se encuentra en la carretera a Vidreres, en el kilómetro 1,2.
  • Gran Casino Costa Brava: situado en la Avenida de la Vila de Tossa, abre todos los días a partir de las diez de la mañana, y cierra a altas horas de la madrugada. Tiene una extensión de 16.000 metros cuadrados, y cuenta con máquinas tragaperras, mesas con los juegos autorizados en los casinos españoles, un restaurante, un bar, una coctelería, un lounge bar, una sala VIP y un aparcamiento para 500 coches.
Jardines de Santa Clotilde, en Lloret de Mar, Girona
patrimoni.lloret.cat

Comer en Lloret de Mar

Además de contar con una increíble oferta de restaurantes con cocina de un montón de lugares del mundo, en Lloret encontraremos excelentes locales de restauración especializados en cocina catalana, sobre todo marinera. La recetas más tradicionales de esta villa catalana se elaboran con magníficos productos del mar, como cigalas, calamares, navajas, erizos, bacalao, rape, dorada o sepia, y no faltan buenos ingredientes de la tierra, como las aves, los caracoles, los conejos o las hortalizas, sin olvidar los magníficos embutidos catalanes.

Si quieres ir a lo seguro, te recomendamos platos como el suquet, que es una cazuela de pescado; el conejo con chocolate o el empedrat, que es una ensalada de bacalao y judías. Para los más atrevidos están recetas como la langosta con caracoles o la perdiz acompañada también de estos moluscos. Las cartas de los restaurantes de cocina tradicional se completan con recetas tan populares en Catalunya como la escalivada, la patarrellada de mero, la olla de pescadores o la sanfaina, una receta de verduras y legumbres. Entre los mejores restaurantes, para asegurarnos una magnífica experiencia gastronómica, se encuentran el Sant Pere del Bosc, en el Paratge de Sant Pere del Bosc; el Mas Romeu, en la Avenida Mas Romeu, 3; El Trull, en Cala Canyelles, o el restaurante Santa Marta, en la Platja de Santa Cristina.

En cuanto a las bebidas locales, mencionar la ratafía, un licor que se elabora en la provincia de Girona a base destilar nueces, y por supuesto los vinos con Denominación de Origen Empordá-Costa Brava, entre los que destacan los vinos jóvenes y los rosados, que se sirven muy fríos.

Fiestas de Santa Cristina en Lloret de Mar, Girona
Moventis

Salir de copas y de fiesta en Lloret de Mar

Es sabido que Lloret de Mar posee una intensa vida nocturna, y no sólo en los meses de verano. El agradable clima de la Costa Brava hace que los turistas visiten esta localidad a lo largo de todo el año, y que disfruten en cualquier momento de su intensa vida nocturna. No faltan en la localidad discotecas, bares de copas, pubs o chiringuitos que permanecen abiertos hasta el amanecer. Las mejores zonas para vivir la noche en Lloret son la Avenida Just Marlés y las calles adyacentes a los extremo sur y norte del Paseo Marítimo.

En cuanto a las festividades, uno de los principales eventos que tiene lugar en la villa son las Fiestas de Santa Cristina, Sant Jaume y San Elmo, que celebran en torno al día 24 de julio. Entre los actos más populares que incluye esta festividad se hallan una procesión marinera en la que se trasladan las reliquias de la Santa desde la iglesia parroquial hasta la ermita, y una romería que incluye degustación de cocidos y bailes tradicionales. El día termina con un gran castillo de fuegos artificiales en la Playa de Lloret.

Otras fiestas emblemáticas en Lloret de Mar son la Noche de Sant Joan, que tiene lugar del 23 al 24 de junio; la Diada, o Día de Catalunya, el 11 de septiembre; el Día Mundial del Turismo, que se celebra a finales del mes de septiembre, o la Fiesta Mayor de Invierno de Lloret de Mar, que comienza el 18 de noviembre, día de Sant Romà. Esta festividad dura quince días, en los que tienen lugar conciertos, bailes, competiciones deportivas, degustaciones gastronómicas o el ya popular Encuentro de Vehículos Clásicos, que viene celebrándose desde el año 2005.

REPORTAJES RELACIONADOS

Blanes, jardines y playas en la Costa Brava

Blanes, jardines y playas en la Costa Brava

El portal de la Costa Brava es un lugar al sur de la provincia de Girona que se llama Blanes. Una escapada con el encanto de las playas y de los jardines con vistas al Mediterráneo...