Guía de Santander

Elegante, señorial y en pleno proceso de renovación. Nos vamos hasta Santander, una de las ciudades más bonitas del norte que merece una visita a fondo.

Guía de Santander
Turismo de Cantabria


Es una de las ciudades más elegantes y señoriales, una ciudad que le da al norte más clase y estilo y con una de las bahías más bonitas del mundo. Santander combina el destino de playa con el turismo cultural y de naturaleza porque, al fin y al cabo, estás en la infinita Cantabria.

Renovándose día a día pero sin perder de vista su tradición marinera, Santander puede ser el destino de tu vida si te dejas atrapar por su encanto. Sigue nuestra guía completa de Hoteles.net para no perderte nada de la capital de Cantabria.

Centro Botín en Santander
DiarioDESIGN

Qué ver en Santander

Palacio de la Magdalena: es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad y no te lo puedes perder. El Palacio de la Magdalena fue la residencia de verano de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia y hoy es sede de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Centro Botín: es difícil no reparar en este impresionante edificio de reciente construcción mientras recorres el Paseo Pereda o el Paseo Marítimo. Es un centro de arte contemporáneo que está aportando mucha vitalidad a la ciudad.

Faro de Cabo Mayor: otro de los referentes turísticos en Santander es el Faro de Cabo Mayor. Si te gustan las rutas de faros, éste es imprescindible y al mismo tiempo es un centro de arte con un museo muy particular dedicado al mundo de los faros.

Catedral Nuestra Señora de la Asunción: es un templo gótico de aspecto sobrio declarado Bien de Interés Cultural. Alberga el sepulcro de Marcelino Menéndez Pelayo y también el Centro de Interpretación de la Ciudad de Santander.

MAS: es el Museo de Arte Contemporáneo de Santander, con una amplia y variada colección y con muchas ganas de convertirse en un lugar referente de la vida cultural y artística de la ciudad.

Museo Marítimo del Cantábrico: es un espacio lleno de vida y de magia que te sorprenderá y además es ideal para visitar en familia. Con la playa enfrente, no te costará meterte en el contexto de su discurso expositivo que se articula alrededor de la relación del hombre con el mar.

MUPAC: es el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria, un lugar imprescindible para comprender el alcance de las cuevas prehistóricas por toda la región. Contiene objetos de los yacimientos arqueológicos de toda Cantabria.

Centro Arqueológico de la Muralla Medieval: se encuentra en el subsuelo de la plaza Porticada donde se encuentran los restos de las antiguas murallas del siglo XIII.

Refugio Antiaéreo de la Guerra Civil: no apto para claustrofóbicos, se encuentra en el subsuelo de la plaza del Príncipe y es una fascinante recreación de uno de los refugios que los santanderinos utilizaban durante los bombardeos.

CASYC: es el Centro de Acción Social y Cultural con una intensa actividad cultural en la que no faltan actuaciones teatrales, exposiciones, charlas y conciertos.

Planetario de la Escuela Náutica: no podía falta en Santander un planetario como el de Escuela Náutica con una pantalla en forma de bóveda desde la que podrás acercarte hasta las estrellas.

Fuente de Cacho: la fuente de cacho es un referente para los santanderinos, especialmente para los aficionados del Racing de Santander que acuden a esta fuente escondida en un pequeño parque en el Sardinero tras las victorias de su equipo de fútbol.

Funicular del Río la Pila
Eldiariocantabria

Qué hacer en Santander

Si vas en familia, los niños van a disfrutar a lo grande de una ciudad como Santander. Entre Mataleñas y Cabo Mayor está Forestal Park, un parque de aventura con tirolinas entre los árboles para que vivas la naturaleza como si fueras Tarzán.

Estando al lado del mar, las excursiones marítimas no pueden faltar en tu agenda de vacaciones. Los Reginas son una histórica empresa de embarcaciones que te llevan a conocer una de las bahías más bonitas del mundo.

Desde el funicular del Río la Pila tienes una de las mejores panorámicas de la ciudad y una actividad casi obligada es darte un paseo por los famosos y espectaculares Jardines de Piquío, que separan la primera y la segunda playa del Sardinero y que también cuentan con unas vistas fabulosas.

Cualquier viaje a Santander cuenta como lugar principal de recreo la bahía, el Paseo Marítimo o el Paseo Pereda. Allí pasarás gran parte de tu tiempo, así que no te dejes deslumbrar por la apabullante presencia del Centro Botín y sigue caminando hasta el Palacete del Embarcado, un precioso edificio de 1932, situado en plena bahía, que acoge durante todo el año interesantes exposiciones temporales.

Mientras te deleitas por el Paseo Pereda, con el mar a un lado y con los señoriales edificios al otro, te llamará la atención uno en particular. Es la sede del Banco Santander que tiene previsto su reforma y apertura como museo que albergará la colección privada del banco con obras de Picasso, Rubens, Sorolla o Van Dyck. Pero para disfrutar de esta propuesta ya confirmada, tendrás que reservar un nuevo viaje a Santander más adelante.

Playas de Santander
Ayuntamiento de Santander

Playas de Santander

El Sardinero: si hay una playa emblemática en Santander es la del Sardinero. A ella acudía la aristocracia a disfrutar de los "baños de ola". En realidad son dos playas separadas por los Jardines de Piquío y en cualquiera de las dos zonas te sentirás en el paraíso.

Los Peligros: no es tan peligrosa como su nombre indica y es la más cercana al centro urbano. Cuenta con todos los servicios que puedas necesitar para pasar un día de playa inolvidable y tiene una pasarela por la que llegas a La Magdalena.

La Magdalena: este nombre vale para la playa, para la península y para el Palacio. Un tres en uno al que se añade su ubicación resguardada que te proporciona un baño más tranquilo y seguro para toda la familia.

Los Bikinis: a esta playa accedes por La Magdalena y debe su nombre a que fue el primer lugar en Santander en el que se vio a una mujer en Bikini. Es una playa pequeña de no más de 250 metros, pero una de las más bonitas.

El Camello: es una pequeña playa en la que podrás jugar al deporte playero por excelencia en Santander, las palas. Si miras a la derecha de la playa durante la bajamar, verás una roca con forma de camello, de ahí su nombre.

La Concha: esta playa ubicada en pleno Sardinero tuvo en tiempos forma de concha. Ahora es un playa pequeña y tranquila con todo el equipamiento para pasar un día relajado a orillas del Cantábrico.

Los Molinucos: es tan pequeña que algunos no la consideran playa, pero estos 25 metros situados en Cabo Menor pueden convertirse en tu rincón favorito de Santander.

Mataleñas: te sorprenderá esta playa cerca del Faro de Cabo Mayor que a pesar de su difícil acceso tiene una alta ocupación. ¿Los motivos? Descúbrelos por ti mismo, pero tienen mucho que ver con su espectacular entorno.

Virgen del Mar: a 6 kilómetros del centro de Santander, en San Román de la Llanilla, se encuentra este lugar mágico al que sin duda querrás volver una y otra vez. Es una playa tan aislada como paradisiaca vigilada por la Ermita de la Virgen del Mar.

Shopping en Santander
El Diario Montañés

De compras por Santander

Una ciudad señorial como Santander es toda una oportunidad para disfrutar del shopping en tu viaje. Además de los centros comerciales que encuentras a las fueras como el Centro Comercial Peñacastillo, El Corte Inglés o la Zona Comercial El Alisal, las calles de la ciudad están repletas de tiendas para todos los gustos y bolsillos.

Las mejores marcas nacionales e internacionales las encuentras en la zona que va del Ayuntamiento a la Plaza Porticada. Adéntrate por las calles San Francisco, Lealtad y Juan de Herrera para adquirir moda, complementos, decoración y antigüedades. Y no te pierdas el paseo de la Alameda, con su habitual mercadillo y la calle comercial San Fernando.

Santander es una ciudad que cada día te sorprende y no te costará encontrar joyerías de autor o tiendas de ropa alternativa. Y si lo que quieres es adquirir productos típicos y tradicionales de Cantabria, encuentras en el Mercado del Este un lugar precioso en el que además de comprar puedes parar a tapear y tomar algo.

Rabas en Santander
El Cocinero Fiel

Comer en Santander

Hay que advertir que en Santander, como en otras ciudades del norte, el concepto de ir de tapas es diferente y no te las ponen con la consumición. Las tapas se pagan, pero también merece la pena porque en la capital de Cantabria suelen estar garantizadas la calidad y la generosidad en las raciones.

Si te preguntas qué comer por Santander, recuerda que estás en una ciudad marítima y las rabas son las auténticas protagonistas de la gastronomía. Déjate llevar por tu olfato y sigue a los santanderinos por sus locales preferidos en la calle Vargas. 

Para tapear y también para comer con un aire más moderno y alternativo elige locales de la zona de la Plaza Porticada o Cañadío. Si quieres comer por todo lo alto, con clase y con vistas al mar, tu zona es el Sardinero y si prefieres picotear en establecimientos de toda la vida por los que parece que no ha pasado el tiempo, acércate al Barrio Pesquero.

El Río la Pila en Santander
El Diario Montañés

La noche en Santander

No te van a faltar las ganas para salir de fiesta cualquier noche de verano en Santander. Y tampoco lugares en los que pasar la mejor noche de tu vida en algunas de las zonas de copas más frecuentadas de la capital cántabra. Para los más exquisitos, el Sardinero te hará sentir que formas parte de lo más chic, pero no hace falta tanto para pasarlo bien, ¿no?

Una de las mejores calles para salir de marcha es la calle del Sol, donde encontrarás locales de diferentes ambientes y con actuaciones en directos. La zona del Río la Pila es mítica y tendrás que pasarte por allí para entender la noche santanderina. 

Sin embargo, la mayor variedad la encuentras en la plaza Cañadío y alrededores. Locales como el Bender, de estilo rock y heavy, el Loft Art, con música moderna y ambiente alternativo o el Bogart para tomarte los mejores combinados no pueden faltar en tu agenda nocturna. 

Y si eres de los que no entiende una gran noche de fiesta sin la mejor música, acércate hasta la sala Black Bird en la calle Vista Alegre para vivir las mejores actuaciones en directo. Un poco más alejada del centro de la ciudad está la sala Escenario Santander, pero con una agenda de conciertos que te sorprenderá.

La Semana Grande de Santander
El Diario Montañés

Fiestas en Santander

Y si de fiestas hablamos puedes planificar tu visita para que coincida con la Semana Grande de Santander. En la capital cántabra celebran el Día de Santiago por todo lo alto y este años tendrás actividades para todos los públicos del 20 al 29 de julio. 

Gran parte del interés de esa Semana Grande se la llevan "Los conciertos de la campa", con los artistas más destacados del panorama nacional y en un entorno tan especial como la campa de la Magdalena. Este año 2018, podrás ver en directo a Dani Martín, Taburete, Kiko Veneno, Vetusta Morla y David Guetta, entre otros.

Pero también en julio y como aperitivo de la Semana Grande ocurre en Santander uno de los eventos más interesantes y que cada vez atrae a más gente. Los Baños de Ola, que este año se celebran del 10 al 15 de julio son un espectáculo en el que la ciudad recrea los primeros años del siglo XX cuando la realeza acudía a la playa del Sardinero a tomar los vigorizantes baños del Cantábrico.

Si te gusta la magia, elige tus fechas de viaje en mayo porque se celebra el increíble Festival Europeo de la Magia y lo Visual. Y en agosto se organiza el FIS, el Festival Internacional de Santander, en el que durante varias semanas podrás disfrutar de lo mejor de la música clásica y la danza en un ambiente acorde al estilo de la ciudad que acoge el evento.

De paseo por Santander
El Tomavistas de Santander

La canción dice que un verano en Santander nunca se puede olvidar, así que no tienes más que más que poner rumbo al norte y comprobarlo por ti mismo.