Dime dónde vas y te diré cómo vestirte: Toledo

Bañada por el río Tajo se encuentra una de las ciudades más bonitas de España, Toledo. Ha sido poblada durante siglos por musulmanes, cristianos y judíos, y eso le hace ser conocida también como ciudad de las tres culturas.

Sus rutas, callejones, gastronomía, historia y noche son una invitación perfecta para visitar Toledo por primera vez o para redescubrirla si ya has tenido la suerte de estar allí. Sea cual sea tu opción, para ir a esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad, sobre todo, en estas fechas, debes de abrigarte bien, pues es también una de las más frías.

Unas botas bien cómodas y calentitas

Empezando por los pies, la mejor elección va a ser unas botas bien “calentitas” y “mulliditas”. Nada de tacones por las famosas calles empedradas de la ciudad. Las Mou, que en francés significa “suave al tacto”, no te las querrás quitar para callejear por esta hermosa ciudad. Reconocerlas es muy fácil, su costura exterior y su diseño ecléctico se han convertido en la seña de identidad de la marca londinense. Y aunque son muchos los diseños que podemos encontrar, basados en la comodidad y durabilidad, este es una apuesta ganadora, gris y con bordados de estrella.

botas calientes
Botas Mou. Fuente: Instagram de @mouboots_

Todo al borreguillo

En la colina más alta de la ciudad, domina el horizonte la famosa fortificación de Toledo, el Alcázar. El actual edificio fue mandado construir por el emperador Carlos V y, para ello, se destruyó casi por completo el anterior castillo medieval. Ha tenido diversos usos y ha sufrido varios incendios. Su última inauguración fue en 2010 como Museo del Ejército.

Para llegar hasta él, podemos partir dando un placentero paseo, desde la plaza de Zocodover, punto de encuentro de miles de personas todos los días. El mejor compañero para este recorrido hasta lo alto de la ciudad, teniendo en cuenta el fresquito que se nos va a presentar en estas fechas –y al menos hasta marzo-, será un abrigo de textura de borreguillo, muy en tendencia esta temporada y caliente donde los haya. ¿Una de las mejores elecciones? Este abrigo amplio de cuello y solapas con manga larga, bolsillos frontales de vivo y cierre frontal cruzado con botones combinados a contraste. Señorial, ¡como Toledo!

abrigo camel borreguillo
Abrigo camel de borreguillo. Fuente: Zara

Una de las maravillas que no se pueden dejar de visitar en esta ciudad es, sin duda, la Catedral Primada. Comenzó a construirse en 1226, bajo el reinado de Fernando III El Santo, y terminada en 1493. Su Sacristía Mayor, el Tesoro Relicario, con la Custodia de Arfe, la Sala Capitular, el Coro y la Capilla mayor son los elementos más importantes de los que disfrutar en ella.

Pero si hay una figura que destaca sobre cualquier otra en Toledo es la del Greco. Aquí se puede descubrir y disfrutar de su vida y obra como en ningún otro lugar y, para contemplar una de sus mayores y mejores trabajos sólo hace falta acudir a la Iglesia de Santo Tomé. Allí está la Sala Capilla en la que deleitarse viendo El entierro del Señor de Orgaz.

El complemento perfecto

Para visitar todo lo propuesto hasta ahora y más: Mezquita del Cristo de la Luz, Monasterio de San Juan de los Reyes, el puente de Alcántara y un grandísimo etcétera, se necesita contar con el complemento perfecto. Una de las tendencias más destacadas hoy en día es el estampado serpiente y que mejor manera de llevarla que en un bolso. Uno pequeño, que no pese mucho, que sea cómodo y que no impida disfrutar de todos los rincones mágicos de esta ciudad, de sus muchas subidas y bajadas a lo largo del recorrido.

bolso pitón
Bolso pitón. Fuente: Mango

Sin ninguna duda, esta es una de las ciudades más bellas que visitar y si además, se puede hacer con ese punto de tendencia que hemos querido compartir, mejor que mejor. ¡Toledo nos espera!