El Veranillo de San Miguel

Aunque no es un hecho comprobado científicamente, el Veranillo de San Miguel invita a planear escapadas.

El Veranillo de San Miguel
Fuente de la imagen: eltiempohoy.es

También conocido como “El Veranillo del Membrillo”, el Veranillo de San Miguel es un curioso fenómeno meteorológico que puede producirse a finales de septiembre. En esas fechas ya estamos en los primeros días del otoño, pero hay una vuelta a los calurosos días veraniegos, pudiendo llegar el termómetro a superar los 30 grados.


No suele durar más que unos días, y se produce en torno al día 29 de septiembre, festividad de los arcángeles San Miguel, San Gabriel y San Rafael, de ahí su nombre.


Es la época de cosechar muchos productos agrícolas, especialmente los membrillos, que para estas fechas ya están en su punto. Y desde luego, es también el momento de hacer una escapada, de disfrutar de unas mini-vacaciones o de dar carpetazo al síndrome posvacacional.

Veranillo de San iguel o del Membrillo
Fuente de la imagen: El reportaje

Curiosidades del Veranillo de San Miguel

Lo más normal es que dure una semana, y no existe una explicación científica de porqué se produce. Lo que sí es cierto es que todos los años, por esa época, tienen lugar unos cambios en la atmósfera, que son los responsables de que haya oscilaciones en la temperatura y se produzca un tiempo anticiclónico.


Este fenómeno sólo se produce en el hemisferio Norte, pero aún así son muchos los lugares del mundo que lo disfrutan, convirtiéndose en destinos en potencia para volver a vivir unas soleadas vacaciones antes de que llegue el invierno.


Por supuesto puedes elegir destino en España, pero también en la Costa Azul francesa, en el Algarve y el Alentejo portugués o en la Riviera italiana. Las posibilidades son muy numerosas.

Veranillo de San Miguel
Fuente de la imagen: Ideal

El refranero popular

Como siempre, la atípica sabiduría del refranero popular da mucho juego. Por lo que se refiere al
Veranillo de San Miguel, hay unos cuantos refranes.


  •     Por San Miguel, gran calor, será de mucho valor.
  •     Por el Veranillo de San Miguel están los frutos como la miel.
  •     Por San Miguel, primero la nuez, la castaña después.
  •     En septiembre, a fin de mes, el calor vuelve otra vez.
  •     El Verano de San Miguel falta muy rara vez.
  •     Todo fruto viene bien con calor por San Miguel.
Veranillo de San Miguel
Fuente de la imagen: Noticias de El Tiempo

El Veranillo de San Martín

Ya bien avanzado el otoño, hacia el 11 de noviembre, día de San Martín, se produce un fenómeno meteorológico parecido. Hablamos del Veranillo de San Martín, un cálido periodo en el tiempo previo a la llegada del frío del invierno. Al igual que sucede con el Veranillo de San Miguel, el de San Martín no es un hecho certificado científicamente, pero al ser algo recurrente lo ha convertido en una fecha señalada en el calendario meteorológico.


Este veranillo guarda una relación de leyenda con el santo que lleva su nombre. Se cuenta que San Martín cortó su capa en dos mitades para que un mendigo pudiese resguardarse del frío. Esta acción fue recompensada por Dios, que frenó el avance del invierno en estos días para volver a disfrutar de los rayos del sol.


Al margen de leyendas, está comprobado que se trata de un tiempo estable que se intercala entre las perturbaciones habituales del otoño, contando con temperaturas más altas de lo habitual para esta época del año.