La Noble Ciudad de Tarancón, en Cuenca

A medio camino entre las ciudades de Madrid y Cuenca, Tarancón esconde un corazón monumental.

La localidad de Tarancón, en Cuenca
Fuente de la imagen: El Arte en Cuenca

La villa conquense de Tarancón sorprende a todos aquellos que se acercan a conocerla. Y es que la localidad cuenta con dos caras muy diferentes de una misma moneda. Por un lado está la parte del casco antiguo, que alberga tesoros como la Iglesia Parroquial de la Asunción o la iglesia del viejo convento de Capuchinos. Por otro, está la zona moderna, donde encontraremos todo tipo de servicios e infraestructuras, como hoteles y restaurantes. En cualquier caso, nunca defrauda.

Se halla situada al oeste de la provincia de Cuenca, en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, y posee el título de “La Noble Ciudad de Tarancón”, como reza en el escudo de la villa.

Ubicada a orillas del río Riánsares, un afluente del Guadiana, es cabeza de partido judicial, y ejerce como capital de la comarca de La Mancha Alta. Limita con la Comunidad de Madrid, distando menos kilómetros de la ciudad de Madrid que de su propia capital provincial, la ciudad de Cuenca.

La villa de Tarancón, en Cuenca
Fuente de la imagen: Turismo Castilla-La Mancha

El tiempo en Tarancón

Aunque con el tiempo, hoy en día, uno no sabe a qué atenerse, hay algo que desde luego nunca cambia, y es que la localidad disfruta de un clima de tipo mediterráneo. La temperatura media anual suele situarse en torno a los 13 grados centígrados.

El mes más cálido del año es julio, con una temperatura media de 23 grados. En el otro extremo se halla enero, el mes más frío, con una media de 4 grados. La precipitación media anual es de 457 mm, siendo julio el mes más seco y mayo el más lluvioso.

Santuario de la Madre de Dios de Riánsares, en Tarancón, Cuenca
Fuente de la imagen: wikimedia

Qué ver en Tarancón

Comenzamos la visita por el casco antiguo, cuyo trazado está integrado por tres bonitas plazas, originales callejuelas y un buen número de edificios interesantes. En él se hallan la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, declarada Bien de Interés Cultural, y algunas de las casas nobles más importantes del municipio, como el palacio de los Duques de Riánsares, que acoge hoy en día el Ayuntamiento. En su interior podremos ver una colección de esculturas de Quijotes realizadas a mano, además de las cuevas del palacio, que también se pueden visitar.

Cerca de la Casa Consistorial está la casa-palacio de los Parada, que fue una de las familias más ilustres de Tarancón. Su construcción es se remonta al siglo XVII, y en la actualidad es la sede del Museo de Arte Contemporáneo y Archivo Histórico.

Nos quedan todavía por conocer varias casas solariegas, la Ermita de Riánsares, la iglesia del antiguo convento de los Capuchinos y los restos que quedan de su castillo, en el barrio del Castillejo.

Iglesia de la Asunción, en Tarancón, Cuenca
Fuente de la imagen: Descubre Cuenca

Qué comer en Tarancón

El municipio es un buen lugar para conocer y degustar la gastronomía conquense y la local, especializada en carnes y asados. Entre los platos más típicos se encuentran el popular ajoarriero, el gazpacho pastor, el morteruelo, los zarajos, el cordero, las perdices, las truchas o el alajú, un delicioso postre elaborado principalmente con miel y almendras.

Podremos elegir entre restaurantes de cocina tradicional, como El Stop o el Asador Los Manchegos; cocina de autor, como el Restaurante Domingo Sánchez o el Essentia Restaurante, o escoger un premiado restaurante que aparece en las mejores guías gastronómicas del país, como el Bodega La Viña.

Por si no te ha quedado claro, la localidad de Tarancón es un ecléctico destino castellano con un lado tradicional y otro mucho más contemporáneo. Conserva lo mejor de su pasado, pero ha sabido mirar hacia el futuro creando un municipio moderno y con una gran oferta turística.