Los hoteles más terroríficos del mundo

Se buscan valientes para dormir en ellos. Son los hoteles más terroríficos del mundo.

Los hoteles más terroríficos del mundoFuente de la imagen: Momondo

Dicen que por sus salones y habitaciones se pasean todo tipo de fantasmas y espíritus. ¿No te lo crees? Pues reserva habitación en alguno de los hoteles más siniestros del mundo.

First World Hotel, en Malasia

Su alegre y colorida fachada esconde un terrible secreto. Situado en la Sierra de Titiwangsa de Malasia, el First World Hotel es un animado complejo turístico que cuenta con todo lo que puedas imaginar: una exótica selva tropical, un centro comercial, casinos que abren las 24 horas del día, una bolera, un parque temático y todo tipo de fenómenos paranormales.

First World Hotel, en Malasia

Fuente de la imagen: Momondo

Los huéspedes de este hotel, considerado el cuarto más grande del mundo, aseguran que por el hotel vagan los fantasmas de aquellos jugadores que, tras perderlo todo en los casinos del complejo, han decidido poner fin a su vida. La planta más fantasmagórica es la 21, donde se dice que el ascensor no para, por si acaso…

Hotel Burchianti, en Florencia

Este antiguo hotel en el que durante los años 30 se alojaban poetas, artistas e incluso el mismísimo Benito Mussolini, también tiene fama de estar encantado. En los elegantes pasillos del Hotel Burchianti de Florencia es probable que te encuentres un fantasma. Eso es lo que aseguran muchos de los clientes que se han alojado en él.

Hotel Burchianti, en Florencia

Fuente de la imagen: Canal del Misterio

Podrás ver el espíritu de una mujer tejiendo sentada en el vestíbulo del hotel o el fantasma de una señora de la limpieza que te despierta a horas intempestivas porque quiere ordenar la habitación. La habitación más terrorífica es la llamada Fresco, cuyo techo está adornado con figuras fantasmagóricas que acechan la habitación. Los huéspedes que se han alojado en ella aseguran haber sentido un ente que los observaba toda la noche, en incluso dicen haber notado su fría presencia tras recibir un beso en la cara.

Castillo Dragsholm, en Dinamarca

El castillo Dragsholm, ubicado en Odsherred, en Dinamarca, cuenta con más de 800 años. Hoy en día alberga un bonito hotel rodeado de un maravilloso entorno natural. Pero cuando cae la noche se convierte en un lugar de lo más misterioso. Y es que el Dragsholm está considerado como uno de los castillos con más fantasmas de toda Europa. Se han llegado a contar más de cien espíritus, que vagan por sus salones y restaurantes.

Castillo Dragsholm, en Dinamarca

Fuente de la imagen: La Biblioteca del Miedo

Los fantasmas más populares son el de la Mujer de Gris, una antigua sirvienta del castillo que dicen ayuda a los huéspedes a deshacer el equipaje; el Conde de Bothwell, un aristócrata escocés y antiguo prisionero que suele pasearse montando a caballo por el patio, y el espíritu de la Dama de Blanco, el más trágico de todos, el de una joven noble a quien su padre la encerró en su habitación para siempre tras conocer que se había enamorado de uno de los criados del castillo, De hecho, durante unas obras de restauración realizadas en los años 30, los trabajadores encontraron un esqueleto con un vestido blanco oculto en el muro del castillo.

The Russell Hotel, en Sídney

The Russell Hotel se encuentra ubicado en The Rocks, uno de los barrios más antiguos de Sídney, en Australia. Antaño albergaba marineros bravucones, y durante principios del siglo XX funcionó como hospital para acoger a los enfermos de la epidemia de peste que asoló la ciudad.

The Russell Hotel, en Sídney

Fuente de la imagen: Australia Travel Guide

Hoy en día, The Russell Hotel es un elegante hotel boutique con una extraña presencia. En la habitación número 8 cuentan que habita el espíritu de un viejo marinero, el cual observa a sus compañeros de cuarto y se asegura de que tengan un plácido sueño.

Hotel Queen Anne, en San Francisco

The Queen Anne Hotel fue antaño la Escuela para Señoritas de la señora Mary Lake. Se encuentra en el barrio Pacific Heights de San Francisco, y dicen que en él mora el fantasma de la mismísima directora del colegio. La leyenda cuenta que la escuela fue vendida en contra de su voluntad, y que por este motivo su espíritu sigue vagando por los pasillos de esta construcción victoriana, apareciendo en los espejos o tocando las teclas de un viejo piano. La habitación más aterradora del Queen Anne es la 410, el antiguo despacho de la señora Mary Lake.

Hotel Queen Anne, en San Francisco

Otros hoteles con espeluznantes historias de fantasmas son el Fairmont Le Château Frontenac, de Québec (Canadá), por donde vaga el espíritu de Louis de Buade de Frontenac, gobernador del siglo XVII de la Nueva Francia; The Stanley Hotel, en Colorado (Estados Unidos), al más puro estilo del hotel de “El Resplandor, con fantasmas de niñas incluidos, o el hotel encantado del Salto del Tequendama, en Bogotá (Colombia), actualmente reconvertido en un museo por donde aseguran vagan los fantasmas.