Qué ver en San Lorenzo de El Escorial, Madrid

Belén Valdehita
Belén Valdehita 03 Octubre, 2017

San Lorenzo de El Escorial cuenta con uno de los mejores patrimonios monumentales de Madrid.

La localidad madrileña de San Lorenzo de El Escorial
Fuente de la imagen: charhadas.com

A sólo sólo 50 kilómetros de Madrid, y en plena Sierra de Guadarrama, San Lorenzo de El Escorial surgió en torno a un Monasterio, el del Escorial. Fue mandado construir por el Rey Felipe II en el siglo XVI para conmemorar la Batalla de San Quintín. A él acudía a menudo para descansar y salir de caza, y en él acabó sus días, en el año 1598.


Tras ser finalizado, muchos fueron los aristócratas y burgueses que hicieron construir sus residencias de verano en los alrededores del monasterio, dando forma a un elegante trazado urbano. El Palacio del Marqués de Campo Villar, la Casa del Duque de Medinaceli o la Casa de las Columnas son buenas muestras de ello. Hoy en día, su rico patrimonio monumental, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, convive con el propio pueblo serrano y con varias urbanizaciones.

Monasterio de San Lorenzo de El Escorial
Fuente de la imagen: sanlorenzoturismo.org

El Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

Diseñado por Juan Bautista de Toledo y ejecutado por Juan de Herrera, es un contundente edificio de piedra guadarrameña, en el que destacan sus patios, claustros, fuentes y torres. A la Basílica del monasterio se accede por el Patio de los Reyes de Judea, y en él sobresalen un cimborrio de 95 metros de altura y las pinturas de Lucas Jordán.


El monasterio cuenta con más de 4.000 habitaciones, además de albergar al Panteón Real. En él se se encuentran enterrados los monarcas españoles de las casas de Austria y Borbón. Otras destacadas secciones son la Biblioteca, el Palacio de Felipe II, el Palacio de los Borbones, la Cripta, los Relicarios, el Convento, las Salas capitulares, la Sala de las Batallas, el Museo de Arquitectura o los Jardines de los Frailes.

Tercera Casa de Oficios de El Escorial
Fuente de la imagen: San Lorenzo de El Escorial

Las Casas de Oficios

Se trata de un conjunto arquitectónico realizado en armonía con el monasterio. Son tres, y aunque se encuentran separadas, fueron diseñadas por Juan de Herrera de forma unitaria. Se construyeron para suplir la falta de espacio existente en el monasterio, que no podía acoger todas las dependencias palaciegas. Increíble, pero cierto.


Hoy en día, la Primera Casa de Oficios acoge la Casa de Cultura, la Biblioteca Municipal “Manuel Andújar”, una Sala de Exposiciones y la Oficina de Turismo-Centro de Interpretación. La Segunda es actualmente el Santuario Nuestra Señora de Gracia, y también alberga el Centro Integrado de Estudios Musicales “Padre Antonio Soler”. La Tercera Casa de Oficios es en la actualidad una vivienda privada.

La Casita del Príncipe, en El Escorial
Fuente de la imagen: Nikonistas.com

La Casita del Príncipe

Lo de “casita” es un decir, porque se trata de un gran edificio del siglo XVIII diseñado por Juan de Villanueva. Declarada Bien de Interés Cultural, era el pabellón de recreo de Carlos IV, por entonces Príncipe de Asturias.


Se halla en un precioso bosque de robles, y está rodeado por cuidados jardines repletos de fuentes, estanques, cascadas, paseos y setos de boj.

La Casa de la Compaña, en El Escorial
Fuente de la imagen: Wikimedia

La Casa de la Compaña

Fue construida entre 1590 y 1597 por el arquitecto Francisco de Mora, discípulo de Juan de Herrera. Se creó para albergar todo el almacenaje, los servicios y los animales de la comunidad jerónima, que es la orden religiosa a la que se encargó el cuidado y mantenimiento del monasterio.


Actualmente alberga el Real Centro Universitario Escorial-María Cristina, y es una de las sedes de los Cursos de Verano en San Lorenzo de El Escorial.

La Casita del Infante, en El Escorial
Fuente de la imagen: Patrimonio Nacional

La Casita del Infante

Se halla en la Dehesa de la Herrería, y fue edificada para disfrute del Infante D. Gabriel de Borbón, hijo de Carlos III, al que le gustaba llevar una vida íntima, alejada del protocolo palaciego. La música era una de sus aficiones, como se puede apreciar en la preciosa sala principal. Se destinó a sala de audición, y los músicos tocaban desde la parte de arriba, pudiéndose ser escuchados incluso desde la plazoleta central del bello jardín.


Dotada de unas maravillosas vistas del monasterio, el último huésped real fue el Rey Juan Carlos I, que se alojó aquí cuando estudiaba Derecho. El edificio está considerado Monumento Histórico-Artístico.

REPORTAJES RELACIONADOS

El pueblo serrano de El Espinar, en Segovia

El pueblo serrano de El Espinar, en Segovia

Situado a los pies de la Sierra de Guadarrama, El Espinar es uno de los pueblos con más atractivo turístico de la provincia de Segovia, sobre todo por su espectacular entorno natural...

Las Navas del Marqués, en Ávila

Las Navas del Marqués, en Ávila

De marcada tradición turística, Las Navas del Marques es un pueblo de Ávila rodeado por un paisaje sierras y dotado de un gran patrimonio monumental y de una buena oferta gastronómica...