Finestres, la Muralla China de Huesca

Belén Valdehita 14 Marzo, 2019

Conocida como la Muralla China de Huesca, Finestres es una espectacular barrera natural situada en el lado aragonés de la Sierra del Montsec.

La Muralla China de Finestres, en Huesca
Geopaseos

Que sí, que en la provincia de Huesca existe una Muralla China, pero ni es tan larga como la asiática ni fue construida por el hombre. Estamos hablando de Finestres, un peculiar accidente natural que se encuentra bordeando el embalse de Canelles.

Estas dos líneas paralelas de muros rocosos, con los bordes serrados, son lo más parecido que ha creado la naturaleza a la Gran Muralla China, y en su interior se erigió el Castillo de Finestres, del que ya sólo queda en pie la ermita románica de San Vicente.

Este muro natural recibe el nombre del pueblo junto al que se encuentran, Finestres, que quedó abandonado tras la construcción del embalse al ser considerado zona inundable. Como en otros muchos casos, a esta población no llegó el agua, y hoy en día representa una interesante visita. El nombre original de la muralla era el de Roques de la Vila, pero acabaron haciéndose más populares los de la Muralla China de Finestres o la Muralla China de Aragón.

El pueblo abandonado de Finestres, en Huesca
Viajar Sin Fronteras

El pueblo de Finestres

Es el punto de partida para acceder a la muralla de Finestres. A pesar de llevar deshabitado casi 60 años, todavía se pueden ver lugares tan bonitos como la Ermita de Santa María, del siglo XVIII, desde donde se se contemplan unas magníficas vistas del embalse de Canelles, frontera natural entre las provincias de Huesca y Lleida.

La verdad es que todavía hay una casa que permanece habitada en Finestres, llamada Cas Coix, que está situada enfrente de un antiguo molino de aceite. Y es que, en esta localidad, antaño se elaboraba un buen aceite de oliva.

Desde el pueblo sale el camino que lleva hacia las ermitas de San Marcos y San Vicente, está ultima fechada entre los siglos XI y XII. La Ermita de San Marcos se halla a sólo cinco minutos de la población, y desde ella ya se puede ver la Ermita de San Vicente, ubicada dentro de la Muralla China de Huesca.

Muralla China de Finestres y Ermita de San Vicente, en Huesca
Picos de Europa

Ruta a Finestres

La mejor forma de acceder a Finestres es desde Estopiñan del Castillo. Desde allí, y tras cruzar el puente de Penavera, comienza el camino que nos llevará en coche hasta Finestres, siendo la distancia de 12 kilómetros ida y vuelta. No es necesario utilizar un vehículo todo-terreno, a menos que haya llovido y encontremos barro. En ese caso, es preferible usar un vehículo con tracción total.

Una vez en Finestres podremos aparcar el coche a la entrada del pueblo. Siguiendo la única calle que queda del pueblo, enseguida veremos las flechas que indican el camino que lleva a las ermitas de San Marcos y San Vicente.

Tras superar la Ermita de San Marcos, el camino empieza a descender en forma de zig-zag. Ya en las primeras curvas podremos empezar a contemplar esta curiosa formación rocosa. Enseguida el camino empieza de nuevo ascender, llevándonos hasta la Ermita de San Vicente y la Muralla China de Finestres.

REPORTAJES RELACIONADOS