Nos vamos a Cádiz, ¡síguenos!

Este cualquier época del año, si visitas la ciudad andaluza de Cádiz, te aseguramos que repetirás.

La ciudad de Cádiz, en Andalucía
Fuente de la imagen: huffingtonpost.es  

Con unas fantásticas playas, un maravilloso legado monumental, una oferta gastronómica de altura y unos habitantes que nunca pierden el buen humor, Cádiz es una ciudad que se disfruta cada día.

Esta luminosa villa andaluza puede presumir de historia, dado que tuvo un importante papel en las Guerras Púnicas, pero también en la conquista de América o en la instauración del régimen liberal en España. Fue aquí donde se forjó la primera constitución española, conocida popularmente como La Pepa

Además, el clima estará, casi siempre, a tu favor. En verano sus suaves temperaturas, que no suelen alcanzar los 30 grados en verano, son una auténtica delicia. Sólo tienes que cruzar los dedos para que durante tu estancia no sople ni el viento de Poniente ni el de Levante, sobre todo si piensas ir a la playa.

Barrio de la Viña, en Cádiz
Fuente de la imagen: Cadiz Inn Backpackers

Piérdete por Cádiz

Te lo decimos en serio. En Cádiz hay que perderse por sus callejuelas y barrios, embebiéndose de su riqueza monumental, de sus típicas tabernas y de sus gentes. Descubrirás antiguos tesoros, como el Teatro Romano, que se remonta al siglo I antes de Cristo, o la Factoría de Salazones, de la misma época.

No te quedes sólo con la fachada, y entra en lugares como la Catedral o el Gran Teatro Falla, donde tienen lugar algunos de los actos más populares del famoso Carnaval gaditano. Atraviesa la Puerta de Tierra y déjate caer por los castillos de San Sebastián y Santa Catalina, por la Torre Tavira, por el Baluarte de la Candelaria, por el Palacio de la Aduana o por las iglesias del Carmen y la de Santa Cruz. 

Y aún te quedará mucho por ver, como la Real Capilla de Nuestra Señora del Pópulo o los Oratorios de la Santa Cueva o de San Felipe Neri. El resto, mejor que lo vayas descubriendo por ti mismo.

Castillo de Sebastián, en Cádiz
Fuente de la imagen: Andalucia.org

De tapas por Cádiz

De tapas, a la hora de comer o de cenar, la capital gaditana es una auténtica delicia. En verano la disfrutarás, sobre todo, en la calle. Nada mejor que sentarte en una terraza del Barrio de la Viña y pedir una de mojama, chicharrones, tortillitas de camarones, cazón en adobo, pescaíto frito, caballa asada, patatas bomba o cualquier ración de pescado o marisco.  

Si prefieres un buen guiso, nada mejor que un puchero con su pringá, un atún encebollado, unas papas con chocos o unas albóndigas de pescado

Finaliza este festín con un buen dulce, como un tocinillo de cielo, unas panizas, unos pestiños, un piñonate, una poleá, una piriñaca o un pan de Cádiz.

Playa de la Victoria, en Cádiz
Fuente de la imagen: Turismo de Cádiz

Ven a vivir Cádiz

Esta es una ciudad que hay que vivir, por sus gentes, su luz, su gastronomía y su patrimonio histórico. ¡Y qué decir de sus playas! Son de aguas cristalinas y suave arena blanca, y tienes para elegir: La Cortadura, El Chato, Santa María del Mar, La Anegada, La Caleta o La Victoria.

Y todavía te reservamos más sorpresas, porque la ciudad posee unos parques y jardines preciosos y muy cuidados, como el Parque Natural de la Bahía de Cádiz, el Jardín de la Alameda Apodaca, el Jardín Botánico o el Parque Genovés.

Cádiz suena a flamenco y habaneras, y cuenta con uno de los carnavales más famosos de España, con sus peculiares comparsas y chirigotas. Ven a Cádiz, ¡repetirás!