Guía de la ciudad de Badajoz

Belén Valdehita 17 Diciembre, 2018

Bañada por el río Guadiana, y haciendo frontera con Portugal, la villa extremeña de Badajoz cuenta con un gran arraigo histórico y con un presente muy actual, siendo una ciudad hospitalaria y muy turística.

Vista nocturna de Badajoz
Turisbox

La ciudad de Badajoz es toda una sorpresa para los que la visitan. Se encuentra situada al oeste de la provincia del mismo nombre, que es la más grande de España y también la más despoblada. Esta villa extremeña, por su situación geográfica junto a nuestros vecinos portugueses, fue en el pasado un lugar convulso.

Hoy en día es una ciudad con un merecido patrimonio histórico-monumental, pero también es una capital moderna con muchos parques y jardines y con atrevidas construcciones contemporáneas, que cuenta además con una cuidada infraestructura turística. Acompáñanos a descubrir, a través de esta Guía de Badajoz, uno de los mejores destinos de la Comunidad de Extremadura.

Alcazaba de la ciudad de Badajoz
Turismo de Extremadura

Qué ver en Badajoz

  • Plaza España: es un buen sitio para comenzar la visita por la ciudad de Badajoz. En esta emblemática plaza se encuentran algunos de los lugares más destacados de la villa. De hecho, muchos de sus edificios se encuentran protegidos por su valor patrimonial. Aquí podrás ver la Catedral de San Juan Bautista, que fue construida como si de una fortaleza se tratara, debido a las continuas guerras en las que se vio envuelta la ciudad. También se encuentra en la plaza el Palacio Municipal, ubicado en un palacio del siglo XVIII. Justo en frente hay una estatua de Luis de Morales, un pintor local del siglo XVI al que en su época llamaban “el Divino”.
  • La Alcazaba: considerado el recinto árabe amurallado más grande de toda Europa, es una buena muestra de cómo surgió Badajoz. Declarado Monumento Histórico-Artístico, en su interior se halla el Palacio de los Duques de Feria, que cuenta con varias torres cuadradas y actualmente acoge el Museo Arqueológico Provincial. La Torre de Espantaperros es la más popular de este recinto de origen árabe. Desde ella se contemplan unas magníficas vistas del barrio de de San Roque y del río Rivillas.
  • La Plaza Alta y la Plaza de San José: situadas junto a la Alcazaba, ambas plazas fueron, en su momento, el auténtico epicentro de la ciudad. Aquí tenían lugar los mercados semanales, y a su alrededor se encuentran joyas monumentales como las Antiguas Casas Consistoriales, las Casas Coloradas o las Casas Mudéjares. Muy cerca están también los Jardines de la Galera, que acogen alrededor de 90 variedades de plantas procedentes de los cinco continentes.
  • Puerta de Palma: es todo un símbolo de la ciudad Badajoz, y funcionó en el siglo XVI como la puerta de acceso más importante de la villa, contando con el control de aduanas. Sus dos torreones fueron convertidos en cárcel real durante el siglo XIX. En frente, sobre el río Guadiana, está el Puente de Palma, también del siglo XVI. Como contrapunto, muy cerca se puede ver el contemporáneo Puente Real, una obra de ingeniería que representa al Badajoz más actual.
  • Ermita de la Soledad: acoge a la patrona de Badajoz, y se encuentra en la popular Plaza de la Soledad, un lugar muy querido por los pacenses. En esta plaza se encuentran otros destacados edificios de la ciudad, como la Giraldilla, que se construyó imitando a la conocida torre de Sevilla. También está aquí el precioso Edificio de las Tres Campanas, del siglo XIX.
Baluarte de San Vicente, en Badajoz
turismobadajoz.es
  • Ruta de los Baluartes: un interesante recorrido por la muralla abaluartada de la villa, la cual ha soportado duros enfrentamientos a lo largo de su historia, como la Guerra de la Sucesión y la Guerra de la Independencia. En su origen estaba integrada por cuatro puertas, por el Fuerte de San Cristóbal, la Ermita de los Pajaritos y por ocho baluartes y dos semibaluartes. En el Baluarte de Santa María se pueden apreciar todavía las huellas de las guerras napoleónicas. Los otros baluartes son los de San Pedro, de la Trinidad, San Roque, San Juan (ya desaparecido), el de Santiago, el de San José y el baluarte de San Vicente. Uno de los semibaluartes está adosado a la Puerta de Palmas, y el otro es el de San Antonio, que se encuentra junto a la Puerta del Alpendiz.
  • Museos de Badajoz: para conocer la historia de la ciudad, su cultura, sus tradiciones y fiestas, acércate al Museo de la Ciudad de Luis Morales. Imprescindible es también la visita al Museo del Carnaval, ya que se trata de una de las fiestas más celebradas en la villa. Otros interesantes museos en la ciudad son el Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo y el Museo de Bellas Artes.
  • Palacio de Congresos Manuel Rojas: este moderno edificio es, según el MOMA de Nueva York, uno de los 53 edificios más representativos de España, compartiendo este honor con lugares tan emblemáticos como el Museo Nacional de Arte Reina Sofía. En su diseño arquitectónico se buscó conseguir la unión entre la vanguardia y el patrimonio histórico, por ello es también un símbolo del pasado y el presente de la ciudad.
  • Jardín Botánico Castelar: se trata de un bello jardín que alberga más de cien especies de flora diferentes. Muy cerca de él se halla otro de los parques más famosos de Badajoz, el Parque Infantil.
  • Paseo San Francisco: por su situación y por su historia, está considerado el parque más importante de la ciudad. El que fuera el antiguo huerto del Convento de San Francisco, se recuperó como espacio público en el siglo XVIII. Actualmente cuenta con una extensión de más de diez mil metros cuadrados, y en él encontraremos un bonito templete de música, elegantes bancos, farolas de estilo fernandino, grandes palmeras y hasta un estanque. También hay quioscos con terraza donde tomar tranquilamente un café.
  • Puentes sobre el río Guadiana: el Guadiana, cuyo cauce divide en dos la ciudad extremeña, está cruzado por cinco puentes: Gévora, el Puente de Palmas, el Puente Autonomía, el Puente Universidad y el Puente Real.
De tapas por Badajoz
Web sobre comer en Badajoz

Comer y tapear en Badajoz

Badajoz es un buen lugar para tapear. Aquí se tapea a cualquier hora, y la mejor zona para hacerlo es su casco histórico. Podrás probar un magnífico jamón, ricos quesos o tapas de bacalao, entre otras posibilidades, en alguno de los muchos bares repartidos por las calles Felipe Checa, Hernán Cortes, Muñoz Torrero y alrededores. También encontrarás buenos bares para tapear en el moderno barrio de Valdepasillas y en la urbanización Guadiana. Entre los clásicos del tapeo en Badajoz se encuentran el bar La Giralda, en el número 70 de la calle Virgen de la Soledad; El Tablón, en el número 83 de la Avenida Ricardo Carapeto; El Anzuelo de Oro, en el número 4 de la calle Santa Lucia, o La Corchuela, en la calle Meléndez Valdés.

A la hora de comer, no olvides probar las especialidades locales, como las migas, el gazpacho, la caldereta de cordero, el ajoblanco o los excelentes jamones, quesos y vinos. Entre los restaurantes mas recomendables se hallan el Aldebarán, situado en la urbanización Guadiana, donde probarás las vanguardistas recetas del chef Fernando Bárcenas; el Lugaris, también con una cocina muy creativa en el número 44 de la Avenida Adolfo Díaz Ambrona; los restaurantes Azcona, en la Avenida Elvás, y El Chupi, en la calle Antonio de Nebrija, que están especializados en cocina tradicional, o el restaurante Lopo, en la Avenida de Cristóbal Colón, un acogedor restaurante familiar especializado en asados a la brasa y carnes de caza.

Y no te vayas de Badajoz sin haber probado los bollos de leche. No se trata de un dulce típico extremeño, pero sí que se ha convertido en un emblema de la ciudad. Son unos tiernos bollitos con forma de ensaimada que están cubiertos de azúcar, y que se deshacen al mojarlos en leche. De ahí su nombre. Uno de los mejores lugares para comprarlos es la pastelería La Cubana, que se encuentra en la calle Francisco Pizarro.

Centro Comercial Abierto Menacho, en Badajoz
Región Digital

De compras por Badajoz

En Badajoz encontrarás desde almacenes como El Corte Inglés a grandes centros comerciales, como La Plaza o El Faro. También hay calles de lo más comerciales, como la calle Menacho y sus alrededores. Los 140 comercios de la zona se han agrupado en una asociación llamada Centro Comercial Abierto Menacho, donde podrás adquirir prácticamente de todo.

Si lo que buscas son productos tradicionales, típicos de Extremadura, no olvides comprar vinos de la región, que cuentan con la D. O. Ribera del Guadiana; jamones extremeños, que se obtienen de cerdos criados con bellotas en las grandes dehesas de Extremadura; quesos como la "Torta del Casar", de la comarca de La Serena, o aceite de oliva de Monterrubio. Y si visitas algún convento, aprovecha para adquirir los exquisitos dulces que elaboran las monjas de forma totalmente artesanal.

Motel 7 Bar Club, en Badajoz
TripAdvisor

Ocio nocturno en Badajoz

Si quieres salir de marcha por la noche en Badajoz, el mejor ambiente está en el casco antiguo y en el barrio de Valdepasillas. Para los que gustan de escuchar música en directo, cuentan con la discoteca Motel 7 Bar Club, que se encuentra en el casco antiguo, en el número 7 de la calle San Juan; el Café Concierto Mercantil, en el número 10 de la calle de Zurbarán, o la Sala Metalarium, en la Avenida Elvás.

Otros bares de copas, con buena música y un gran ambiente, son el Halcón Milenario, en el número 9 de la calle de José López Prudencio, que cuenta con música muy variada, futbolín o fiestas temáticas, y el Guiñol Café, en el número 3 de la calle San Isidro. Aquí podrás tomar cócteles, chupitos o grandes jarras grandes de cerveza a muy buen precio.

Una opción muy original es la Sala Aftasí, en el número 9 de la calle Alonso Céspedes. Se trata de un centro inter-disciplinar situado en el casco antiguo de Badajoz. Este lugar dedicado al arte y a la diversión cuenta con dos espacios: el Café-Galería, un sitio tranquilo que abre de 16:30 a 00:00 horas y donde podrás tomar algo mientras disfrutas de exposiciones de fotografía, pintura, escultura o video-montaje, y La Sala, que tiene capacidad para 250 personas. Aquí tienen cabida todas las artes escénicas, y su programación incluye monólogos de comedia, conciertos o sesiones de dj’s.

Carnaval de Badajoz, Patrimonio de la Humanidad
Extremadura

Fiestas señaladas de Badajoz

Dos son las fiestas más emblemáticas de Badajoz: el Carnaval y la Semana Santa.

  • Carnaval de Badajoz: es una de las fiestas más populares de la ciudad. Recientemente ha sido catalogado como Patrimonio de la Humanidad, y cuenta cada año con más participación. Sus habitantes, y visitantes, se disfrazan y se echan a las calles para disfrutar de las murgas y comparsas. Uno de los días más señalados es el Domingo de Carnaval, cuando tiene lugar el Desfile de Comparsas, que cuenta con una gran afluencia de público. Otros actos destacados durante los cinco días que dura el Carnaval son el Gran Desfile de Carnaval, integrado por numerosas comparsas; el Concurso de Murgas, que se celebra el Viernes de Carnaval, y el Entierro de la Sardina, con el que se despide a Don Carnal, y que tiene lugar el Martes de Carnaval.
  • Semana Santa: considerada de Interés Turístico Nacional, es una celebración que cuenta con mucho arraigo en la ciudad de Badajoz, y en la que participan miles de personas. El origen de las cofradías que participan en este evento se remonta a los siglos XVII y XVIII, aunque se ha documentado que ya existían cofradías en la ciudad en el siglo XIII. Actualmente son diez las cofradías que procesionan en la Semana de Pasión de Badajoz. Las procesiones más solemnes y con más seguidores son la de Jesús de la Espina, la del Sermón de las Siete Palabras, la de la Resurreción y la de la Cofradía de las Angustias por el Puente de Palma, que tiene lugar sobre las aguas del río Guadiana. También es muy sentida la procesión de La Soledad, patrona de la ciudad, que desfila por la ciudad mientras los pacenses esperan silencio, y a la que cantan saetas a su paso.

REPORTAJES RELACIONADOS

Llerena, un destino diferente en Badajoz

Llerena, un destino diferente en Badajoz

Un viaje por tierras extremeñas siempre es sinónimo de aventuras culturales, históricas, gastronómicas y naturales. Nos vamos a descubrir la ciudad de Llerena, un destino diferente en Badajoz...