Guía de Altea

Belén Valdehita
Belén Valdehita 17 Octubre, 2019

El encanto que posee la localidad alicantina de Altea es innegable, y se debe a sus playas, a su precioso casco antiguo, a su bello entorno natural, a su rica gastronomía mediterránea o a sus muchas propuestas de ocio.

La localidad de Altea, en Alicante
altealife.es

Por si todavía no lo sabías, Altea es una bonita localidad valenciana que se encuentra situada en la provincia de Alicante, en plena comarca de la Marina Baja. Destacando sobre el perfil de la Sierra de Bernia, y con el Mediterráneo y el Parque Natural Serra Gelada como principales protagonistas de su paisaje, se trata de un encantador pueblo de casas blancas que descienden por la ladera de un promontorio hasta llegar al mar.

Gracias a su benigno clima, Altea es un destino para todo el año. Sus seis kilómetros de costa son una sucesión de magníficas playas e imponentes acantilados, desde los que contemplar la naturaleza de esta localidad valenciana en estado puro. Contaremos con todo tipo de propuestas desde la mañana a la noche, como la posibilidad de practicar una gran variedad de actividades náuticas o salir de compras, pasando por poder realizar atractivas rutas de senderismo o jugar al golf, darse un homenaje gastronómico o irse por la noche de tapeo y copas hasta el amanecer.

Todo esto, y mucho más, podrás descubrirlo en esta Guía de Altea, un compendio de todas las cosas maravillosas que podrás ver y hacer en esta sugerente villa mediterránea.

Playa de La Roda, en Altea, Alicante
playas.lasprovincias.es

Playas de Altea

  • Playa de La Olla: con una longitud de 1.400 metros y una anchura media de seis metros, esta playa está compuesta de bolos y grava. Se halla justo en frente de una pequeña isla que lleva el mismo nombre, y cuenta en los meses de verano con un grado de ocupación medio. Dispone de acceso adaptado para personas con movilidad reducida, aparcamiento, aseos, servicio de alquiler de sombrillas y hamacas, servicio de limpieza diaria y chiringuito. Es también un buen lugar para practicar deportes náuticos.
  • Playa de Cap Negret: situada en la desembocadura del Río Algar, al norte del término de Altea, se trata de una playa de gravilla que suele contar con un grado de ocupación medio. Tiene una extensión de 1.470 metros de largo y 12 metros de ancho, y ofrece servicio de alquiler de hamacas y sombrillas, aseos y chiringuito.
  • Playas del Mascarat: en la punta del Mascarat, junto a la Sierra de Bernia, hay dos calas de gravilla que suelen contar con una ocupación media. Se trata de Mascarat Norte y Mascarat Sur. La primera tiene una longitud de 280 metros y una anchura de 21 metros. Cuenta con aparcamiento, servicio de limpieza diario, aseos, alquiler de sombrillas y hamacas y kiosco de bebidas. En cuanto a Mascarat Sur, llamada también playa de La Barreta, posee una extensión de 150 metros de largo y 15 metros de ancho, contando con un nivel de ocupación bajo. Su composición es de gravilla, y dispone de un pequeño aparcamiento, servicio regular de limpieza o alquiler de sombrillas y hamacas.
  • Playa de La Roda: situada junto al casco urbano, esta playa urbana fue galardonada en 2019 con la Bandera Azul. Tiene 1.400 metros de largo y 20 de ancho, es de arena y cuenta con un nivel de ocupación alto. Sus aguas son muy tranquilas, y dispone de todo tipo de servicios e infraestructuras.
  • Playa de Cap Blanc: este arenal semiurbano, galardonado con la distinción de Bandera Azul, es el más largo de Altea. Tiene 1.350 metros de longitud y 19 de ancho, y su composición es una mezcla de bolos y grava. Cuenta con un nivel de ocupación alto, y posee todo tipo de servicios e infraestructuras, incluyendo aparcamiento, accesos adaptados para personas con movilidad reducida o servicio de vigilancia y salvamento.
  • Playa de la Solsida: con un nivel de ocupación bajo, esta playa de bolos y rocas se encuentra en la punta del Mascarat, y es una playa nudista. Tiene 1.400 metros de largo y 8 de ancho, y es un arenal aislado que carece de servicios, aunque no de encanto.
Casco Antiguo de Altea, en Alicante
alteablog.com

Qué ver en Altea

  • Casco Antiguo: es, sin lugar a dudas, el lugar más atractivo de Altea, y está lleno de historia y de vida. Aquí se encuentran algunas de las muchas ermitas de la villa, además de la Iglesia de la Virgen del Consuelo. En sus calles abundan los bares, las tiendas o las galerías de arte, y hay varios miradores repartidos estratégicamente que ofrecen espectaculares vistas a la bahía.
  • Portal Vell: también llamado Puerta de Valencia, comunica la calle Mayor con Plaza de la Iglesia, en el centro histórico. Es del siglo XVII, y se conserva en muy buen estado.
  • Paseo Marítimo: es uno de los lugares más concurridos de Altea, y no sólo por su estupenda oferta de comercio y restauración, también porque desde aquí se disfruta de impresionantes vistas del Peñón de Ifach.
  • Iglesia Ortodoxa: sólo con verla nos sentiremos como transportados a la antigua Rusia. Dedicado al Arcángel San Miguel, este templo se encuentra en la urbanización Altea Hills. Fue construida en el año 1996, y aunque no seas ortodoxo merece la pena visitar su interior, ya que es precioso. Su horario es de lunes a viernes de 09:00 a 18:00 horas; los sábados de 09:00 a 20:00 horas, y los domingos de 09:00 a 18:00 horas.
  • Torre de la Galer: declarada Bien de Interés Cultural, su origen se remonta al siglo XIV. Se trata de una torre medieval que fue utilizada para realizar funciones de vigilar todo lo que llegaba por mar, especialmente piratas.
  • Torre de Bellaguarda: construida en el siglo XIV, presenta un perfecto estado de conservación, aunque no es nada fidedigno respecto a la antigua torre defensiva. Se encuentra en Plaza de la Canterería, y se mantuvo en funcionamiento hasta el siglo XVI.
  • Museo del Mar: situado en el Astillero de Orozco, en su interior podremos realizar un viaje por la historia de los barcos y de todo lo relacionado con ellos, incluyendo los enseres de pesca. Todo lo que se puede ver demuestra la estrecha relación que los alteanos han mantenido, y mantienen, con la actividad pesquera y con el mar Mediterráneo.
Gastronomía de Altea
visitaltea.es

Comer en Altea

Aunque siempre recomendamos insistentemente en que hay que probar la gastronomía local, lo cierto es que en Altea podremos alternar y disfrutar también de todo tipo de restaurantes, incluyendo cocina tradicional, vegetarianos, cocina de autor, italianos, chinos, rusos...

Se puede escoger entre una gran variedad no sólo de restaurantes, también de bares, tabernas, cafés, heladerías o coctelerías. Pero, desde luego, uno no puede marcharse de esta bella población alicantina sin haber comido una buena paella marinera o una paella amb aladroc.

La gastronomía local se elabora, sobre todo, con arroces, hortalizas, mariscos y pescados, siendo una cocina muy marinera y totalmente mediterránea. Además de paellas, podremos probar otros tradicionales platos valencianos, como arròs a banda o arrós amb fesols i polp, además de delicias locales como el cruet de peix, el pescado frito, los erizos de mar o las coques.

El Casco Antiguo de Altea por la noche
diarioinformacion.com

De compras y de copas por Altea

Salir de compras cuando viajamos es siempre un buen plan, sobre todo para adquirir recuerdos o especialidades de la zona que visitamos. En Altea hay grandes artesanos, y se especializan en excelentes trabajos de cuero repujado, joyas y piezas de cerámica. El mejor lugar para adquirir artesanía es en el Casco Antiguo, donde hay varias tiendas especializadas en este tipo de artículos. También se pueden comprar en el mercadillo que tiene lugar todos los martes en la Plaza de la Iglesia. Además, durante la Semana Santa y los meses de julio y agosto se puede visitar la Mostra d’Artesania, que cuenta con alrededor de 30 puestos de artesanos locales y llegados de otros lugares que se instalan en la plaza de la Iglesia.

Aunque indudablemente hay mucha más marcha en verano y Semana Santa, sigue habiendo vida nocturna en Altea más allá de la temporada alta. Indudablemente, esto no es Benidorm, ni falta que hace, porque se trata de una localidad orientada a un viajero diferente, que busca, sobre todo, tranquilidad, aunque no descarta salir por la noche a tomar una copa.

Y el lugar ideal para salir por la noche en Altea es el Casco Antiguo. Allí se puede comenzar la noche cenando o tapeando en alguno de los muchos bares y restaurantes, la mayoría con terraza, para después prolongar la jornada tomando una copa en algunos de los pubs de la zona, la mayoría ubicados en los alrededores de la Plaza Mayor, donde también hay una discoteca. Se puede disfrutar de una completa salida nocturna sin movernos del casco histórico y trasladándonos de un lugar a otro a pie.

Fiesta de Moros y Cristianos de Altea
visitaltea.es

De fiesta por Altea

En Altea se celebran fiestas durante todo el año, aunque en verano se concentran la mayoría de ellas. Los Moros y Cristianos, Semana Santa, el Castell de l’Olla o La Noche de San Juan son cuatro de los eventos más populares. También hay señalados encuentros y actos culturales, como los conciertos al aire libre de las “Nits al so de l’aigua” y de la “Ruta de las Ermitas”, las muestras de artesanía o las Balconadas.

  • Fiesta de Moros y Cristianos de Altea: en el mes de septiembre se celebran las Fiestas Patronales del Santísimo Cristo del Sagrario y de Moros y Cristianos en honor a Sant Blai. Durante todo el mes tienen lugar un montón de eventos y actividades organizados por la comisión de fiesta y por las peñas. Incluyen actos religiosos, como misas y procesiones, pasacalles, fiestas de peñas y, por supuesto, la celebración del desfile de Moros y Cristianos.
  • Semana Santa en Altea: es un evento que cada año va ganando adeptos. Y es que en Altea se vive la Semana Santa con pasión, tanto religiosa como festiva. No hay que perderse la Procesión del Domingo de Ramos, el Vía Crucis, la Solemne Procesión del Santo Entierro de Cristo o la Procesión del Encuentro con el Resucitado.
  • Castell de l’Olla: todos los años, el sábado más próximo a la festividad de San Lorenzo, que es el día 10 de agosto, se celebra el Castell de l’Olla. Se trata de un gigantesco evento pirotécnico que tiene lugar sobre el mar, ya que los fuegos artificiales se disparan desde unas plataformas flotantes ubicadas a 300 metros de la línea de costa. Este evento cuenta con el premio al “Mérito Turístico, en la categoría de oro”, y ha sido declarado Fiesta de Interés Turístico en la Comunidad Valenciana.
  • Noche de San Juan en Altea: coincidiendo con la noche más corta, y con el solsticio de verano, la noche del 23 al 24 de junio el Casco Antiguo se llena de hogueras para celebrar San Juan. Otra tradición local para celebrar la llegada del periodo estival es la “Plantà de l’Arbret”. Consiste en la instalación del tronco de un árbol muy alto en el centro de la plaza de la Iglesia, y al que hay que intentar subir, cuanto más alto, mejor. La festividad de San Juan también incluye actos religiosos, conciertos y fuegos artificiales.
  • Balconadas de Altea: esta reciente tradición consiste en exponer al aire libre, en los balcones de las casas del Casco Antiguo de Altea, los lienzos realizados por diversos artistas de la zona, tanto consolidados como principiantes. Tanto la técnica como la temática son libres, el único requisito es que se expongan en el exterior.

REPORTAJES RELACIONADOS

Las playas de Alfaz del Pi, en Alicante

Las playas de Alfaz del Pi, en Alicante

La localidad alicantina de Alfaz del Pi cuenta con cuatro atractivas playas mediterráneas; la playa del Albir, la playa de la Mina, la playa del Amerador y la Playa del Médico...

El Albir, un verano muy mediterraneo en Alicante

El Albir, un verano muy mediterraneo en Alicante

Menos masificado que otras localidades cercanas, como Benidorm, El Albir es un perfecto destino turístico en la costa de Alicante, en la Comunidad Valenciana. Pertenece al municipio de Alfaz del Pi, s...