La belleza marinera de Pontedeume, en A Coruña

Pontedeume es uno de esos bonitos e imprescindibles pueblos costeros de la provincia de A Coruña.

Villa de Pontedeume, en A Coruña, Galicia
Fuente de la imagen: El Gorro Blanco

Situado entre las ciudades gallegas de A Coruña y El Ferrol, Pontedeume es una localidad costera que mira a la ría de Ares, y más allá al Océano Atlántico. Sin duda es un bello anfiteatro el que conforma este antiguo pueblo, cuyo origen se remonta al siglo XIII, cuando fue fundada por el rey Alfonso X El Sabio.


El río Eume atraviesa la villa y desemboca en el mar formando la ría de Ares, también llamada de Pontedeume. Y en esta ría, y en la cercana ría de Betanzos, encontraremos un rosario de playas y calas para todos los gustos, desde arenales tranquilos y casi salvajes hasta playas con todo tipo de servicios, poseedoras de la Bandera Azul de la Unión Europea.


Es esta parte de A Coruña una zona tradicional de veraneo, aunque el tiempo no acompañe algunos días y llueva más de lo que muchos querrían. Pero, ya se sabe, el que viene a Galicia disfruta, llueva o no, de sus playas, su naturaleza, su gastronomía y de otros muchos y sugerentes atractivos.

Puente de los Andrade, en Pontedeume, A Coruña
Fuente de la imagen: AGalicia.com

Parajes y monumentos de Pontedeume

Con una historia que nos retrotrae hasta el siglo XIII, no es extraño que esta villa coruñesa presuma de herencia monumental. De esa misma época es el Castillo de los Andrade, situado en la aldea de Noguerosa, que pertenece al término municipal de Pontedeume.


También de los Andrade, pero del siglo XIV, es el torreón que hay en el casco antiguo de la localidad, y también lleca su apellido el gran puente que cruza la ria. Un poco más antiguo que le torreón, de casi dos siglos después, es el Convento de San Agustín (año 1538), que hoy en día alberga la Casa de la Cultura. Acércate también a ver el Monasterio de San Juan de Caaveiro, la Iglesia de Santiago o el Santuario de las Virtudes.


La naturaleza local es también fuente continua de agradables sorpresas. Es el caso de las Fragas del Eume, un precioso parque natural que abarca cinco municipios y que cuenta con el honor de poseer varias especies en peligro de extinción.

Playa de Cabañas, en Pontedeume, A Coruña
Fuente de la imagen: Visiones de Ferrolterra 

La Costrada de Pontedeume

Por supuesto que te vas a poder hartar de comer magnífico pescado y marisco en Pontedeume, además de otras famosas especialidades gallegas, como el pulpo a feira, el lacón con grelos, el pote gallego o la empanada. Pero no te puedes ir de esta villa costera sin haber probado la costrada, una receta que, según se cuenta, llegó desde Italia hace ya más de 300 años, y que fue portada por los monjes del convento de San Agustín.


La costrada es una especie de pastel formado por varias capas de una masa especial que se alternan con varios tipos de carne, como pollo o ternera, aunque también se puede rellenar de pescado o marisco. No creas que podrás pedir costrada en cualquier sitio, porque debido a lo complicada que resulta su elaboración sólo se realiza en algunos restaurantes de Pontedeume, y siempre por encargo.

Parque Natural Fragas del Eume, en Pontedeume
Fuente de la imagen: Greenpeace USA

El encanto costero de Pontedeume

Si todavía no has quedado convencido de los atractivos de la villa de Pontedeume, sigue leyendo. Preciosos paisajes marinos y de interior, buenas propuestas históricas y monumentales, una magnífica oferta gastronómica y playas, muchas playas. 


Para conocer a fondo la ría y la localidad, te recomendamos hacer excursiones en piragua, dar paseos a caballo o realizar rutas en bicicleta y a pie. Seguro que descubres muchas buenas cosas que todavía no te hemos contado de Pontedeume.