Dunas de Corrubedo, A Coruña

Si hablamos de dunas, siempre se nos viene a la mente los áridos desiertos del lejano oriente, pero hoy hablaremos de Corrubedo, un parque natural situado en el municipio de Riveira que es famoso por poseer una de las dunas móviles mas grandes e impresionantes de nuestro país.

DUNAS DE CORRUBEDO (A Coruña)
efeverde.com

Introducción

Galicia es conocida por su naturaleza y por esa misteriosa magia que guardan sus tradiciones. Ambas se unen en Corrubedo, (A Coruña). Por eso vamos a acercarnos a este pequeño rincón coruñés, Parque Natural de belleza única y leyenda.

Corrubedo es una humilde localidad parte del municipio de Riveira. En la península de A Barbanza, situada entre la Ría de Arousa y la Ría de Muros e Noia.

Es junto a este antiguo pueblo pesquero que se alza un enorme complejo dunar

El conjunto es un paisaje maravilloso que sorprende por su ubicación, en las verdes tierras gallegas de serranías y profundos bosques.

Y con más de 300.000 personas visitándolo al año, se ha convertido en el Parque Natural con mayor afluencia turística de la comunidad autónoma.

Aproximándonos

Corrubedo se encuentra al final de la península de A Barbanza, en aquellos límites del mundo conocido que inflamaban las supersticiosas mentes de las gentes de antiguo.

Pero aquellos tiempos han quedado atrás y hoy nos es francamente más fácil alcanzar estos confines. Desde la misma capital gallega podremos llegar con comodidad hasta Riveira por autovía, atravesando lugares tan conocidos como Padrón o Pontecesures, que ya es parte de Pontevedra.

Incluso desviarnos de nuestro destino y acercarnos a Catoira, en la desembocadura del río Ulla, que da comienzo a la Ría de Arousa. Lugar donde se celebra la famosa fiesta del desembarco vikingo.

Entramos en A Barbanza y nos esperan Rianxo, Boiro y A Pobra do Caramiñal, localidades que descansan ante las aguas de la ría; todas ellas de agradable visita y con lugares que disfrutar.

Galicia siempre ofrece paisajes verdes, de cotas viejas y no pronunciadas en exceso. Y cuanto más te acercas al mar, más los aromas salinos toman la tierra. Es esta confluencia lo que dota de mayor encanto a las rías galáicas.

Sea bajo cálidos días veraniegos o incluso en los grises inviernos de melancólicas pinceladas.

La autovía nos deja en el municipio de Riveira, población que queda hacia el sur, pero nuestra ruta nos lleva más al oeste, hacia donde el sol se adentra en el inmenso océano.

DUNAS DE CORRUBEDO (A Coruña)
lagranescapada.com

Atractivos

Antes de acceder al propio Parque Natural, siempre es recomendable acercarse al mirador de Pedra da Rá, la piedra de la rana, nombre que recibe por la curiosa roca con esa forma. Desde él tendremos unas magníficas vistas de la región.

Lo primero que llamará tu atención es la gigantesca duna móvil que domina la línea costera del parque, única de su tipo en Galicia. Hablamos de un formación con más de 1 km de largo, 250 m de ancho y 20 m de altura.

El Parque Natural alcanza unas 1000 ha, en donde además de las dunas se encuentran dos apacibles lagunas. Vixán, de agua dulce, y Carregal, de agua salada. Ambas pobladas por juncos, ofreciendo hogar a más de 3000 aves acuáticas.

Todo ello se asienta directamente ante la costa, por lo que también tendremos acceso a la serie de cinco playas. La más larga la Praia da Lagoa, con unos 3 km de largo.

Tres distintas rutas recorren la región; la del agua, la del mar y la del viento.

La primera tiene un recorrido de unos 3 km, llevando hasta la laguna Vixán. Ruta que también muestra los restos del castro de Porto Baixo.

La segunda ofrece una distancia mayor, 6 km. Esta conduce al lago salobre de Carrexal.

Por último está la principal, que nos aproxima a la gran duna móvil. También da acceso a la Praia do Vilar, en donde restaurantes, merenderos y otros servicios están disponibles.

Lo recorras como lo recorras, sin duda apreciarás lo curioso de la formación y el por qué de su magia. Es por ello que existen varias leyendas relacionadas con este lugar.

En Galicia hay varias historias sobre ciudades hundidas en lagos o bajo el mar. Aquí, en Corrubedo, se cuenta que había una ciudad-reino llamada Valverde. A esta viajó un rey de los mouros, un mitológico pueblo del imaginario galáico similar a los tuatha de danán irlandeses. Al llegar quedó completamente abrumado por la belleza de la princesa.

El padre, que desconfiaba del mouro y sus habilidades mágicas, se negó a aceptar la petición de mano. Entonces toda la ciudad fue barrida por el mar y sobre ella se alzó la gran duna.

Hay varias versiones de este cuento, que sitúan la ciudad bajo la laguna de Carregal o en el mar. Así como es llamada también Malverde, Reirís o Bretal. Versiones que hablan de la victoria de Carlomagno sobre estos seres o incluso una totalmente cristianizada que adjudica la desaparición de la ciudad a un acto de la Virgen contra el pueblo, por su maldad.

Incluso se decía que algunas noches podía llegar a oírse las campanas de la desparecida ciudad tañer sombrías, queriendo recordar al mundo que aún sigue allí.

Además del Parque Natural, hay otros lugares interesantes en estas regiones.

Al margen de disfrutar de las playas, paisajes y la magnífica gastronomía, en la península de A Barbanza se encuentran dos de los más importantes castros de Galicia. El Castro da Cidá, que lo podrás visitar si te acercas al mencionado mirador de la Pedra da Rá; y el Castro de Baroña, en la costa norte.

Cabe destacar que este castro también posee una rica tradición legendaria y se mantiene en un excelente estado de conservación. Hay que alejarse del Parque, pero su situación en un alto rocoso frente al mar le confieren un aspecto soberbio.

Sin irse tan lejos tenemos el Domen de Axeitos, una muestra de construcción megalítica propia de la prehistoria europea. Este se suma a los petroglifos también hallados en estas tierras, que evidencian la presencia desde remotos tiempos de habitantes en ella.

Conclusión

En general toda la región es una muestra del rural costero gallego, en el que la vida marinera y los cuentos antiguos, tejen una sociedad de ambigua mezcla entre la grata hospitalidad y el misterio.

Es una escapada sin pretensiones, con el único objetivo de disfrutar de un entorno de marcado contraste, de una naturaleza viva y la magia que evoca en aquellos que quieren oír su llamada en el viento.

DUNAS DE CORRUBEDO (A Coruña)
arusa-norte.es

ARTICULOS RELACIONADOS

La villa coruñesa de Ferrol, en Galicia

La villa coruñesa de Ferrol, en Galicia

Ciudad marinera donde las halla, la localidad de Ferrol siempre ha estado muy estrechamente relacionada con el mar. Ubicada en la provincia de A Coruña, en Galicia, Ferrol cuenta con un puerto pesquer...