El precioso Valle de Ulzama, en Navarra

Rodeado de verdes prados y de bosques de robles y hayas, el Valle de Ulzama es un auténtico paraíso natural en la Comunidad Foral de Navarra.

La localidad de Lizaso, en el Valle de Ulzama, Navarra
Fuente de la imagen: Panoramio

En la merindad de Pamplona, a sólo 25 kilómetros al norte de la capital de Navarra, se extiende un bonito valle que lleva el nombre de Ulzama, Ultzama en euskera. Pertenece a la comarca de Ultzamaldea, y recibe su nombre del río que lo surca.


El valle se divide en 14 concejos: Alcoz, Arraiz-Orquín, Auza, Cenoz, Elso, Elzaburu, Gorronz-Olano, Guerendiáin, Ilarregui, Iráizoz, Juarbe, Larráinzar (donde está la sede del ayuntamiento), Lizaso y Urrizola-Galáin, además de por un lugar habitado, Locen.


El clima de esta zona es de tipo subatlántico, muy húmedo casi todo el año, siendo el volumen medio de las precipitaciones anuales de 2.000 mm. La temperatura media es de 12 grados centígrados, y en invierno suele hacer bastante frío.

Valle de Ulzama, en Navarra
Fuente de la imagen: Turismo en Navarra

Qué ver en el Valle de Ulzama

Sin duda, el mayor encanto de este valle es su patrimonio natural. Allá donde se miré hay un bello paraje, cuya imagen va cambiando según pasan las estaciones. Un buen punto de partida para realizar rutas de senderismo es el área recreativa de Orgi, desde donde ya se contemplan los robles centenarios


También hay en Ulzama un interesante patrimonio monumental, que incluye las casas blasonadas de Zenotz y Eltso-Gerendiain, la Iglesia de Urritzola-Galain, las tallas marianas de Belate en Alkotz o las antiguas pilas bautismales de Ilarregi y Larraintzar.


Merece la pena acercarse a ver los pueblos de Eltzaburu y Arraitz, y recorrer sus calles contemplando las grandes casas de piedra con cubierta a dos aguas, puertas de medio punto, grandes aleros y amplias balconadas a lo largo de sus fachadas.

Ciervos en la Venta Ulzama, en Navarra
Fuente de la imagen: Venta de Ulzama

Qué comer en el Valle de Ulzama

La oferta gastronómica local es otro de sus principales atractivos. Aquí encontrarás buenas carnes procedentes del excelente ganado de esta tierra, siendo el chuletón su mejor exponente. No faltan platos elaborados con setas y hongos, que son muy abundantes en esta zona.


Y para postre, no dejes de probar la exquisita cuajada, elaborada con leche de oveja y cuajo. Suele servirse en el kaiku, un recipiente tradicional de madera que antaño utilizaban los pastores para ordeñar y cocer la leche. Otros productos característicos de Ulzama son la miel artesanal y la sidra.

Campo de Golf Ulzama, en Navarra
Fuente de la imagen: Golf Ulzama

Atractivos turísticos del Valle de Ulzama

El Valle de Ulzama es un auténtico paraíso para los amantes del turismo rural y de la naturaleza. Se trata del lugar perfecto para evadirse en cualquier época del año, pero de manera especial en primavera y otoño, cuando los colores del paisaje resultan espectaculares.


Para los gourmets, Ulzama es el lugar perfecto para disfrutar de su gastronomía en sus excelentes establecimientos de restauración y para adquirir productos locales como vinos, quesos con D.O., pacharán, embutidos, espárragos, patés, pastas caseras o aceites de calidad.


Si te gusta el golf, en el valle hay un magnífico campo de 18 hoyos, y si prefieres el senderismo estás en el lugar adecuado. Hay infinidad de caminos comunales envueltos en naturaleza que resultan un auténtico placer para los sentidos. También se puede dar agradables paseos a caballo, salir a contemplar los ciervos de la Venta Ulzama o visitar las instalaciones del centro ecuestre Robledales de Ulzama, especializados en doma clásica.


El Valle de Ulzama es un precioso y tranquilo destino navarro para los amantes de la naturaleza.