Los Mallos de Riglos, en Huesca

Belén Valdehita 19 Diciembre, 2017

Los Mallos de Riglos, de gran belleza natural, son un paraíso para escalar en Huesca.

Los Mallos de Riglos, en Huesca
Fuente de la imagen: Turismo de Aragón

Situados en la localidad de Riglos, a 45 kilómetros de la ciudad de Huesca, los Mallos son un curioso fenómeno de la naturaleza que no sólo embellece el término municipal de Las Peñas de Riglos, también atrae a numerosos escaladores y senderistas.


Y es que las paredes verticales de estas moles de roca, que llegan a alcanzar los 300 metros de altura máxima, son muy apreciadas para la práctica de la escalada. En el 2016 fueron declaradas Monumento Natural bajo el nombre de los Mallos de Riglos, Agüero y Peña Rueba.


Se dividen en tres grupos, mallos grandes, pequeños o fils, y cada mallo posee su propio nombre. Suele proceder del nombre de algunas casas de Riglos, como Firé y Pisón; de su forma o color, como el Puro, la Visera, el Colorado o el Cuchillo, o del nombre de personalidades del mundo de la escalada, como el Melchor Frechín, el Roberto Martí "Chichín", el de Mariano Cored o el Don Justo.

Los Mallos de Riglos, en Huesca
Fuente de la imagen: Huesca la Magia

Ruta por los Mallos de Riglos

La mejor manera de conocer los mallos es realizando una ruta circular. Tiene unas dos horas y cuarto de duración, se puede realizar durante todo el año y no presenta dificultad. Tiene su origen y llegada en la población de Riglos. En total recorreremos 5,5 kilómetros, y precisaremos llevar un buen calzado para senderismo, además de agua para no deshidratarnos.


Una vez en el pueblo se puede aparcar el vehículo en cualquiera de los aparcamientos habilitados a la entrada de la localidad y en el centro. Próximo al parking central se halla la Oficina de Turismo, donde hay un gran cartel con la ruta marcada.


Todo el recorrido se halla perfectamente señalizado con marcas azules, y al ser circular se puede realizar en ambos sentidos. Pasaremos por lugares como la Ermita de Santa Cruz, el Centro de Interpretación de Arcaz del buitre leonado, el Mirador de Espinable, el Mallo Aguja Roja, el Mallo Colorao, el Mallo Pison, el Mallo Cuchillo, el Melchor Frechin, el Visera o el Bentuso, entre otros mallos.

Escaladores en los Mallos de Riglos, en Huesca
Fuente de la imagen: National Geographic

Escalar en Riglos

Con una población de poco más de 50 habitantes, es habitual que en la localidad halla más escaladores y turistas en general que autóctonos. Desde hace muchos años, son legión los aficionados a la escalada que han pasado por este pueblo de Huesca para escalar las paredes de los mallos.


En sus paredes verticales existen numerosos “bolos” o cantos rodados, que sirven de apoyo para los escaladores. En la zona hay varios profesionales y empresas de turismo activo que podrán asesorarte.


Los mejores mallos para realizar escalada son el Pisón, el Cuchillo, el Melchor Frechín, la Visera, el Puro, el Firé, el Circo de Verano, el Macizo de Pisón, los Volaos, los mallos pequeños y los Boulders de Riglos. Podrás acceder a la zona de escalada desde el mismo pueblo de Riglos.

Los Mallos de Riglos, en Huesca
Fuente de la imagen: Huesca Turismo

Al margen del deporte de la escalada, los Mallos y el pueblo de Riglos son el destino perfecto para disfrutar de la naturaleza y practicar otras actividades de turismo activo, turismo cultural o turismo ornitológico.

REPORTAJES RELACIONADOS

La Estación de Esquí de Candanchú, en Huesca

La Estación de Esquí de Candanchú, en Huesca

Está situada en el término municipal de Aísa, en Huesca (Aragón), y está considerada la estación de esquí más antigua de España. Y es que Candanchú se inauguró en el año 1928. Hoy en día posee unas mo...

La belleza pirenaica de Castejón de Sos, en Huesca

La belleza pirenaica de Castejón de Sos, en Huesca

En pleno corazón de los Pirineos, en la provincia de Huesca (Aragón), se halla la localidad de Castejón de Sos. Este precioso pueblo del Valle de Benasque, rodeado de un espectacular entorno natural, ...

La ciudad de Huesca, un tesoro de Aragón

La ciudad de Huesca, un tesoro de Aragón

Su origen se remonta a miles de años atrás, pero la ciudad aragonesa de Huesca nos atrapará tanto por su pasado histórico como por ser una villa de lo más vanguardista. En Huesca disfrutaremos de su m...