Montilla: la Ciudad del Vino, en Córdoba

Belén Valdehita

Montilla es una pequeña gran ciudad cordobesa para descubrir en cualquier época del año.

Vista panorámica de Montilla, en Córdoba
Fuente de la imagen: Revista El legado Andalusí

A 40 kilómetros de la ciudad de Córdoba, rodeada de olivos y viñedos, se alza altiva la histórica localidad de Montilla. Famosa por sus vinos y aceites, también destaca en ella su excelente oferta cultural y de ocio.

En esta villa cordobesa se celebran anualmente todo tipo de eventos y espectáculos, además de ser una población rica en palacios, castillos, iglesias, ermitas y otros atractivos monumentales.

Es un lugar que no dejará de sorprendernos, y que merece la pena ir descubriendo poco a poco mientras degustamos sus afamados vinos con Denominación de Origen Montilla-Moriles.

Bodegas Alvear, en Montilla, Córdoba
Fuente de la imagen: Bodegas Alvear

Paseo monumental por Montilla

Un relajado paseo por la ciudad nos permitirá contemplar el maravilloso legado histórico que posee la villa. Si no tienes mucho tiempo, te recomendamos la visita al Alhorí, un granero construido sobre las ruinas del antiguo castillo de El Gran Capitán; a la Casa del Inca Garcilaso de la Vega, del siglo XVI; al Palacio de los Duques de Medinaceli, del siglo XVI; a la Casa-Museo de San Juan de Ávila, del siglo XVI, o a los  palacios del Conde de la Cortina o la Casa de las Camachas.

Si prefieres la arquitectura religiosa, te recomendamos, sobre todo, dos edificios declarados Monumento Histórico Artístico Nacional: la Iglesia de San Francisco Solano, del siglo XVII, y el Convento de Santa Clara, del siglo XVI.

Si dispones de varios días, añade a tu recorrido monumental la visita al Santuario San Juan de Ávila, a la Iglesia de San Sebastián, a la Iglesia de Santiago y al Convento de Santa Ana.

Fuente de la imagen: grancapitangonzalofernandezdecordoba.blogspor.com.es

Comer en Montilla, todo un gustazo

Aún siendo un municipio de tierra adentro, el mar no queda lejos, y en Montilla encontraremos una gran oferta de pescados y mariscos, llegados directamente de Málaga. No faltan en las recetas locales buenas carnes serranas y verduras de sus huertas, que podremos acompañar con los magníficos vinos locales.

Son típicos platos como las alcachofas a la montillana o los riñones al Montilla y también ofrecen en sus restaurantes otras delicias andaluzas, como el potaje de garbanzos, el salmorejo, el gazpacho blanco, el bacalao con naranja picada, una rica croqueta de merluza llamada crispín o los flamenquines.

En cuanto a los dulces, date un capricho, o muchos, porque la lista es larga: pastelones de cabello de ángel, gachas de mosto, alfajores de almendra, borrachuelos, flores, gajorros, roscos, gachas de los Santos… 

Atardecer en Montilla, Córdoba
Fuente de la imagen: La Ruta del Vino Montilla-Moriles

Montilla en septiembre

A finales de verano, cuando los días se van acortando y el calor se reduce notablemente, Montilla se engalana para celebrar la Fiesta de la Vendimia. Declarada de Interés Turístico Regional, es una de las más antiguas de España, y festeja la cosecha de la uva de estas tierras con la que se elaboran los vinos de Denominación de Origen Montilla-Moriles. 

Acércate al barrio de El Gran Capitán para contemplar la tradicional pisa de la uva, con la que se prepara el primer mosto del año, que posteriormente será ofrecido a la Virgen de las Viñas. Otros actos que tienen lugar en estos festejos son la Cata Flamenca, el Concurso de Destreza en el Oficio, la Fiesta del Vino y la Tapa, una exhibición ecuestre y destacadas actuaciones musicales.

Aprovecha durante tu visita a Montilla para conocer sus bodegas y vinotecas, los restaurantes donde el maridaje entre el vino y la cocina tradicional son los protagonistas, los museos del vino, los centros de vinoterapia y otras muchas actividades que giran en torno al enoturismo

REPORTAJES RELACIONADOS