El Faro Multicolor de Okuda en Ajo

Johanna Saldón 20 Julio, 2021

El faro de Okuda, en Ajo, es uno de los más llamativos y divertidos de España y se ha convertido en una atracción turística para todo el que visita esta localidad cántabra.

faro general
www.traveler.es

Es uno de los faros más llamativos y coloridos de España. El Faro de Okuda, en Ajo, es uno de los reclamos más vistosos de la zona donde los turistas acuden divertidos a hacerse fotos. El artista cántabro, Okuda, decoró en verano del año pasado esta construcción del año 1930, reconocida como elemento del patrimonio industrial cántabro.

Fue un encargo de la Autoridad Portuaria de la región y con apoyo explícito del presidente Miguel Ángel Revilla . El faro ocupa una torre de 16 metros, con una altura de 71 sobre el nivel del mar. Okuda ha utilizado 72 tonalidades de color para decorarlo y el efecto que consigue es una explosión de color contrasta con al azul del mar y con el verde del campo.

Históricamente, los faros fueron y son blancos. Pero Cantabria decidió apostar por esta novedad y cubrir con 72 colores el faro de Ajo. En su momento despertó cierta polémica pero hoy su éxito es indudable. Una foto obligada para todos los que están en la zona.

artista y faro
www.eldiariomontañes.es

Polémica con final feliz

La idea de poner tanto color a un faro desató la polémica en la zona y fueron muchos los que se indignaron porque consideraban que el faro tenía que seguir siendo blanco. Pero el proyecto siguió adelante y la obra en cuestión se ha convertido en un éxito y en consecuencia en un atractivo turístico. El coste de la obra ha sido de 40.000 euros.

A pesar de tu cambio, el Faro de Ajo cumple con el informe de señalética marítima que permite que la navegación se siga realizando en términos de orientación por el faro con el mismo nivel de seguridad que anteriormente. Por eso se han pintado tres bandas -dos blancas y una negra- en la cara norte de la torre que la hacen más visible desde el mar y «mimetiza menos el edificio con el fondo que anteriormente».

gruas faro
www.elpais.com

Setenta y dos colores

El artista ha utilizado setenta y dos colores y la técnica de aerosoles para iluminar de setenta y dos maneras distintas este faro, que ha pasado del anonimato a ser el epicentro de una lluvia de críticas y elogios por igual.

El artista cuenta que se ha "inspirado en los animales de Cantabria", representando a su manera un buitre, una cabra, un oso y un lobo. Además de en el mundo animal, Okuda San Miguel también se ha basado en la multiculturalidad para llevar a cabo su obra en el faro.

Donde unos ven una obra de arte, otros ven un atropello patrimonial. Lo que es indiscutible es que el faro de Ajo ya no pasa inadvertido para nadie.

REPORTAJES RELACIONADOS

Los acantilados de Noja

Los acantilados de Noja

Noja es un municipio de Cantabria famoso por sus playas y por su oferta turística. Las dos playas de la localidad se unen por un precioso paseo que transcurre al borde de los acantialados. Se llama el...

Guía de Noja, en Cantabria

Guía de Noja, en Cantabria

La localidad cántabra de Noja se ha convertido en uno de los mejores enclaves costeros del Norte para vivir intensamente los meses de verano, pero también para disfrutar de su excelente oferta turísti...