Calatayud, ciudad monumental de Zaragoza, en Aragón

Belén Valdehita

Un gran patrimonio monumental, buena gastronomía o un bello entorno natural son algunas de las razones para visitar Calatayud. Esta localidad de Zaragoza pertenece a la Comarca de Calatayud, y se halla en la Comunidad Autónoma de Aragón.

Panorámica de la ciudad de Calatayud, en Zaragoza

Situada a una altura de 536 metros sobre el nivel del mar, Calatayud se encuentra a 86 kilómetros de la capital provincial, la ciudad de Zaragoza. A sus habitantes se les conoce como bilbilitanos, y el término municipal incluye las poblaciones de Urbanización Campo de Golf, Embid de la Ribera, Huérmeda y Torres, además del propio municipio de Calatayud.

Clima de Calatayud

El clima de Calatayud es de tipo mediterráneo, pero debido a su situación geográfica también recibe influencias del clima continental. La localidad está situada en el Valle del Jalón, junto a la ladera del Sistema Ibérico, muy cerca de la depresión del Valle del Ebro. Los inviernos en Calatayud son fríos, y los veranos muy calurosos. La temperatura máxima media anual es de 18,7 grados centígrados, mientras que la media mínima al año es de 7,3 grados.

Castillo de Ayyub, en Calatayud, Zaragoza

Qué ver en Calatayud

Calatayud posee un interesante casco histórico, que aglutina una gran parte de los lugares monumentales de la ciudad. En su mayoría son de estilo mudéjar aragonés, y están muy bien conservados. No hay que dejar de acercarse a la Colegiata de Santa María, del siglo XIV, y a la Iglesia de San Andrés, del siglo XV, ambos declarados Monumentos Nacionales. La nuestra de arte mudéjar en Calatayud también incluye el Santuario de Nuestra señora de la Peña, del siglo XIV, que fue restaurado en el siglo XX; la Iglesia de San Pedro de los Francos, del siglo XIV; la Colegiata del Santo Sepulcro o la Iglesia de San Juan, que en su interior alberga varias pinturas de Francisco de Goya.

El pasado musulmán de Calatayud queda reflejado en el conjunto fortificado islámico del siglo IX, que incluye el Castillo Mayor, los Torreones del recinto de la Longia, los restos del Castillo de Doña Martina, la Torre Mocha, el Castillo de la Peña y el Castillo Real o del Reloj. Buenos ejemplos de la arquitectura tradicional aragonesa son la antigua Casa Consistorial o el palacio que se encuentra en la Plaza Erlueta.

Torres de la Colegiata de Santa María, en Calatayud

Gastronomía y hoteles en Calatayud

La cocina tradicional de Calatayud incluye algunos productos locales, sobre todo embutidos del cerdo. Es el caso de los fardeles, que se elaboran con hígado de cerdo y magro de cerdo. En los restaurantes bilbilitanos podremos degustar el Ternasco de Aragón, nombre con el que se conoce en esta tierra al cordero joven. Todo ello se acompaña con verduras de la tierra, como la borraja, y con exquisitas frutas, especialmente melocotones. Una receta muy típica de Calatayud es el congrio seco, cuyo origen se remonta al año 1446. Y no hay que dejar de probar los vinos con Denominación de Origen Calatayud, que podremos catar saliendo de tapas por algunos de los muchos bares de la localidad.

Iglesia de San Andrés, en Calatayud, Zaragoza

La oferta de hoteles en Calatayud incluye el Hotel Domus Selecta Monasterio Benedictino, de cuatro estrellas; los hoteles de tres estrellas Calatayud, el Hotel Mesón de Dolores, el Hotel Castillo de Ayud o el Hotel Puerta Terrer, y el Hotel Fornos, de dos estrellas.

Motivos para visitar Calatayud

Existe una popular jota aragonesa cuya letra dice: “Si vas a Calatayud, pregunta por la Dolores”. Recomendamos no hacerlo, ya que se ha convertido en una broma pesada que los bilbilitanos no suelen llevar bien. Pero, a parte de esto, los habitantes de Calatayud reciben a sus visitantes de la forma más acogedora.

Ermita de San Roque, en Calatayud

En Calatayud quedaremos fascinados con su patrimonio mudéjar, y disfrutaremos de su exquisita oferta gastronómica. No hay que olvidar comprar los famosos adoquines, que son unos caramelos cuadrados de gran tamaño. El entorno natural de Calatayud incluye parajes tan bellos y emblemáticos en la provincia de Zaragoza como la Laguna de Gallocanta o el Monasterio de Piedra. ¿Te lo vas a perder?

REPORTAJES RELACIONADOS

Relajante escapada a Alhama de Aragón

Relajante escapada a Alhama de Aragón

Alhama de Aragón es una localidad zaragozana estrechamente ligada al turismo de balnearios y relax gracias a las benéficas propiedades de las aguas de sus fuentes...

Excursiones faciles en aragon

Excursiones faciles en aragon

Aragón es una de las comunidades autónomas más completas para hacer excursiones en familia y hoy hacemos un recorrido por algunos de los paisajes naturales más espectaculares de la zona. El Parrizal d...