La Ruta del Vino de Rueda

La Ruta del Vino de Rueda es una de las experiencias más completas del turismo enológico en España.

Ruta del Vino de Rueda, en Castilla y León
Fuente de la imagen: GlobalStylus

Surgida en pleno corazón de Castilla y León, la Denominación de Origen Rueda se extiende a lo largo y ancho del margen izquierdo del río Duero. Abarca la provincia de Valladolid y una pequeña parte de las provincias fronterizas de Ávila y Segovia. En total, engloba 13 municipios dotados no sólo de una gran riqueza vitivinícola, también poseedores de un gran legado monumental, cultural y gastronómico.

La singular climatología y la peculiar orografía de esta zona hacen que sus suelos sean los ideales para el cultivo de la vid, sobre todo de la uva autóctona Verdejo. Estas tierras llevan cultivándose desde el siglo XI, y la elaboración de vino ha proporcionado una cultura y tradición que abarca todo tipo de manifestaciones. 

Prepárate para realizar un viaje con el vino como principal protagonista, pero también para disfrutar de todas las experiencias que podrás vivir en torno a él. Sumérgete en los pueblos que hallarás en la ruta, mezclándote con sus gentes, conociendo sus tradiciones  y descubriendo sus joyas monumentales. 

Ruta del Vino de Rueda
Fuente de la imagen: Turismo Medina del Campo

Monumentos y gastronomía

El legado histórico ha dotado a toda esta región vitivinícola de impresionantes monumentos. Allá por donde vayamos encontraremos antiguos monasterios, conventos e iglesias mudéjares, por no hablar de los impresionantes castillos de la ruta. Uno de los más populares es el Castillo de la Mota, en Medina del Campo, que tuvo su mayor esplendor bajo el reinado de Isabel La Católica.   

La gastronomía local es una auténtica vuelta al pasado, a la cocina de las abuelas, pero renovada con un toque muy contemporáneo. Imposible resistirse al lechazo asado, que posee Indicación Geográfica Protegida (IGP), o al cochinillo, que se asan lentamente en horno de leña. Otros valiosos productos autóctonos son los garbanzos de Fuentesaúco, las lentejas de La Armuñas o los frutos otoñales, como hongos y setas. 

Artesanales y deliciosos son los quesos de leche de vaca de esta parte de Castilla y León, leche que también se aprovecha para elaborar rico requesón y una buena cuajada.

Castillo de la Mota, en Medina del Campo
Fuente de la imagen: Leyendas de Castillos

Planes en la Ruta del Vino de Rueda

Como no podía ser de otra forma, una de las mejores actividades para realizar en la Ruta del Vino de Rueda es la visita a sus bodegas, 14 en total. La mayoría de ellas se mantienen tal cómo eran en la Edad Media, con sus intricadas galerías subterráneas. Otras son realmente modernas, contando con todo tipo de avances tecnológicos.  

A lo largo del recorrido hallarás todo tipo de hoteles, restaurantes y tiendas con el vino, y todo lo que le rodea, como principal aliciente. También hay buenas enotecas, balnearios y spas donde se realiza vinoterapia, que incluye todo tipo de tratamientos relajantes y embellecedores.  

Bodegas Mocén, en la Ruta del Vino de Rueda
Fuente de la imagen: Ruta del Vino de Rueda

Todos los veranos se celebran en los pueblos y en las bodegas de la Ruta del Vino de Rueda muchas fiestas populares, visitas teatralizadas, festivales de música y teatro, catas de vino, muestras culinarias y un sinfín de actividades enoturísticas. Consulta las de este año en rutadelvinoderueda.com/es/ y no te pierdas ni un solo evento.