La villa medieval de Pedraza, en Segovia

Belén Valdehita

En la provincia de Segovia, en Castilla y León, existen varias villas medievales. Una de las más populares y mejor conservadas es Pedraza. Se encuentra ubicada en lo alto de una colina, y está totalmente rodeada por una muralla. Pedraza, a la que no le falta un gran castillo, es una de las localidades más turísticas de la provincia, y está considerada como uno de “los Pueblos más Bonitos de España”.


Pedraza posee un clima de tipo mediterráneo, pero con influencia continental. Esto se traduce en unos veranos calurosos y en unos meses de invierno muy fríos, siendo habituales las nevadas. La temperatura media anual es de 10 grados, siendo la media en los meses de verano de 20 grados centígrados y de 2 grados en la temporada invernal.

Todo Pedraza es un impresionante Conjunto Histórico. Paseando por sus calles empedradas iremos descubriendo su magnífico patrimonio monumental. Para acceder a la villa de Pedraza hay que atravesar sus murallas a través de la Puerta de la Villa, la única forma de entrar y salir de Pedraza. Su origen se remonta al siglo XI, aunque fue reconstruida en el siglo XVI. Posee dos grandes portones de madera de álamo negro, que antiguamente se cerraban todas las noches.



Ya intramuros, el monumento que más llama la atención es su castillo, que fue edificado en el siglo XIII y reconstruido en el siglo XV. De nuevo fue remodelado en el siglo XVI, dando lugar, prácticamente, al castillo actual. En el año 1926 el castillo de Pedraza fue comprado por el pintor Ignacio Zuloaga, que lo restauró para que albergara su taller. Actualmente el castillo sigue perteneciendo a la familia Zuloaga y puede ser visitado. En una de sus torres hay una exposición permanente de la obra del artista.




Pero hay otras visitas imprescindibles en Pedraza, como la Iglesia de San Juan, que es de estilo románico pero cuenta con detalles barrocos; la antigua Cárcel, que fue restaurada en el siglo XX y dispone de un museo que reproduce como era esta cárcel durante la Época Medieval, o la preciosa plaza porticada de estilo castellano, que se ha convertido en escenario habitual de películas, series de televisión y anuncios.

La oferta gastronómica de Pedraza atrae a numerosos visitantes, ya que en la localidad encontraremos varios restaurantes de fama donde degustar los tradicionales asados segovianos, tanto de cordero como de cochinillo. Otros platos típicos que bordan en Pedraza son los judiones o el ponche segoviano.




La oferta de hoteles en Pedraza incluye la Hospedería de Santo Domingo, que se encuentra en el número 3 de la calle del Matadero. Se puede reservar habitación en este hotel a través de la página web de Hoteles.net a un excelente precio. Además, registrándonos gratis en la web de Hoteles.net obtendremos descuentos directos de entre un 1 y un 7% en todas las reservas. También se acumulan puntos canjeables para descuentos adicionales en las próximas reservas.

A la villa de Pedraza no le falta de nada. Además de la belleza medieval intrínseca de este pueblo segoviano, de su cuidado patrimonio monumental o de su bello entorno natural, la población de Riaza cuenta con afamados asadores y elegantes tiendas de decoración y de artesanía.



Todos los veranos, en el mes de julio, se celebran en Pedraza los Conciertos de las Velas, que tienen lugar durante dos sábados consecutivos. Ambos días, cuando cae la noche, se apagan todas las luces de la localidad, quedando solamente iluminada por la luz de miles de velas que los vecinos y el Ayuntamiento colocan por todas las calles, ventanas y balcones. A las doce de la noche, y siempre a la luz de las velas, se puede disfrutar de un concierto de música clásica en la preciosa plaza porticada de Pedraza.

REPORTAJES RELACIONADOS

Guía de Cuéllar

Guía de Cuéllar

Cuéllar es una hermosa villa medieval segoviana, poseedora de un gran patrimonio monumental y cultural, y declarada Conjunto Histórico...

El Castillo de Cuéllar, en Segovia

El Castillo de Cuéllar, en Segovia

El Castillo de Cuéllar, o de los Duques de Alburquerque, es sólo uno de los muchos alicientes de esta villa segoviana, pero sin duda el más espectacular...