Pasear por los jardines de La Granja de San Ildefonso

Johanna Saldón 07 Noviembre, 2018

Una de las escapadas más románticas y espectaculares que puedes hacer si estás en Madrid o en Segovia. La Granja de San Ildefonso es un palacio que te traslada a otra época y pasear por sus maravillosos jardines descubriendo fuentes rodeado de naturaleza es un plan que gusta a toda la familia. Recuerda a Versalles y lo tenemos muy cerca de casa.

La Granja de San Ildefonso es un palacio que te traslada al pasado y te hace cambiar de siglo por unas horas. Dar un paseo rodeado de tanta belleza es un plan maravilloso en cualquier época del año. El municipio, declarado conjunto Histórico Monumental, es una de las mejores muestras del esplendor monárquico del siglo XVIII. Su Palacio Real es maravilloso y sus espectaculares jardines recuerdan un poco a Versalles por sus fuentes y esculturas diseñadas por Carlier. Sus 26 fuentes y hasta un laberinto francés harán las delicias de los más pequeños si lo visitan.

La Granja de San Ildefonso

El conjunto urbanístico lo componen el Cuartel de Guardias de Corps, el edificio de las Caballerizas Reales, la Casa de Oficios, la Real Colegiata y el Palacio Real, un pequeño Versalles. Tanto los jardines como el palacio fueron construidos por Felipe V. Había visitado la zona en 1721 y, asombrado por su belleza decidió construir allí su pequeño Versalles.

La Granja de San Ildefonso

Es una excursión de un día preciosa para hacer desde Segovia o Madrid. Está situado a 80 kilómetros de Madrid y tan sólo a 10 kilómetros de Segovia. Las fuentes están en funcionamiento desde finales de marzo a mediados de octubre pero si quieres verlas todas juntas tienes que ir estos tres días que son los únicos del año en los que funcionan todas juntas: 30 mayo, 25 julio y 25 de agosto. El lugar tiene tanto encanto que lo mejor es perderse sin seguir ninguna ruta e ir dejándose sorprender por fuentes y calles de árboles. Es un auténtico jardín botánico con infinidad de especies y donde uno se siente en plena naturaleza. Más de 146 hectáreas de las cuales 67 son auténticos bosques.

La Granja de San Ildefonso

UN LABERINTO PARA PERDERSE

Entre sus espacios más conocidos se encuentra un peculiar laberinto, uno de los más grandes y mejor cuidados que se pueden visitar en nuestro país. Es tan divertido recorrerlo y buscar la salida. Reservad un rato del día para esto porque se tarda más o menos una hora u hora y media en recorrer el laberinto entero. Y si vais con niños pequeños no les dejéis solos porque no es fácil salir. Otro plan es buscar lo que se conoce como "el mar" uno de los dos grandes estanques que tiene el Palacio. Y mientras lo buscas permanece atenta por si aparecen animales, algo muy habitual.

LAS FUENTES MÁS FAMOSAS

Algunas de las fuentes más famosas son los Baños de Diana o la Fuente de la Fama. La gente piensa que están construidas de bronce, pero realmente son de plomo y pintadas de color de bronce para evitar la corrosión. La primera está inspirada en la mitología clásica y es la fuente que mas agua consume de todo el palacio.

La Granja de San Ildefonso

COMER EN VALSAIN

Y para completar el día lo mejor es acercarse a Valsain a degustar los dos platos más famosos y típicos: judiones y cordero. Hay varios restaurantes que ofrecen estas especialidades pero los dos más famosos son Casa Zaca y Martinho. Cocinado en puchero de barro y acompañado de chorizo y oreja de cerdo, los judiones son una delicia que merece la pena probar en esas tierras. Aquí no hay dietas ni excusas. "Donde fueres haz lo que vieres". Un plan precioso si estás en los alrededores de Segovia.

REPORTAJES RELACIONADOS