Los mejores trucos para solucionar problemas en la habitación de tu hotel

Maria Reig 02 Enero, 2020

Por mucho que nos guste viajar y alojarnos en un hotel, a veces nos encontramos con pequeños problemas en las habitaciones de fácil solución si ponemos un poco de ingenio e imaginación. Te los resolvemos en este artículo.

Fuente: Tres Ubres Dobles

Todo tiene solución. Esa máxima también puede aplicarse a los pequeños problemas que pueden surgir en las habitaciones de los hoteles, con soluciones de emergencia, cuanto menos curiosas. Enchufes insuficientes para tantos aparatos electrónicos, las cortinas no cierran correctamente y entra una molesta luz por las mañanas… En hoteles.net te proponemos unos algunos trucos para hacer más agradable la estancia en las habitaciones de hotel.

Fuente: Atlantida Travel

Tarjetas, cargadores y cortinas

Desde hace unos años a esta parte, para que haya corriente eléctrica en la habitación del hotel hay que colocar la misma tarjeta que abre la puerta en una pequeña rendija, con lo que la luz se apaga o el móvil deja de cargar cuando te llevas contigo la tarjeta. En ocasiones los hoteles facilitan dos tarjetas si sois dos personas, pero no siempre ocurre. Además, ¿y si viajas solo? Pues bien, está comprobado que funciona con cualquier tarjeta o cartón cortado a medida.

Si lo que te ocurre es que los enchufes son insuficientes para todos tus aparatos electrónicos, siempre puedes utilizar el acceso USB de la parte trasera de la televisión.

Y si lo que quieres es dormir sin que entre ni la más mínima luz por la ventana de tu habitación, cosa a veces complicada teniendo en cuenta que parece que las cortinas nunca encajan a la perfección, puedes coger una percha con pinzas y unirlas con ella. Una vez hecho esto, si continua entrando luz por el resquicio de la puerta siempre puedes poner una toalla enrollada que la cubra. Conseguirás a la vez un triple efecto, pues tampoco entrará el viento frío ni los ruidos a través de ella.

Fuente: teinteresa.es

Gérmenes y humedad

En nuestra casa hay muchísimos elementos en los que no nos paramos a pensar que pueden estar cubiertos de gérmenes, como el teclado de nuestro ordenador o el teléfono, tanto fijo como móvil. Pues bien, uno de los componentes de las habitaciones de los hoteles más “intocables” son los mandos a distancia de los televisores. ¿Solución? Utiliza el gorro de ducha para enfundarlo y, si no hay gorro, puedes utilizar una bolsa de la papelera o las que cubren los vasos de cortesía.

Otro problema al que podemos enfrentarnos es a la falta de humedad en la habitación debido a lo que puede llegar a resecar la calefacción. Pues bien, puedes montarte un humidificador casero colocando una toalla mojada sobre el radiador. Será mano de santo.

Bebidas siempre frías y otros trucos

En ocasiones, la nevera de la habitación no es lo suficientemente grande o incluso es inexistente. Pues bien, para enfriar todo lo que te vas a beber puedes utilizar el lavabo colocando en él un par de bolsas de hielo y las bebidas. Así estarán siempre frescas y la habitación se mantendrá limpia, pues el hielo se irá derritiendo en el lavabo.

Otros pequeños trucos para hacernos sentir como en casa pueden ser, en el caso de que no haya mesilla de noche para dejar el móvil o las gafas, hacer un bolsillo en el pliegue de las sábanas. O si eres un maniático de los olores, siempre puedes viajar con un ambientador del coche y colocarlo en con una pinza en la rejilla del aire acondicionado de la habitación.

Si no puedes viajar con plancha, como en los cruceros, puedes colgar tu ropa de una percha en el baño y el vapor de agua liberará las arrugas producidas en la maleta. Por último, si te gusta escuchar música mientras estás en tu habitación y quieres amplificar el sonido de tu móvil siempre puedes meter el teléfono en una taza (¡vacía!) y conseguirás aumentar la resonancia.

REPORTAJES RELACIONADOS