Heliesquí, ¿qué es y dónde practicarlo?

El heliesquí es una modalidad de esquí en nieve virgen, fuera de pista, para la que es necesaria tener una buena condición física, una excelente técnica y un helicóptero.

Heliesquí, ¿qué es y dónde practicarlo?
Ski Arias

Para los apasionados del esquí existe una modalidad que ya lleva años haciendo furor en todo el mundo. Hablamos del heliesquí o heliski, que consiste en transportar en helicóptero a los esquiadores hasta altas cumbres que de otro modo serían inaccesibles. Una vez allí se podrá tener la maravillosa experiencia de descender por laderas totalmente vírgenes. Es una actividad que suele realizarse en compañía de un guía profesional, estando prohibido adelantarle durante el trayecto.

Aunque para algunos suene a nuevo, en realidad el heliesquí ya lleva muchos años practicándose. Los canadienses aseguran que esta disciplina comenzó su andadura hace más 50 años en la Columbia Británica, un lugar perfecto para esquiar fuera de pista. Los estadounidenses se atribuyen también su descubrimiento, hace 40 años, en las montañas de Aspen, en Colorado.

Canadá, Suiza, Estados Unidos, Chile o el Cáucaso son algunos de los lugares más solicitados para la práctica del heliesquí. Existen otros países donde también se podría realizar, como Francia o Alemania, pero en los que está prohibido por motivos de seguridad.

En España, concrétamente en Baqueira Beret tienes la posibilidad de embarcarte en esta aventura.En Skicenter Baqueira cuentan con un helicoptero situado en el Helipuerto de Vielha que te transporta hasta la cima de las montañas del Valle de Arán para poder hacer bajadas fuera de pista. Este centro cuenta con guías expertos que cada mañana realizan un estudio de las características físicas y químicas de la nieve para decidir las mejores rutas. Se suele practicar en grupo con un número mínimo de 4 componentes.El centro ofrece, además, la posibilidad de alquilar el material en su SKI- SERVICE, pudiendo elegir entre cinco puntos de recogida así como cambiar el material alquilado las veces que sea preciso, con el fin de poder probar los diferentes modelos a lo largo de toda la semana de esquí. Y si hablamos de una estancia de al menos siete días, Skicenter Baqueira te regala el material durante el sexto y séptimo día. También podrás reservar tus Fortfaits, consiguiendo el mejor precio y evitando colas en taquilla. Los tendrás preparados el día de llegada en tu alojamiento para que tu única preocupación sea esquiar.

Heliesquí, ¿qué es y dónde practicarlo?
Escuela de Esquí y Montaña de Sierra Nevada Al Andalus Activa

Material básico para practicar heliesquí

Los esquís con los que se práctica este deporte son más anchos de los habitual, del tipo de los de que se utilizan para freerider. La práctica del esquí fuera de pista requiere una superficie más ancha para tener mayor flotabilidad en la nieve virgen.

Por supuesto necesitaremos bastones, ropa adecuada, unas buenas gafas para prevenir lesiones oculares y una crema solar con un alto factor de protección, ya que la incidencia del sol en las alturas es mucho mayor.

Actualmente, también se recomienda llevar artículos de seguridad, principalmente para utilizar en caso de aludes, como el ARVA, un aparato transmisor y receptor para ser localizado o localizar a personas sepultadas; palas, para ser usadas en caso de necesidad, y una mochila con sistema ABS Airbag, muy útil también en caso de avalancha de nieve. Convienen también llevar el teléfono móvil.

Heliesquí, esquí fuera de pistas
guides-meribel.com

Normas para practicar heliesquí

A la hora de realizar un deporte como el heliesquí hay que seguir a rajatabla una serie de normas, sobre todo en lo relacionado con el traslado en helicóptero, al que hay que aproximarse por el lateral de babor o por la parte delantera, y siempre agachado.

El material que transportemos, como los esquís o los bastones, hay que llevarlo a rastras, siempre por debajo de nuestras caderas. Y todo el equipo debe ir lo más sujeto posible, sin ningún elemento suelto.

Conviene llevar gafas y la máscara puesta todo el tiempo, ya que el aire que provocan las hélices levanta mucha nieve. No hay que desabrocharse el cinturón hasta que el guía o piloto lo indique; no se deben tocar las ventanas ni intentar limpiarlas de hielo o nieve, y hay que evitar hacer ruidos que puedan confundir al piloto.