La Playa de Es Caná, en Ibiza

Es Caná es una bella cala ibicenca ideal para toda la familia por sus tranquilas aguas.

Playa Es Caná, en Ibiza
Fuente de la imagen: Thomson

La turística localidad de Es Caná, en la isla balear de Ibiza, gira en torno a una playa de arena fina y aguas cristalinas. Recibe el mismo nombre de la población, que está muy urbanizada, con viviendas residenciales y numerosos establecimientos vacacionales. 


La playa se halla ubicada en un tramo del litoral mediterráneo que resulta excelente para la práctica de algunos deportes relacionados con el mar, como la vela ligera, el buceo, la pesca, el esquí acuático o el parasailing, y también ofrece la posibilidad de montar en un velomar o en un banana boat.


Hay un pequeño puerto desde donde salen barcos que realizan excursiones por la costa, y las mejores zonas para pescar se encuentran también en la zona del puerto.

Playa Es Caná, en Ibiza
Fuente de la imagen: Paraíso Balear

Playa de Es Caná

Con una longitud de 300 metros y un ancho de 30, la cala de Es Caná posee forma de herradura, y está compuesta por arena fina y unas aguas cristalinas. Situada a 21 kilómetros de la ciudad de Ibiza, y a seis de la localidad de Santa Eulalia, resulta muy familiar por su poca profundidad, resultando ideal para los más pequeños.


Posee todo tipo de servicios, como sombrillas, hamacas, duchas, aseos o servicio de socorrista. A su alrededor también encontraremos bares, chiringuitos, restaurantes y tiendas.  


Si te alojas en Es Caná, podrás acceder a la playa andando desde tu hotel o aparcamiento. Desde Santa Eulalia puedes llegar en coche, autobús o en ferry

La Font de Morna, centenaria fuente en Ibiza


Propuestas culturales en Es Caná

Para completar un día perfecto de playa, nada mejor que dedicar unas horas a visitar los monumentos y lugares de interés de los alrededores. Es el caso de la Font de Morna, que se encuentra en la carretera a San Carlos. Se trata de una centenaria fuente construida según las características típicas de la zona, y frente a ella hay una antigua casa del siglo XVII que también se puede visitar.


Ya en la cercana población de San Carlos se encuentra la Iglesia de Sant Carles (siglo XVIII), que cuenta con uno de los porches más largos y vistosos de la arquitectura ibicenca.


En Puig de Missa, a seis kilómetros y en un entorno privilegiado, se halla la casa-museo dedicada al barcelonés Laureà Barrau i Buñol.

Ambiente nocturno en Playa Es Caná, Ibiza
Fuente de la imagen: Apartamentos Es Cañé

Comer en Es Caná

La principal oferta gastronómica de la zona gira, cono no podía ser de otra forma, en torno a la cocina ibicenca, aunque no falta una buena variedad de establecimientos de cocina internacional orientada a los turistas que llegan de fuera de España.


La cocina local es muy mediterránea, con gran abundancia de productos del mar y de la tierra. Destacan platos como el bullit de peix, que es pescado hervido, o las ensaladas de crostes con pescado seco. No hay que olvidarse de sus deliciosos embutidos, como el botifarro y la sobressada.


Entre los dulces más típicos, mencionar un pastel de queso fresco llamado flaó, la greixonera, que es una especie de flan, y las orelletes de limón y azúcar.

Mercadillo Hippy de Punta Arabí, en Es Caná
Fuente de la imagen: cafedelmaribiza.es

De compras por Es Caná

Cala Es Caná es un destino muy completo en Ibiza, con su playa, buenas propuestas de restauración y alojamiento y mucho ocio, sobre todo nocturno.


También hay todo tipo de tiendas, tanto para necesidades básicas como para comprar recuerdos, regalos o un capricho. Además, todos los miércoles se celebra el famoso Mercadillo de Punta Arabí, donde podrás adquirir la típica moda Adlib de la isla , artículos exóticos llegados de todas partes del mundo, piezas de arte y objetos de artesanía.