Guía de la ciudad de Cuenca

Belén Valdehita 22 febrero, 2019

Más allá de sus famosas casas colgadas, Cuenca cuenta con un casco histórico que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad, revelándose como una ciudad pequeña pero llena de atractivos turísticos.

La ciudad de Cuenca, en Castilla-La Mancha
descubrecuenca.com

Si de algo puede presumir la ciudad de Cuenca es de poseer uno de los más destacados conjuntos monumentales de España, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Desde luego es una de las ciudades más originales de Castilla-La Mancha, sobre todo por su emplazamiento, entre las hoces de los ríos Júcar y Huécar.

Por este motivo, en la capital conquense no sólo hay muchos monumentos históricos que ver, también existe la posibilidad de recorrer el bello entorno natural que rodea el casco histórico. Otros recomendables planes consisten en conocer las entrañas de esta histórica ciudad o visitar algunos de los museos de la villa.

Dedica tiempo a probar la excelente cocina tradicional de esta villa, y no dejes de realizar una ruta de tapeo por el casco antiguo y por los aledaños de la Plaza Mayor. Todo esto y mucho más lo encontrarás en la Guía de la ciudad de Cuenca que hemos elaborado para ti en Hoteles.net

Catedral de Cuenca
Guías de Cuenca

Qué visitar en Cuenca

  • Casas Colgadas: sin duda es uno de los lugares más emblemáticos de esta ciudad que literalmente se encuentra colgada de varios montes. Antiguamente había muchas casas colgadas en la hoz del río Huécar, pero hoy en día tan sólo quedan tres, y se remontan al siglo XIV.
  • Museo de las Casas Colgadas: el Museo de Arte Abstracto Español se halla ubicado en estas peculiares casas conquenses, y acoge obras de Tàpies, Saura, Chillida, Oteiza, Zóbel, Canogar, Chirino, Feito o Sempere, entre otros.
  • Catedral de Cuenca: su construcción se inició durante la Edad Media siguiendo un marcado estilo gótico francés. El toque de modernidad lo dan unas originales vidrieras que fueron diseñadas por Torner, Rueda, Alfonso y Dechanet a finales del siglo XX.
  • Arco de Bezudo: es uno de los pocos restos que quedan del castillo de la capital conquense, además de una parte de un torreón y algunos restos de la muralla.
Panorámica de Cuenca
descubrecuenca.com
  • Puente de San Pablo: es el mejor lugar de Cuenca para conseguir unas espectaculares fotos panorámicas de la ciudad. El puente original fue construido en el siglo XVI, aunque fue sustituido por uno de hierro en el año 1902. Este puente comunica el casco histórico con el convento de San Pablo, que actualmente alberga el Parador de Turismo.
  • Calle Alfonso VIII: se trata de una de las calles más populares de la villa, y finaliza en la Plaza Mayor. Se remonta al siglo XVIII, y en ella se encuentran dos grandes casonas del siglo XVII, la Casa del Corregidor y la Casa-Palacio de los Clemente de Aróstegui.
  • Ayuntamiento de Cuenca: de estilo barroco, está situado en la Plaza Mayor. Se terminó de construir en el año 1762, fecha que ha quedado grabada en la fachada.
  • Cerro del Socorro: es un magnífico mirador de la ciudad de Cuenca. Se accede a él por una carretera que sale desde la carretera de Palomera, y en lo alto hay un monumento del Sagrado Corazón de Jesús.
Túnel de la calle Alfonso VIII, en Cuenca
Minube

Cuenca subterránea

Bajo la capital conquense existe una ciudad subterránea surcada por túneles, la mayoría de los cuales servían de conducciones de agua durante la Edad Media. El ayuntamiento lleva ya un tiempo fomentando este tipo de turismo que transcurre por túneles de diferentes épocas: el acueducto que transportaba agua por el castillo, la criptas de las antiguas iglesias y los refugios que fueron construidos durante la Guerra Civil.

Una de las visitas más populares es la del Túnel de la calle Alfonso VIII. Tiene 90 metros de longitud y 250 metros cuadrados de superficie, y sirvió como vivienda hasta el siglo XIX. Se puede conocer a través de vistas guiadas y teatralizadas.

Museo de Paleontología de Castilla-La Mancha, en Cuenca
PePeEfe

Qué hacer en Cuenca

  • Ruta por el sendero de las Hoces (SL-CU 10): este precioso recorrido alrededor de la ciudad está perfectamente señalizado con letreros y marcas de pintura blanca y verde. Parte desde el Auditorio, y continúa como una ruta circular, alrededor del casco histórico, durante cuatro kilómetros. Durante su recorrido pasa por el cañón del río Huécar y por el cañón del Júcar.
  • Museo de Paleontología: situado en el número 5 de la calle Río Gritos, en él se pueden contemplar una gran variedad de fósiles procedentes de dos de los yacimientos más importantes del Cretácico europeo: Las Hoyas y Lo Hueco. Para los más pequeños cuentan en el museo con Pepito, que es el nombre que le han dado los ciudadanos de Cuenca a una gigantesca réplica del Concavenator corcovatus, un dinosaurio que medía casi seis metros.
  • Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha: se trata de un estupendo plan para realizar si viajamos con niños a Cuenca, ya que cuenta con numerosas atracciones interactivas. Ocupa una superficie de 6.000 metros cuadrados, y entre sus principales atracciones se halla la máquina del tiempo, en la que se puede realizar un viaje virtual por el Sistema Solar y la Vía Láctea. También hay un planetario, un observatorio y muchas maquetas de marcianos y cohetes, además de dos reproducciones de los módulos de la Estación Espacial Internacional.
Licor Resolí, bebida típica de Cuenca
Queverenelmundo.com

Qué comer en Cuenca

Con toques manchegos y de la Serranía, Cuenca ofrece a sus visitantes una estupenda oferta gastronómica. Incluye platos tan típicos como el ajo arriero, los zarajos, la caldereta de cordero, el morteruelo o el dulce alajú, además de recetas elaboradas con corderos, perdices y truchas. Aquí encontrarás buenos chorizos y quesos manchegos.

Los platos de caza menor son omnipresentes en sus restaurantes, sobre todo los que se elaboran con perdices, liebres o conejos. Entre las recetas más populares se encuentran la perdiz escabechada o el tradicional guiso de judías. También hay guisos cocinados con caza mayor, sobre todo con venado y jabalí.

Puedes maridar todas estas delicias con los buenos vinos manchegos, y rematar la comida con el licor más famoso de Cuenca, el resolí. Se elabora con aguardiente de la sierra, café, esencia de naranja, azúcar y canela en rama. Puedes acompañarlo con dulces como el alajú, los mantecados o los suspiros de monja.

Centro Comercial El Mirador de Cuenca
El Mirador de Cuenca

Salir de compras por Cuenca

Si piensas ir de compras por Cuenca, en la zona del casco histórico, sobre todo en la Plaza Mayor, encontrarás una gran variedad de comercios especializados en artesanía y productos típicos de la provincia conquense. Aquí podrás comprar el popular resolí o el riquísimo ajalú, además de buenas piezas de cerámica. Es muy recomendable la visita al centro de artesanía de la antigua Iglesia de Santa Cruz. Ten en cuenta que casi todas las tiendas de la zona antigua permanecen abiertas los días festivos.

Otra buena zona para ir de compras en la capital conquense es la céntrica calle de Carretería y alrededores. Aquí se pueden encontrar todo tipo de comercios: librerías, tiendas de moda, perfumerías, zapaterías, bazares... Y si te van los mercadillos, todos los martes, desde primera hora de la mañana, se celebra uno en el Recinto Ferial.

Los aficionados a los centros comerciales cuentan con El Mirador de Cuenca, considerado como uno de los mayores centros comerciales de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha. Se encuentra situado en la Avenida del Mediterráneo, y posee dos plantas y dos amplios aparcamientos de acceso gratuito. En él encontrarás un hipermercado, franquicias de moda, tiendas de complementos y calzado o boutiques de ropa de niños, entre otras muchas posibilidades, además de restaurantes, bares y unos multicines.

Ambiente nocturno en Cuenca
Civitatis

Vida nocturna en Cuenca

La noche es un buen momento para hacer una ruta de tapas por Cuenca. Hay tres zonas en la ciudad donde se puede disfrutar de un buen tapeo: el Casco Antiguo, sobre todo los alrededores de la Catedral, la Plaza Mayor y el barrio del Castillo; la calle peatonal de San Francisco, que suele frecuentar la gente joven, y la zona nueva de la ciudad, especialmente las calles Colón, Mateo Miguel Ayllón o Fray Luis de León.

Esta última es una de las más animadas de la ciudad, y cuenta con lugares como la Bodeguilla de Basilio donde, además de grandes tapas, te dan una pretapa. Siguiendo por la calle Carretería y la plaza de la Hispanidad se llega a la calle San Francisco, otra excelente zona para picotear por la noche.

Tras la cena, llega el momento de las copas. Una de las mejores zonas es la de la Estación, que acoge varios disco-pubs con estilos de música muy variados, desde el pop al rock, pasando por la música disco o la alternativa. En el verano podrás disfrutar de las terrazas, y durante todo el año se celebran conciertos en la Sala Babylon. Otra zona con mucho ambiente en Cuenca es la calle Doctor Galíndez, donde hay numerosos bares de copas, pubs y locales de ambiente. La mayoría de ellos abre hasta las 04:00 horas.

Feria y Fiestas de San Julián, en Cuenca
La Cerca

Calendario festivo de Cuenca

  • San Julián: es el día del patrón de Cuenca, el 28 de enero, y las celebraciones que tienen lugar a lo largo de esta jornada son principalmente religiosos, reservándose los actos lúdicos para la feria de agosto.
  • Jueves Lardero: se celebra el jueves anterior al miércoles de ceniza. Este día se acude al campo en familia o con amigos para celebrar una merienda, y supone el arranque del Carnaval de febrero. Incluye actos como los bailes de máscaras y los desfiles de disfraces, el Entierro de la Sardina o el Domingo de Piñata.
  • Semana Santa de Cuenca: declarada de Interés Turístico Internacional, es una de las principales festividades de la ciudad. De gran solemnidad y belleza, su origen se remonta al siglo XVII. Las procesiones transcurren por el antiguo casco medieval, como la de La Borriquilla, la Procesión de la Vera Cruz, la del Perdón, la Procesión del Silencio, la Procesión de La Paz y la Caridad, la del Camino del Calvario, la del Santo Entierro o la Procesión de El Resucitado.
  • Semana de la Música Religiosa: se celebra coincidiendo con la Semana Santa, y también ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional. Es el cuarto festival de música más antiguo de España, y está dedicado a la música sacra. Tanto la Catedral de Cuenca como otras iglesias conquenses se utilizan como escenarios muy especiales y con gran sonoridad.
  • Fiesta del 2 mayo: es un evento muy celebrado en la comunidad castellano-manchega y se festeja encendiendo hogueras y cantando canciones de ronda, serranillas y mayos. En Cuenca se acude en procesión a una romería en la Ermita del Santo Labrador, situada junto al Castillo, llevando la imagen de San Isidro y de su mujer Santa María de la Cabeza. Posteriormente tiene lugar una comida campestre.
  • Fiesta de la Virgen de la Luz: es la patrona de Cuenca, y se festeja el 1 de junio. El día comienza con una ceremonia en la Ermita de la Luz, y termina con una gran verbena. El domingo siguiente al día de la Virgen de la Luz se celebra una procesión que recorre las calles más representativas del casco histórico hasta llegar a la Catedral.
  • Feria y Fiestas de San Julián: tiene lugar la última semana del mes de agosto en un recinto ferial instalado para la ocasión. Incluye todos los actos no religiosos dedicados al patrón de Cuenca, como actuaciones teatrales, un concurso hípico, un desfile de carrozas o una gran variedad de actividades deportivas, además de una gran castillo de fuegos artificiales.
  • Fiesta de San Mateo: es otro de los eventos más populares de la capital conquense, y se celebra el día 21 de septiembre, durando cuatro o cinco días. Su origen se remonta a 1177, año en que Alfonso VIII reconquistó la ciudad, recompensando a sus tropas y a los habitantes de la villa con una gran fiesta. Desde entonces ha quedado la tradición de correr vaquillas enmaromadas por el casco histórico, y también es habitual comer patatas asadas y sardinas o beber zurra.

REPORTAJES RELACIONADOS