Pueblos con encanto: Cañamares, en Cuenca

Cañamares, en Cuenca, cuenta con numerosos atractivos, como sus piscinas naturales.

La localidad de Cañamares, en Cuenca
Fuente de la imagen: Escapada Rural

Situada en la llamada “Ruta del Mimbre”, en la conquense comarca de la Serranía Media, Cañamares es una tranquila localidad castellano-manchega con mucho encanto, especialmente por lo que se refiere a la naturaleza.


Su origen se remonta a la Baja Edad Media, cuando un grupo de soldados procedentes de La Rioja se establecieron en el Valle del Escabas y crearon un pequeño núcleo de población. No es extraño que el patrón del municipio sea San Millán, y que el municipio esté hermanado con la población riojana de San Millán de la Cogolla.


En los meses de verano podremos refrescarnos en sus piscinas naturales, y el resto del año se puede practicar el senderismo por los preciosos parajes que rodean el pueblo, que son también un paraíso para aquellos a los que les gusta salir a por setas y hongos.

Piscinas naturales de Cañamares, en Cuenca
Fuente de la imagen: Senderos esotéricos

Qué ver en Cañamares

Destaca en la población la Iglesia Parroquial de San Millán Abad, de estilo renacentista. Sobre todo llama la atención su bóveda de crucería estrellada, que podremos ver sobre la zona del presbiterio. A lo largo del siglo XVIII se realizó una importante remodelación, que supuso la modificación de la estructura original del templo, alterándose con ello algunos de los elementos originales.


Si nos acercamos a la calle Los Olmos descubriremos una casona de la Edad Media que perteneció a la familia del Cardenal Gil de Albornoz, aunque por desgracia su estado es lamentable, ya que está abandonada y muy deteriorada.

Ruta del Mimbre, en Cuenca
Fuente de la imagen: Escapada Rural

La Ruta del Mimbre

Desde el mes de noviembre a mayo tiene lugar en Cuenca la recogida del mimbre. A lo largo de esa época los campos de la llamada “Ruta del Mimbre” se tiñen de espectaculares tonalidades rojas. Forman parte de esta ruta los pueblos de Cañamares, Beteta, Villaconejos de Trabaque, Priego, Cañizares y Fuertescusa.


A pocos kilómetros de parajes tan bellos como el Parque Natural del Alto Tajo, nada tiene que envidiar los de la comarca de la Serranía, donde el río Escabas y su afluente, el Trabaque, han modelado un paisaje de belleza excepcional en cualquier época del año.  


Dentro de la ruta, Cañamares desempeña un importante papel, ya que es el principal productor de artesanía realizada con el mimbre. Su cultivo en toda esta zona representa el 80% de la producción nacional de mimbre. Así que ya sabes el recuerdo que te tienes que llevar de tu visita a este pueblo de Cuenca.

Recogida del mimbre en Cañamares, Cuenca
Fuente de la imagen: Plamit Cuenca

Las piscinas naturales de Cañamares

El río Escabas surca el término municipal, formando en la comarca las hoces de Fuertescusa y Priego. Justo a la altura del pueblo se forma un remanso de agua, dando lugar a una bonita playa de interior.


Las piscinas naturales de Cañamares ideal para pasar el día en familia, ya que supone un lugar de diversión muy seguro para los más pequeños de la casa. Y todo ello rodeado por hermosos parajes en los que encontraremos zonas de sombra, césped natural donde tumbarse y cómodas escalera de hierro para acceder al río. 


Cañamares es un tranquilo y encantador destino en la provincia de Cuenca que se puede disfrutar en cualquier época del año. 

REPORTAJES RELACIONADOS