La villa medieval de Covarrubias, en Burgos

En la comarca burgalesa de Arlanza, en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, encontramos una encantadora localidad de origen medieval, Covarrubias. Posee un cuidado casco histórico considerado Bien de Interés Cultural, con una excelente muestra de arquitectura tradicional castellana de calles porticadas y casas con entramado de madera.

Esta pintoresca villa recibe su nombre por las cuevas de tonos rojizos que abundan en sus alrededores. Junto con las localidades de Lerma y Santo Domingo de Silos, Covarrubias conforma el llamado Triángulo del Arlanza, de gran interés turístico.

Posee Covarrubias un clima de tipo mediterráneo. Gracias a su situación en el Valle de Arlanza, en una zona protegida los vientos, cuenta con un microclima especial que le proporciona unas suaves temperaturas, perfectas para el cultivo de los cerezos. La temperatura media anual en Covarrubias es de 11 grados centígrados, siendo en los meses de verano de casi 20 grados. La temperatura media en invierno es de 2,6 grados. La precipitación media anual es de 532 mm, siendo agosto el mes más seco, con 25 mm, y mayo el más lluvioso, con 60 mm.

Además de la arquitectura tradicional castellana de casas entramadas, Covarrubias sorprende a sus visitantes con un magnífico patrimonio monumental y cultural. Destacan edificios como la casa de Doña Sancha, una excelente muestra de las típicas casas de piedra con soportales, entramado visto de madera y balconada superior; la Colegiata de San Cosme y San Damián, de estilo gótico, que acoge un panteón donde reposan los restos de las familias más ilustres de la villa, como el conde Fernán González y su esposa Sancha; la Iglesia de Santo Tomás, que en su interior posee un púlpito renacentista y varios interesantes retablos, o el Torreón de Doña Urraca, una edificación mozárabe del siglo X.

También son de interés en Covarrubias los restos de la antigua muralla o el arco del Archivo del Adelantamiento de Castilla, que muestra en su fachada el escudo de Felipe II.

Otro de los atractivos de Covarrubias es su gastronomía, de marcado carácter castellano. En la cocina local tienen un gran peso los productos que se obtienen de la matanza. Este tradicional acto tiene lugar el primer domingo de enero, después de San Antón, y proporciona chorizos, jamones, morcillas y otras delicias del cerdo.

Nada marida mejor con la matanza que el Vino de Arlanza, que posee Denominación de Origen Arlanza. Es ésta una denominación joven, del año 2007, y se otorga a los vinos que se elaboran en el valle medio y bajo del río Arlanza, que abarcan tanto la provincia de Burgos como la de Palencia.

Uno de los mejores postres de la zona es la cereza rachela, que se cultiva en el Valle de Arlanza y resulta muy jugosa y dulce. Entre sus muchas propiedades incluye vitaminas A y C, ácido fólico y minerales como el potasio, el fósforo o el calcio.

La oferta de hoteles en Covarrubias incluye el Hotel Nuevo Arlanza, de tres estrellas, que se encuentra en el número 11 de la Plaza de Doña Urraca. Se puede reservar habitación en este hotel a través de la página web de Hoteles.net a un excelente precio. Además, registrándonos gratis en la web de Hoteles.net obtendremos descuentos directos de entre un 1 y un 7% en todas las reservas. También se acumulan puntos canjeables para descuentos adicionales en las próximas reservas.

Para los aficionados al turismo rural, Covarrubias es una buena opción en la provincia de Burgos. Su patrimonio monumental, su buena oferta gastronómica y su completísimo calendario cultural son sólo algunos de sus muchos reclamos turísticos. Recorrer la villa de Covarrubias resulta muy cómodo, ya que se puede aparcar el coche a la entrada del pueblo y pasear tranquilamente por las bonitas calles y plazas del casco antiguo. Descubriremos que están llenas de agradables rincones, edificios históricos y casas de fachadas blancas entramadas con madera.

Uno de los actos culturales más destacados de Covarrubias tiene lugar durante el otoño. Recibe el nombre de “Pretexto Covarrubias”, y reúne a personalidades iberoamericanas vinculadas con el idioma castellano, sobre todo pensadores y escritores. En este evento han estado presentes figuras tan destacadas como Mario Vargas Llosa, Alberto Vázquez-Figueroa o Lorenzo Silva.