Guía de la ciudad de Burgos

Si todavía no conoces la ciudad de Burgos, no sabes lo que estás perdiendo: grandes monumentos, gastronomía de lujo, gran oferta comercial, numerosas propuestas culturales y de ocio... Y si ya la conoces, seguro que repites.

La ciudad de Burgos
Ciudades Candidatas

Te lo vamos a contar, pero lo mejor es que lo descubras por ti mismo. Y es que la ciudad de Burgos es un destino obligatorio en Castilla y León. Merece la pena recorrer esta histórica villa paseando por sus cuidadas y elegantes calles, por sus grandes paseos y por sus numerosas zonas verdes.

Tendremos la oportunidad de contemplar joyas arquitectónicas como sus Catedral gótica, declarada Patrimonio de la Humanidad. Otros dos lugares de la ciudad también forman parte de las lista del Patrimonio de la Humanidad: el Camino de Santiago a su paso por la villa y los Yacimientos de Atapuerca, ubicado a menos de 10 kilómetros de la capital burgalesa.

Date un homenaje con su reconocida oferta gastronómica, y disfruta de todo lo que ofrece esta localidad castellana. Déjate llevar por nuestra Guía de la Ciudad de Burgos.

Catedral de Burgos
Hola

Qué ver en Burgos

  • Catedral de Burgos: se comenzó a construir en el año 1221, y su fachada es un prodigio de pórticos, torres, agujas y otras maravillosas licencias arquitectónicas. Ya en el interior, no te pierdas la capilla de los Condestables de Castilla, y por supuesto acércate a la tumba del burgalés más famoso de la historia: Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador. Incluye en tu visita un tranquilo paseo por el claustro, considerado uno de los más bellos de España.
  • Arco de Santa María: ésta es una de las doce puertas que la capital tenía en la Edad Media, y hoy en día es uno de sus lugares más emblemáticos. Se trata de un gran arco triunfal que comunica el Puente de Santa María con la Plaza del Rey San Fernando, donde se encuentra la Catedral.
  • Monasterio de las Huelgas Reales: comenzó a edificarse en el siglo XII, y fue terminado en el siglo XIII. Se construyó por orden de Alfonso VIII para la orden cisterciense, y se convirtió en panteón real. También fue elegido como retiro espiritual por las nobles damas de la época. Se trata de un monasterio que ha contado con numerosos privilegios a lo largo de la historia, llegando a depender directamente del mismísimo Papa. El conjunto, integrado por la iglesia, el monasterio y la zona de clausura, está considerado Monumento Histórico-Artístico.
  • Cartuja de Miraflores: este monasterio, situado a tres kilómetros de la ciudad de Burgos, está considerado como una auténtica joya del arte gótico isabelino. En su iglesia hay un espectacular retablo mayor, obra de Gil de Siloe.
  • Iglesia de la Antigua: su nombre completo es Iglesia de Santa María la Real y Antigua de Gamonal, y se encuentra en el barrio de Gamonal, por donde pasa el Camino de Santiago. Se cree que el santuario original se construyó en el mismo lugar donde se halló una imagen de la Virgen en el siglo X. El edificio actual es de estilo gótico de principios del siglo XIV.
  • Castillo de Burgos: situado en el cerro del Castillo, se remonta a la época del conde Diego Porcelos, considerado el fundador de la ciudad de Burgos en el año 884. A lo largo de los siglos ha sido utilizado como fortaleza, prisión, residencia temporal para reyes e infantes e incluso como fábrica de pólvora.
  • Museo de la Evolución Humana: diseñado por el arquitecto Juan Navarro Baldeweg, es uno de los museos más visitados en Castilla y León. Está situado en el Paseo de la Sierra de Atapuerca, junto al río Arlanzón, y es un gran edificio rectangular que se encuentra recubierto en su mayor parte por cristal.
  • Monasterio de Santa Clara: fundado en el siglo XIII, y de estilo gótico, cuenta con una gran influencia arquitectónica de la catedral burgalesa. En su interior destacan los retablos barrocos de su altar mayor.
  • Iglesia de San Gil Abad: se trata de una iglesia gótica iniciada en el siglo XIII que se encuentra adosada a la antigua muralla. Que no te engañe su sobria fachada, porque el interior es espectacular.
  • Museo de Burgos y las Casas de Íñigo Ángulo, Miranda y Melgosa: este museo se halla ubicado en el interior de los palacios renacentistas conocidos como las Casas de Íñigo Ángulo, Miranda y Melgosa. En la Casa Miranda está la sección de Prehistoria y Arqueología, y en la Casa de Iñigo Angulo la sección de Bellas Artes. Próximamente, la Casa Melgosa y los solares del antiguo Cine Calatravas, que aún no ha sido restaurados, acogerán las secciones de Artes Decorativas y de Arte Contemporáneo.
  • Paseo del Espolón: es un precioso paseo arbolado y ajardinado que fue diseñado a finales del siglo XVIII. Comunica el Arco de Santa María con el Teatro Principal, y se le conoce como “el salón” de la ciudad. En torno a él se encuentran antiguos edificios, algunos de ellos construidos sobre la muralla medieval.
Monasterio de las Huelgas, en Burgos
viajeblogevasion.blogspot.com

Comer en Burgos

Burgos ha sido, y sigue siendo, ciudad de paso entre la costa y el interior de la Península. Por este motivo, en su gastronomía convergen tanto productos castellanos como procedentes del Cantábrico. En torno a la ciudad surgen abundantes huertas, que proporcionan magníficas hortalizas. En los alrededores también se pueden encontrar buenas setas, y hay abundante caza.

Todo ello ha dado lugar a una excelente oferta gastronómica y de restauración, en la que predominan, sobre todo en invierno, las recetas de guisos, pucheros y ollas. De hecho, la sopa burgalesa es unos de los platos más típicos, junto con la sopa castellana, la sopa de ajo, la olla podrida o las lentejas. La lista de los productos más populares incluye las morcillas de arroz, el queso de Burgos, el cochinillo, el lechazo y el cabrito.

Para acompañar estos contundentes platos, nada mejor que los afamados vinos de la Ribera del Duero, de fama internacional. Son vinos con Denominación de Origen de color oscuro, con un intenso sabor y mucho aroma. Y para los más golosos, la oferta de repostería es una auténtica delicia. No dejes de probar las perrunillas de manteca de cerdo, las glorias, las yemas o los chevaliers, que son unos pasteles rellenos de nata y cubiertos de almendra.

Museo de la Evolución Humana, en Burgos
atapuercarural.com

De compras por Burgos

Si hay un souvenir omnipresente en las tiendas de regalos burgalesas, ese es la Catedral de Burgos. Aparece en camisetas, imanes de nevera, tazas, platos, llaveros, abanicos, cuadros y todo tipo de recuerdos. Le sigue en popularidad Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador que, además de contar con todo tipo de merchandising, está presente en numerosos libros. Otro buen recuerdo que llevarte es una reproducción de su mítica espada, que llevaba el nombre de Tizona.

Si lo prefieres, puedes llevarte a casa algunos de los productos gastronómicos más tradicionales de la provincia de Burgos, como unas buenas morcillas de arroz, chorizo, cecina, lomo de cerdo, miel, legumbres o el popular queso de Burgos. Incluye también en tus compras algunas botellas de vino con Denominación de Origen Ribera del Duero y Ribera de Arlanza.

Las mejores zonas para hacer shopping en Burgos se encuentran en el casco histórico, entorno a la Catedral y a la Plaza Mayor, donde abundan las tiendas de recuerdos y de productos típicos. En la calle Vitoria se encuentra El Corte Inglés, y hay otro en el Centro Comercial La Moneda, en la calle La Moneda. En esta misma calle están las tiendas de Bimba y Lola, Adolfo Domínguez, Rosa Clara y otros diseñadores nacionales. En la calle Santander se hallan franquicias tan populares como Woman Secret, Mango, Oysho, Blanco, Pull & Bear o Stradivarius.

Castillo de Burgos
Carrera del Peregrino

Burgos de noche

La marcha nocturna en la ciudad de Burgos va por zonas. La más famosa y transitada por los más jóvenes es la llamada de Las Llanas y la Plaza de La Flora, que se encuentran justo al lado de la catedral. Muy cerca, en las calles de La Puebla y San Juan, encontraremos una gran variedad de bares y pubs. Es una buena zona tanto para empezar la noche cenando como para acabarla tomando una copa y bailando.

Cuando los bares cierran, llega el momento de trasladarse a la zona de Las Bernardas. Aquí no encontrarás discotecas, pero sí locales con DJ que cierran bastante tarde. Otra animada zona de ocio nocturno burgalés está en el barrio de Gamonal, y se la conoce como Las Bernardillas. Es un buen lugar sobre todo en verano, porque aquí casi todos los bares, cafés y cervecerías tienen terraza. Es también el lugar de marcha más económico. Y si lo que te gusta son los bares de los de toda la vida, los mejores y más animados se encuentran en el barrio de Vista Alegre, en el barrio de San Pedro y en la zona de Calleja y Zurita.

La lista de los locales más famosos de Burgos incluye el Bardeblás, con una ecléctica oferta musical en la calle de La Puebla; La Pécora, el mejor lugar para los aficionados al Rock&Roll, y cierra a altas horas de la madrugada; El Martinillo, un bar ideal para una cena a base de pinchos y raciones a buen precio, o el Cooper Club, donde sirven cerveza, copas y cócteles al ritmo de la mejor música indie nacional e internacional.

Semana Santa de Burgos
Noticias Burgos

Fiestas de Burgos

  • San Lesmes: la festividad de este Santo de origen francés, famoso por auxiliar a los peregrinos que hacían el Camino de Santiago, abre el calendario de eventos burgalés. Se celebra el domingo más próximo al día 30 de enero, y para su celebración llegan todos los años a la ciudad una representación de las autoridades de Loudun, la ciudad donde nació el Santo. La fiesta incluye una procesión hasta la Iglesia de San Lesmes al ritmo de un grupo folclórico. Ya en la iglesia se realiza una ofrenda al Santo.
  • Carnavales: tienen lugar en el mes de febrero, y en Burgos cuentan con personajes tan populares como la tarasca, los cachidiablos o los chamarrones. Terminan con el tradicional Entierro de la Sardina.
  • La Marza: esta fiesta se celebra el el último día del mes de febrero. Con ella se festeja la primavera que está por llegar. La festividad incluye la realización de hogueras en varios puntos de la ciudad, y alrededor de ellas se come, se canta y se baila.
  • Semana Santa: la sobriedad y la emotividad son las principales señas de la Semana Santa burgalesa. Sus sobrecogedoras procesiones son ya famosas en toda España. Las más populares son la Procesión del Encuentro y el Vía Crucis Penitencial.
  • Romería de la Virgen Blanca: se celebra el último fin de semana del mes de mayo. Comienza en la Iglesia de San Pedro de la Fuente, donde se hallan los romeros, las autoridades burgalesas, las peñas y los grupos de danzas. Desde allí salen todos a pie portando una imagen de la Virgen, a la cual llevan hasta la campa del Castillo, donde antaño se hallaba la iglesia medieval de Nuestra Señora de la Blanca. Tras una misa, se reparte una gran paella para todos los asistentes.
  • Los Curpillos: esta fiesta tiene lugar el último domingo de las fiestas del Corpus Christi, y con ella se conmemora la victoria del rey Alfonso VIII en la Batalla de las Navas de Tolosa. Por la ciudad hay desfiles militares, tras los cuales los burgaleses se trasladan al parque de El Parral, donde tienen lugar diversos actos.
  • Fiesta en honor a San Pedro y San Pablo: la semana del 29 junio se celebra esta festividad burgalesa, una de las más importantes. Incluye todo tipo de actos culturales, conciertos, pasacalles, verbenas, elección de las Reinas, actividades callejeras, ofrendas de flores, cabalgatas, bailes de gigantes...
  • Día del Burgalés Ausente: tiene lugar el día que finalizan las fiestas por San pedro y San Pablo. Declarada de Interés Turístico Regional, con ella se rinde homenaje a todos los nacidos en la ciudad de Burgos que tuvieron que emigrar al extranjero. Los actos de esta jornada festiva se celebran en el Parque de Fuentes Blancas, donde se montan las casetas de las Casas Regionales.