Cuenca y La Rioja, destinos españoles poco conocidos

¿Estás pensando en las vacaciones de verano pero huyes de las ciudades masificadas en esta época? Te proponemos 3 destinos menos conocidos y que disfrutarás sin lugar a dudas.

Cuenca, al ciudad encantada

Quizás te suenen las Casas Colgadas de Cuenca, uno de los principales atractivos turísticos. Pero ¿sabías que a tan solo 32 kilómetros de la capital, en pleno corazón del Parque Natural de la Serranía de Cuenca, se esconde la Ciudad Encantada? Un lugar espectacular donde conocer y aprender el proceso geológico del karst. Gracias a la acción del agua, el viento y el hielo durante siglos, podrás admirar sus caprichosas formaciones con un aspecto muy real de animales, humanos y objetos. Una experiencia inolvidable.

Turismo Castilla La Mancha


Otra visita muy recomendable, y más si se hace con niños, es al Parque Natural de El Hosquillo. Allí podremos observar numerosos especies de la fauna en pleno corazón de la Serranía conquense. Las visitas son reducidas para respetar el ecosistema, por lo que recomendamos hacer una reserva con previsión.

Una propuesta muy recomendable es buscar un hotel en Cuenca donde alojarse y disfrutar tranquilamente de todos estos lugares gracias a su cercanía.  


La Rioja, región del vino

Si vas a La Rioja tienes parada obligada en su capital, Logroño. Allí encontrarás la mayoría de las muestras monumentales y patrimoniales de la Región; y disfrutarás de su gastronomía recorriendo la calle Laurel. El plan perfecto para encontrar alojamiento en Logroño y pasar unos días.

En la ruta por La Rioja tampoco te puedes perder la preciosa localidad de Haro. La ciudad se encuentra a tan solo 47 kilómetros de la capital, por lo que podrás moverte sin problema desde Logroño. Sin embargo, te proponemos hacer una noche de hotel en Haro para conocer esta localidad y sus alrededores.

La Rioja Turismo


Su casco antiguo declarado Bien de Interés Cultural en 1975 te cautivará pero la Ermita de San Felices te sorprenderá. Además, este santuario se encuentra a tan solo 6 kilómetros de Haro y es la ermita donde se celebra la Batalla del Vino cada año. Y por si fuera poco, en 2014 obtuvo el primer puesto en “El Mejor Rincón” de España de la Guía Repsol.