El marinero pueblo de Soto del Barco, en Asturias

Paisajes en tonos azules y verdes predominan en el bello pueblo costero de Soto del Barco.

Soto del Barco, en Asturias
Fuente de la imagen: Construcciones Teito

Lo encontrarás en el concejo asturiano del mismo nombre, en la mancomunidad de las Cinco Villas, y te sorprenderá por su gran encanto. Y es que Soto del Barco es una preciosa y tranquila localidad con un ambiente muy marinero, pero también con una gran tradición agrícola.


Buena parte de sus habitantes se dedica bien a la pesca o a trabajar el campo, siendo muy destacada la explotación local de kiwis, un cultivo en el que el municipio fue pionero a nivel nacional. Y qué decir de las angulas que se pescan en la zona, ¡excepcionales!


Su clima, propio del litoral cantábrico, es suave, templado y bastante húmedo. Para que te hagas una idea, la temperatura media en verano es de 17 grados, y no suele bajar de los 9 grados en invierno. En la zona se da una particularidad climatológica, la habitual presencia de brumas marinas, propiciadas por la singular geografía del concejo.

Soto del Barco, en Asturias
Fuente de la imagen: Escapada Rural

Qué ver en Soto del Barco

Un monumento destaca en esta villa costera, el Castillo de San Martín, que está rodeado por una cerca almenada que baja hasta el río. Posee una torre de tres pisos de planta cuadrada que también está rematada con almenas, además de una serie de construcciones anexas del siglo XIX.


Ilustres y antiguos son el Palacio de Ferrera, del siglo XVI, o el Palacio de la Magdalena, en el barrio homónimo, que fue edificado en el siglo XVIII y actualmente alberga un hotel.


Como sucede en gran parte de Asturias, aquí también encontrarás las típicas casas de indianos. Son muy especiales las de la parroquia de Riberas, donde también se halla la Capilla de Santa Eulalia, que data del siglo XVI.

Castillo de San Martín, en Soto del Barco, Asturias
Fuente de la imagen: El Camino de Santiago desde Asturias - blogger

Gastronomía de Soto del Barco

Como en casi todas las localidades del Cantábrico, la gastronomía de Soto del Barco está basada en la cocina marinera, con platos tan tradicionales como las calderetas, los mariscos o los pescados preparados al horno, a la plancha o en fritura.


El producto estrella de esta zona es la angula, una carísima exquisitez que se pesca en aguas del municipio. Y, de postre, frescos kiwis recién recolectados en el mismo municipio.

Soto del Barco, en Asturias
Fuente de la imagen: Unos amigos de Paradores

Los atractivos turísticos de Soto del Barco

Soto del Barco, como el resto de los municipios del concejo, ha llamado, y mucho, la atención de los turistas en los últimos años, lo que ha conllevado un aumento considerable del número de tiendas, restaurantes y alojamientos en la zona.


Soto posee también un maravilloso entorno natural, marcado por la desembocadura del río Nalón, además de un atractivo patrimonio histórico. Entre las rutas naturales que se pueden realizar están la Ruta del Agua, la Ruta de Santa Eulalia, la Ruta de Sierra Pulide y la Ruta de los Veneros.


No hay que olvidar la proximidad de la playa de los Quebrantos, situada en la cercana parroquia de San Juan de la Arena. Sin duda nos hallamos en un pequeño paraíso natural, algo que no es de extrañar en Asturias.