La estación de esquí de Port del Comte, en Lleida

Comienza la época de los deportes de invierno y hay que ir haciendo planes. La estación de esquí de Port del Comte está situada en la Vall de Lord, en la comarca de Solsonés, en Lleida, Catalunya. Cuenta con unas magníficas instalaciones y una excelente oferta turística y paisajística.

Estación de Esquí de Port del Comte, en Lleida

Las poblaciones más cercanas a Port de Comte son La Coma i La Pedra y Sant Llorenç de Morunys, y la ciudad de Barcelona se halla a 150 kilómetros.

Datos de Port del Comte

Fundada en el año 1973, la estación de Port del Comte está dividida en dos sectores: el Sucre, que es el sector principal y cuya cota máxima es El Querol (2.110 metros), y el sector de La Estivella, que cuenta con la cota máxima del Clot Rodó (2.323 metros). Con más de 40 kilómetros esquiables, Port del Comte disfruta de 37 pistas: siete de baja dificultad (verdes); 11 pistas de dificultad media (azules); 13 de dificultad alta (rojas) y seis para expertos (negras). Posee 256 cañones de nieve y 16 remontes con capacidad para más de 16.000 personas, que funcionan desde las nueve de la mañana hasta las cinco de la tarde, siendo la última subida del telesilla a las cuatro y media.

Port del Comte, en Lleida, durante el verano

Además de poder practicar el esquí y el snowboard, en Port del Comte se puede disfrutar del descenso en trineo; los paseos con raqueta; el nake gliss, un trineo articulado para hacer bajadas colectivas, o los tubbys, que consiste en el descenso por un tobogán colocado sobre en un flotador gigante.

Pero la oferta de Port del Comte no termina con la época invernal, ya que en verano cuenta con un campo de golf de nueve hoyos con campo de prácticas; instalaciones para practicar el parapente; un circuito acrobático para realizar recorridos entre árboles a través de redes, puentes, tubos o tirolinas; camas elásticas y un circuito de aventura adecuado para los más pequeños.

Pista de trineos en Port del Comte, Lleida

Una visita a La Coma i La Pedra

Además de la práctica de los deportes de invierno, podemos aprovechar nuestra estancia en Port del Comte para visitar la cercana población de La Coma i La Pedra. Su magnífico patrimonio monumental incluye lugares como la Ermita de San Lleïr de Casabella, la Ermita de Santa Magdalena o la Ermita de San Cristóbal de los Pasquet, todas ellas románicas. Otros lugares de interés son la Ermita del Roser, la Iglesia Parroquial de Sant Quirze y Santa Julita, la Iglesia de San Saturnino de la Piedra o los restos del antiguo castillo de la Piedra.

No hay que dejar de acercarse al mirador del Querol, que está adaptado para accedan las personas con discapacidades físicas, y visitar las fuentes del río Cardener. La más famosa es la de Puda, de donde manan chorros de agua sulfurosa.

La Coma i La Pedra, en Lleida, Catalunya

Gastronomía del Port del Comte

Siguiendo la línea de la cocina de la Comarca del Solsonés, en La Coma i La Pedra y en Port del Comte se disfruta de una magnífica oferta gastronómica. Entre las delicias que nos ayudarán a reponer fuerzas están los embutidos de esta tierra, elaborados con carne de cerdo y tripa natural, como el donegal (blanco y negro), la longaniza, el látigo, la morcilla y la butifarra blanca cruda. Excelentes son también el requesón y el queso fresco que se elaboran de forma artesanal con leche pasteurizada de cabra, las patatas autóctonas y la gran variedad de setas que se recolectan en la zona.

Port del Comte, en el Prepirineo de Lleida, es una propuesta a tener muy en cuenta para tus próximas vacaciones de esquí.