Un paraíso griego llamado Fira

Capital de la isla griega de Santorini, Fira es un bello pueblo sobre un acantilado con vistas al Mediterráneo.
La localidad de Fira, en Santorini, Grecia
Fuente de la imagen: Grecotour

La capital de la isla griega de Santorini, la localidad de Fira, es el pueblo más importante y el punto habitual de llegada de los turistas. Se encuentra sobre un acantilado, a 260 metros sobre el nivel del mar, y ofrece magníficas vistas de la costa y del volcán que hay bajo el agua.


La forma de llegar a esta villa griega no es la habitual, ya que los barcos no pueden fondear en su puerto. Se quedan a cierta distancia, esperando la llegada de las pequeñas barcas que trasladarán a los viajeros a la isla. Desde el puerto se puede acceder a la ciudad en teleférico, en burro o a pie. Esta última opción requiere subir numerosos escalones durante 30 minutos.    


De aire totalmente mediterráneo, en la población destacan las casas cuadradas y blancas, muchas de ellas con cúpulas azules, además de algunos edificios señoriales con grandes patios interiores.

Catedral Católica de Fira, en Santorini
Fuente de la imagen: Grecotour

Qué ver en Fira

La visita por la capital de Santorini nos llevara a conocer varias iglesias y monasterios, como la catedral de Hypapandi, la catedral de Cristo, el monasterio de Panagia ton Dominikanidon, Panagia tou Rodariou, Agios Minas o la catedral católica.


Para conocer la cultura de la isla, nada mejor que pasarse por el Museo Arqueológico, que se encuentra en el antiguo y cercano asentamiento minoico de Akrotiri. Otro interesante museo en Fira es el Megaron Gyzi, que acoge una gran colección de fotos de la ciudad de antes y después del gran terremoto de 1956.


El puerto de Fira también merece una visita. Además, desde él salen barcos que realizan un recorrido los islote volcánicos de Nea Kameni y Palea Kameni.

Fira, capital de Santorini, en Grecia


Comer en Fira

La gastronomía local es claramente de influencia mediterránea. Sus platos se elaboran con pescados, quesos y carne de cabra, y abundan las ensaladas aliñadas con aceite de oliva. No hay que dejar de probar los vinos locales, además de los yogures y los postres griegos.


Algunos de los restaurantes más recomendables, a precios razonables, son el Naoussa, el Poseidón, el Sphinx, el Flame of Volcano, el Seline o el Alexandria, con precio medio de entre 12 y 20 euros. Se puede comer todavía más barato en el Mama’s Cyclades, donde cuentan con platos combinados griegos desde ocho euros.

Playa de kamari, cerca de Fira, en Santorini
Fuente de la imagen: Me marcho a Santorini

Turismo por Fira

El viajero que llegue a Fira descubrirá el clásico pueblo griego de las islas Cicladas, de casas blancas con ventanas y puertas azulonas, iglesias de cúpulas azules y callejuelas empedradas. Desde la misma ciudad se disfruta de unas maravillosas puestas de sol y de unas excelentes panorámicas del volcán de Santorini.


Tras ir de tiendas por la ciudad y visitar algunos de sus agradables cafés, siempre podemos acercarnos a la playa de Karami, la más cercana a Fira. Es de arena negra volcánica y de ambiente familiar, y suele contar habitualmente con la bandera azul de la Unión Europea. Por las noches hay numerosos pubs y clubes nocturnos donde disfrutar hasta la madrugada.